La amistad en el niño Superdotado

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 11 de enero de 2016.

En este ensayo, me gustaría centrarme en el tema de las amistades, de los amigos y de la socialización de los niños superdotados.

Abstracto

Los niños superdotados, no presentan problema alguno de socialización, al contrario, se trata de niños muy sociables, pero sí que es cierto, que tienen una sociabilidad diferente, y a su vez, presentan prioridades diferentes en su forma de relacionarse y de elegir sus amistades. El niño superdotado busca aprender en cada relación social.

En cada interacción social deben encontrar el sentido de la misma, y deben de producirse estas interacciones, con fuerte carga de significado, de contenido. Estos niños deben de aprender en el otro, para que las interacciones se mantengan en el tiempo, y puedan serlo de saludables a su desarrollo. A través del aprendizale, se produce el desarrollo de la auto imagen y un fortalecimiento del “Self” (del propio yo) del niño superdotado, se produce el desarrollo de su identidad y de su relación con el entorno y con el mundo que les rodea.

Muchos padres creen que hay que enseñar a los niños superdotados a controlar la frustración, y que estos niños necesitan de talleres de autoayuda e incluso de terapia emocional, para poder equilibrar su intensidad o emocionalidad, pero considero que este no es el objetivo, y que lo importante es llegar a conocer la causa de dicha frustración y de cómo se desarrollan las interacciones sociales desde el punto de vista del niño superdotado, y no intentar explicarlas desde una perspectiva externa, y fuera del propio niño.

Considero este tipo de herramientas para el control de las emociones insuficientes,  si no entendemos en profundidad, cómo se produce la sociabilización de estos niños, y cuáles son las causas que desembocan en esta forma diferente de entender la amistad y sus relaciones con los demás. Debemos entender qué las producen y así podremos entender a nuestros hijos y acompañarlos en su desarrollo social y cognitivo. Para ello es importante entender que el desarrollo social, es parte del desarrollo cognitivo del niño superdotado, y debemos ser conscientes del desarrollo cognitivo distinto, entre el niño no sobredotado y el niño superdotado.

-El niño no sobredotado tiene un desarrollo sincrónico en todas las áreas de su desarrollo, es decir,  presentan igual edad cronológica en todas las áreas del desarrollo. Su edad cronológica, coincide con su edad mental.

-El niño superdotado, sin embargo, posee un desarrollo asíncrono en su desarrollo cognitivo, lo que significa que tienen distintas edades mentales para las distintas áreas. Su edad cronológica, no coincide con su edad mental.

Por ejemplo, un niño superdotado con una edad cronológica de siete años, puede tener una edad mental de un niño de 9 años en razonamiento matemático, de un niño de 11 años en el desarrollo del lenguaje, de un niño de 7 años en su desarrollo motriz (es decir, dentro de su edad cronológica), y de un niño de 6 años en su desarrollo social, pero no referido esto a que socialmente estén necesitados de interacciones con niños de seis años, sino a que emocionalmente, pueden demostrar sus emociones como un niño de menor edad, pero argumentar sus discusiones como un niño que está entrando en la adolescencia. Esto es debido a la intensidad con la que estos niños demuestran su emocionabilidad.

El poder ver al niño superdotado, dividido en distintos niveles, o edades mentales, nos ayudará a poder entender de su forma y necesidad diferente de relacionarse y de necesidades de socialización distintas.

A continuación podéis ver en la primera imagen, un desarrollo típico del niño no sobredotado, es decir un desarrollo sincrónico, donde la edad mental del niño coincide con la edad cronológica del mismo.

Screen Shot 2016-01-11 at 23.10.09

Esta imagen que vemos a continuación, es el cuadro de desarrollo asíncrono del niño superdotado, donde vemos como el niño presenta un desarrollo atípico, en distintas edades para las distintas áreas y que no coinciden con su edad cronológica. El borde del círculo, representaría el área donde se situaría la edad cronológica del niño. Observamos que muchas zonas de su desarrollo se encuentran varios años por delante, otras en su edad cronológica y alguna puede situarse inlcuso por debajo de la misma.

Screen Shot 2016-01-11 at 23.10.13

La manera de poder desarrollar las habilidades sociales del niño superdotado, es encontrando interacciones que se encuentren en la edad mental del resto de áreas del propio desarrollo cognitivo del niño.

