El cerebro del superdotado

Información traducida por Maria Rydkvist en Estocolmo a 29 de marzo de 2016, obtenido en “Gifted Research & Outreach” (http://www.gro-gifted.org/portfolio-items/the-gifted-brain/) det artículo titulado “The Gifted Brain” publicado el 17 de marzo de 2016 por Dr. Nicole Tetreault, Dr. Joanna Haase, and Sharon Duncan  (http://www.gro-gifted.org/wp-content/uploads/2016/03/GRO-article-Phase-1-a-final-3_24_16.pdf)

Introducción

“En una era en la que la sociedad se apresura “por arreglar” cada respuesta y comportamiento que no pueda quedar perfectamente recogido en la categoría de lo “normal”, le estamos haciendo poco favor a los colectivos que se encuentran fuera de la norma. El movimiento de neurodiversidad está facilitando conocimiento y entendimiento de los colectivos de “outlier” es decir, los que quedan fuera de la media o lo son de aislados o minoritarios. Es algo de fuerza mayor e imprescindible desde hace ya mucho tiempo, el poder entender las diferencias en la fisiología del colectivo de “outlier” conocido como superdotados. GRO (Gifted Research & Outreach) cree que este conocimiento es necesario para que no se continúe patologizando el comportamiento atribuíble a la propia superdotación, y de manera errónea prescribir para ello tratamientos que podrían dejar secuelas en el desarrollo físico y psicológico que lo es de esencial para la propia capacidad del individuo superdotado, y para que éste pueda vivir una vida completa y llena de sentido.”

Definición de Superdotación

No existe una definición de superdotación unánime entre los profesionales, aunque normalmente se mide de tres maneras: por el logro (mide lo que una persona “sabe”), el cociente intelectual conocido como CI (mide la capacidad de un individuo para “entender” cosas a diferencia de las cosas que se “saben”) o talento (una habilidad elevada o aptitud a menudo usada para referirse a los atletas o en el campo de las artes). Sin embargo, los individuos superdotados, al igual que aquellos que trabajan junto a ellos, frecuentemente describen la superdotación en términos mucho más amplios. Entienden que la superdotación queda mejor contextualizada en cómo una persona experimenta y responde al mundo que le rodea.  Los individuos superdotados experimentan, procesan y responden al mundo de formas que lo son de cualitativamente diferentes. Es importante destacar que GRO cree que la expresión de la superdotación en términos de eminencia, logro y éxito es algo muy individual. Uno no tiene que ser superdotado para presentar un logro elevado, eminencia o éxito. Al contrario, solo por el mero hecho de ser superdotado, no significa que deberán presentar un logro elevado, eminencia o éxito.

Como organización, GRO apoya la definición de The Columbus Group de superdotado:

”La superdotación es un desarrollo asíncrono en el que la combinación de unas habilidades cognitivas avanzadas, junto con una elevada intensidad, crean experiencias interiores y un nivel de conciencia que son cualitativamente diferentes de la norma. Esta asincronía aumenta cuanto mayor es la capacidad intelectual. Esta singularidad de los superdotados, les hace particularmente vulnerables, y requiere de modificaciones en las formas de educación ya sea la parental, la de los métodos de enseñanza en la escuela, y en las del propio asesoramiento alrededor del niño, para que se produzca un desarrollo óptimo del mismo”.

[…] GRO se centra en entender el funcionamiento del cerebro del superdotado. La investigación en neurociencia apoya la creencia de que los individuos superdotados tienen una mayor capacidad intelectual, emocional, sensorial y motriz.

La neuroanatomía de los individuos superdotados

La neuroanatomía de los individuos superdotados se diferencia de la población general de seis maneras que juegan un papel crítico en la elevación de sus experiencias vitales. De manera concreta, la investigación científica nos confirma que los individuos superdotados poseen:

1. Un volúmen mayor de las regiones cerebrales.

2. Una más elevada conectividad entre las distintas regiones cerebrales.

3. Son cerebros que operan de manera mucho más eficiente.

4. Poseen una mayor sensibilidad sensorial.

5. Con zonas más amplias dedicadas a la inteligencia emocional.

6. Con zonas cerebrales más amplias que responden de manera más activa a los retos.

Los individuos con un cociente intelectual más elevado, tienen mayor volúmen de materia gris en varias de las zonas del cerebro. La materia gris es la parte que usa el cerebro para computar la información recibida y es de lo que se compone el córtex cerebral. Las regioes con un volúmen más elevado comprenden los lóbulos frontales (la capacidad compeja de decisión y la comprobación de hipótesis), los lóbulos temporales (la capacidad de procesamiento auditivo y la interpretación del lenguaje), los lóbulos parietales (el gusto, los cambios de temperatura, la sensación táctil) y los lóbulos occipitales (la información visual). Estas regiones cerebrales con mayor volumen son las responsables de la capacidad de los individuos superdotados de tomar decisiones de manera rápida, especialmente decisiones que requieren de grandes volúmenes de información. Este aumento explica a su vez, la elevada sensibilidad sensorial a los estímulos a la que hacen referencia muchos superdotados.