El niño superdotado necesita de intercambio en sus interacciones. Estos niños no entienden la amistad como el resto de los niños. Para ellos la amistad es aprendizaje e intercambio cognitivo, se relacionan en torno al conocimiento y a los intereses. Su amistad con los otros niños no la entienden desde la misma perspectiva que el resto, y la amistad no significa solo pertenencia al grupo, el pasar tiempo juntos, y compartir situaciones en la escuela o fuera de ella. El niño superdotado, necesita además obtener significado, compartir intereses, y puede ser que demuestre rechazo a un amigo o vecino de la misma edad, o hacia los niños de su clase, porque se aburra de jugar con ellos y no encuentre el estímulo necesario dentro de esta asincronía de edades mentales en el desarrollo que he mencionado arriba.

Si estos niños no encuentran intereses en común en el otro, entonces no se produce el intercambio intelectual en la relación, y la amistad no puede consolidarse.

Ante estas situaciones, es mejor no forzar al niño, y debemos permitir que el niño superdotado juegue solo y disfrute de su solitud, hay estudios científicos que confirman que sobre todo, en el caso de los niños altamente superdotados y los superdotados profundos, que el socializar bajo estas condiciones insuficientes del entorno, les perjudica en el desarrollo, más que el estar a solas, donde ellos pueden desarrollar su rico mundo interior y de pensamiento abstracto en el juego, sin tener que verse en la necesidad de sentirse rechazados o mal entendidos por los niños de similar edad cronológica, ya que esto les causa una mayor ansiedad e inseguridad al sentir aún mayor su diferencia, percibir su soledad real, y de ahí pasen a desarrollar frustración y hasta a tener que reaccionar con agresividad.

Los niños superdotados se relacionan en función a intereses, y puede que el niño superdotado desee solamente socializarse en torno a un niño o adulto en concreto, por la información que obtiene aprendiendo del mismo. Por ejemplo, puede que le guste estar con un niño no sobredotado mientras juegan al Tablet, pero que no le guste jugar con ese mismo niño a montar en bicicleta o a jugar al fútbol. Ya que en esas situaciones no percibe aprendizaje y se encuentra en asincronía.

Se produce una amistad selectiva en el niño superdotado, que se desarrolla en torno a la posibilidad de aprender del otro, del grupo y del entorno.Todo esto porque buscan identificarse en el otro, y para ello deben identificarse cognitivamente en las distintas áreas.

A veces, les puede gustar un niño o amigo un determinado momento o periodo, porque comparten un interés determinado, pero no por eso tiene que gustarle el niño en su totalidad, ni en todos los demás intereses e interacciones (si estos no le aportan intercambio intelectual y emocional), y si estos no están ampliando las zonas de desarrollo asíncrono del propio niño superdotado, ante estas situaciones, es difícil que la amistad perdure.

Los niños superdotados consideran amigos, a aquellos individuos en los que sienten pueden confiar y ser ellos mismos, y de los que aprenden cosas nuevas. Por eso suelen gustarle los niños mayores, o interaccionar solo con adultos, pudiendo los padres llegar a ser sus únicos amigos o incluso sus mejores amigos en las distintas etapas. Esto no debería ser tema de preocupación ni de alarma de los padres. La atención debe focalizarse, no en cambiar al niño superdotado, sino en realizar cambios en el entorno educativo y social del niño, para que puedan desarrollar relaciones duraderas y florezca la amistad. Debe producirse un enriquecimiento en las interacciones del niño superdotado, para que estos pueda relacionarse de manera natural a sus necesidades sociales y cognitivas.

Los niños necesitan de amistades que les estimulen cada una de las áreas de su aprendizaje en el nivel en el que se encuentran, y este intercambio multinivel es difícil que se produzca entre un niño con un desarrollo sincrónico, y un niño con desarrollo asíncrono, de igual edad cronológica, al tratarse de desarrollos y necesidades sociales diferentes.

Conclusión

Debemos entender cómo se produce el desarrollo social del niño superdotado, y no debemos forzar la socialización del niño en el grupo, si no existen interaciones que le ayuden a su propio desarrollo social y de la personalidad. El mundo tiene normas en forma de edades y contenidos, pero el niño superdotado está fuera de todo tipo de formato, y desde esa perspectiva, debemos adaptarnos a ellos, y no al contrario.

Un pensamiento en “La amistad en el niño Superdotado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s