Es importante explicar y conocer las diferencias fisiológicas existentes en el cerebro del superdotado y la actividad que puede dar lugar a la intensidad de los superdotados y a sus comportamientos, al mismo tiempo que ello nos aporta una visión de cómo los individuos superdotados experimentan el mundo.

Conclusión

A pesar de la investigación y de los muchos estudios existentes y que nos hablan de las implicaciones e impacto psicológico y fisiológico de la superdotación en el individuo, la inmensa mayoría de la comunidad médica y de psicólogos, no son conscientes de cómo la superdotación intelectual impacta de manera global sobre la salud y el bienestar del propio individuo. GRO cree que la causa de esto se debe al hecho de que América continua limitando el concepto de superdotación al mero logro académico. Hasta que la superdotación no sea reconocida y entendida como una experiencia holística de la propia persona, las comunidades médicas y de psicólogos, seguirán realizando diagnósticos erróneos y medicando de manera equivocada a estos individuos.

Referencias

Bernhardt BC, Singer T. The neural basis of empathy. Annu Rev Neurosci.2012;35:1-23. doi: 10.1146/annurev-neuro-062111-150536. Review. PubMed PMID: 22715878.

Colom R, Jung RE, Haier RJ. Distributed brain sites for the g-factor of intelligence. Neuroimage. 2006 Jul 1;31(3):1359-65. Epub 2006 Mar 2. PubMed PMID: 16513370.

Colom R, Karama S, Jung RE, Haier RJ. Human intelligence and brain networks. Dialogues Clin Neurosci. 2010;12(4):489-501. Review. PubMed PMID: 21319494; PubMed Central PMCID: PMC3181994.

Colom R, Burgaleta M, Román FJ, Karama S, Alvarez-Linera J, Abad FJ, Martínez K, Quiroga MÁ, Haier RJ. Neuroanatomic overlap between intelligence and cognitive factors: morphometry methods provide support for the key role of the frontal lobes. Neuroimage. 2013 May 15;72:143-52. doi: 10.1016/j.neuroimage.2013.01.032. Epub 2013 Jan 26. PubMed PMID: 23357078.

Colom R, Haier RJ, Head K, Álvarez-Linera J, Quiroga MA, Shih PC, Jung RE, Gray matter correlates of fluid, crystallized, and spatial intelligence: Testing the P-FIT model, Intelligence 37 (2009) 124–135 19 of 25 © 2016 Gifted Research & Outreach, Inc. All rights reserved. 

Dabrowski K. [Higher emotions and objectivity in evaluation]. Ann Med Psychol (Paris). 1969 Dec;2(5):589-613. French. PubMed PMID: 5374913.

Dabrowski K. [On positive disintegration. An outline of the theory concerning the psychological development of man through unbalanced states, nervous states, neuroses and psychoses]. Ann Med Psychol (Paris). 1959 Nov;117(2):643-68. French. PubMed PMID: 13813649.

Dabrowski K. [The principal dynamisms of disintegration at multiple levels].Ann Med Psychol (Paris). 1961 Feb;119(1):225-34. French. PubMed PMID: 13719256.

Dabrowski K. [Remarks on typology based on the theory of positive disintegration]. Ann Med Psychol (Paris). 1960 Oct;118(2):401-6. French. PubMed PMID: 13719255.

Dabrowski, K. (1972). Psychoneurosis is not an illness. London: Gryf. (Out of print)

Dabrowski, K & Piechowski, M.M. (1977). Theory of levels of emotional development.

Desco M, Navas-Sanchez FJ, Sanchez-González J, Reig S, Robles O, Franco C, 20 of 25 © 2016 Gifted Research & Outreach, Inc. All rights reserved. 

Guzmán-De-Villoria JA, García-Barreno P, Arango C. Mathematically gifted adolescents use more extensive and more bilateral areas of the fronto-parietal network than controls during executive functioning and fluid reasoning tasks. Neuroimage. 2011 Jul 1;57(1):281-92. doi: 10.1016/j.neuroimage.2011.03.063. Epub 2011 Apr 1. PubMed PMID: 21463696.

Gere DR, Capps SC, Mitchell DW, Grubbs E. Sensory sensitivities of gifted children. Am J Occup Ther. 2009 May-Jun;63(3):288-95; discussion 296-300. PubMed PMID: 19522137.

Haier RJ, Jung RE, Yeo RA, Head K, Alkire MT. Structural brain variation and general intelligence. Neuroimage. 2004 Sep;23(1):425-33. PubMed PMID: 15325390.

Haier RJ, Siegel BV Jr, MacLachlan A, Soderling E, Lottenberg S, Buchsbaum MS. Regional glucose metabolic changes after learning a complex visuospatial/motor task: a positron emission tomographic study. Brain Res. 1992 Jan 20;570(1-2):134-43. PubMed PMID: 1617405.

Haier RJ, Schroeder DH, Tang C, Head K, Colom R. Gray matter correlates of cognitive ability tests used for vocational guidance. BMC Res Notes. 2010 Jul 22;3:206. doi: 10.1186/1756-05003-206. PubMed PMID: 20649948; PubMed Central PMCID: PMC2917438. 21 of 25 © 2016 Gifted Research & Outreach, Inc. All rights reserved. 

Jung RE, Haier RJ. The Parieto-Frontal Integration Theory (P-FIT) of intelligence: converging neuroimaging evidence. Behav Brain Sci. 2007 Apr;30(2):135-54; discussion 154-87. Epub 2007 Jul 26. Review. PubMed PMID: 17655784.

Lee KH, Choi YY, Gray JR, Cho SH, Chae JH, Lee S, Kim K. Neural correlates of superior intelligence: stronger recruitment of posterior parietal cortex. Neuroimage. 2006 Jan 15;29(2):578-86. Epub 2005 Aug 24. PubMed PMID: 16122946.

Liu T, Shi J, Zhang Q, Zhao D, Yang J. Neural mechanisms of auditory sensory processing in children with high intelligence. Neuroreport. 2007 Oct  8;18(15):1571-5. PubMed PMID: 17885604.

Nestor PG, Nakamura M, Niznikiewicz M, Levitt JJ, Newell DT, Shenton ME, McCarley RW. Attentional Control and Intelligence: MRI Orbital Frontal Gray

Matter and Neuropsychological Correlates. Behav Neurol. 2015;2015:354186. doi: 10.1155/2015/354186. Epub 2015 May 26. PubMed PMID: 26101457; PubMed Central PMCID: PMC4460198.

Nestor PG, Nakamura M, Niznikiewicz M, Levitt JJ, Newell DT, Shenton ME, McCarley RW. Attentional Control and Intelligence: MRI Orbital Frontal Gray

Matter and Neuropsychological Correlates. Behav Neurol. 2015;2015:354186. doi: 10.1155/2015/354186. Epub 2015 May 26. PubMed PMID: 26101457; PubMed Central PMCID: PMC4460198.

Nestor PG, Nakamura M, Niznikiewicz M, Thompson E, Levitt JJ, Choate V, Shenton ME, McCarley RW. In search of the functional neuroanatomy of sociality: MRI subdivisions of orbital frontal cortex and social cognition. Soc Cogn Affect Neurosci. 2013 Apr;8(4):460-7. doi: 10.1093/scan/nss018. Epub 2012 Feb 15. PubMed PMID: 22345366; PubMed Central PMCID: PMC3624957.

O’Boyle MW, Cunnington R, Silk TJ, Vaughan D, Jackson G, Syngeniotis A, Egan GF. Mathematically gifted male adolescents activate a unique brain network during mental rotation. Brain Res Cogn Brain Res. 2005 Oct;25(2):583-7. Epub 2005 Sep16. PubMed PMID: 16150579.

Ohtani T, Nestor PG, Bouix S, Saito Y, Hosokawa T, Kubicki M. Medial frontal white and gray matter contributions to general intelligence. PLoS One. 2014 Dec 31;9(12):e112691. doi: 10.1371/journal.pone.0112691. eCollection 2014. PubMed PMID: 25551572; PubMed Central PMCID: PMC4281236.

Oishi K, Faria AV, Hsu J, Tippett D, Mori S, Hillis AE. Critical role of the right uncinate fasciculus in emotional empathy. Ann Neurol. 2015 Jan;77(1):68-74.doi: 10.1002/ana.24300. Epub 2014 Nov 21. PubMed PMID: 25377694; PubMed CentralPMCID: PMC4293256.

Olson IR, Heide RJ, Alm KH, Vyas G. Development of the uncinate fasciculus: Implications for theory and developmental disorders. Dev Cogn Neurosci. 2015 Aug;14:50-61. doi: 10.1016/j.dcn.2015.06.003. Epub 2015 Jun 23. Review. PubMed PMID: 26143154.

Piechowski, M. M. (1979). Developmental potential. In N. Co- langelo & R. T. Zaffrann (Eds.), New voices in counseling the gifted. Dubuque, IA: Kendall / Hunt.

Piechowski, M. M. (1991). Emotional development and emotional giftedness. In N. Colangelo & G. A. Davis (Eds.), Handbook of gifted education. Boston: Allyn & Bacon.

Schmithorst VJ, Wilke M, Dardzinski BJ, Holland SK. Cognitive functions correlate with white matter architecture in a normal pediatric population: a diffusion tensor MRI study. Hum Brain Mapp. 2005 Oct;26(2):139-47. PubMed PMID:15858815; PubMed Central PMCID: PMC1859842.

Yu C, Li J, Liu Y, Qin W, Li Y, Shu N, Jiang T, Li K. White matter tract integrity and intelligence in patients with mental retardation and healthy adults. Neuroimage. 2008 May 1;40(4):1533-41. doi: 10.1016/j.neuroimage.2008.01.063. Epub 2008 Feb 15. PubMed PMID: 18353685.

IMG_4677

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s