Los superdotados sí existen

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 20 de abril de 2016.

Los superdotados sí existen. La superdotación existe, y se manifiesta a diario en el niño superdotado, aunque no exista el alto rendimiento o logro escolar. Lo que debemos entender es que lo que no hace la superdotación, ni el niño superdotado, y menos a petición de ningún adulto, es manifestarse en “el formato prefabricado del currículo escolar estándard de la escuela inclusiva”, sobre todo si la motivación y curiosidad del niño superdotado no están mirando a ese lugar.

A la curiosidad y al aprendizaje del superdotado, no se le puede girar el cuello de manera forzada y decirle que mire constantemente hacia el mismo sitio. Si hiciésemos esto, entonces dejarían estos niños superdotados de serlo, y la superdotación desaparecería como elevada capacidad cognitivo-emocional del individuo, porque lo que debemos entender aquí y desde ya, es que la superdotación es libre, “y no se adiestra”, no lleva collar, y que no se la puede enseñar a sentarse en el mismo lugar durante mucho tiempo, y que si hacemos esto, al niño superdotado lo ahogamos y le arrancamos la vida.

Esa es la única verdad.

Los niños superdotados son y existen siempre, pero el currículo escolar, es el que no puede dar respuesta a lo que necesita aprender un niño superdotado. Esta es otra gran verdad.

Creer que la superdotación se va a manifestar de manera incuestionable con alto rendimiento en las nueve asignaturas del currículo escolar, de 8 a 3, y de lunes a viernes, es no ya una utopía, sino un absurdo que demuestra el gran desconocimiento que existe sobre qué es la superdotación y qué o quiénes son los superdotados. Desglosemos.

  1. Los niños superdotados presentan desde muy temprano una cantidad de multitalentos que no se pueden desarrollar ni catalizar bajo lo encorsetado del currículo escolar. Cuanto mayor sea el nivel de superdotación del niño, mayor es el riesgo de fracaso escolar y de bajo rendimiento, ya que mayor es su curiosidad y el ángulo de giro de la misma. Su curiosidad es la que los guía en su aprendizaje, no la escuela. No olvidemos esto jamás.
  1. NO podemos obligar a estos niños superdotados a mirar donde no pueden saciar sus ganas por aprender y su hambre. Los niños superdotados necesitan alimento cognitivo a diario, si la escuela no puede canalizar la velocidad y amplitud de su aprendizaje, no podemos culpar al niño de no saber comer en “el plato único que le servimos en la mesa”.
  1. Lo de que “si los alumnos superdotados no se esfuerzan en la escuela, y no nos demuestran lo que saben con alto rendimiento, pues que entonces para nosotros dejan de serlo, y que para castigarlos, les despojamos de su superdotación, y los negamos como superdotados, por el simple hecho de que su curiosidad necesita de otro alimento, y este no lo encuentran en la comida sin gusto y deglutida que les ponemos en el plato de la escuela inclusiva”, es una afirmación despiadada y fulminadora de la propia infancia y de los derechos educativos y civiles del niño superdotado, cuando no ya de sus emociones. Señores reflexionemos, aún estamos a tiempo.
  1. Los niños superdotados, son niños, no fábricas de talento para el regocijo y enriquecimiento de unos pocos expertos que nos dan una visión de la superdotación deformada y amorfa, donde las mayores víctimas actuales de la misma, son los propios niños y la infancia de los niños superdotados. Bueno, y sus familias, bueno, y los adultos superdotados, porque estamos siendo ofendidos, al vernos negados y expoliados de nuestra propia existencia y superdotación, si no lo hacemos en el formato y bajo el valor que fulanito o menganito han decidido darnos, y en un elevado rendimiento escolar o de logro social.
  1. NO podemos negarles la superdotación a los niños que necesitan buscar “alimento cognitivo” que sacie su sed de aprendizaje fuera de la escuela, y además culparles por ello, y porque la verdad verdadera, es que la escuela inclusiva no es capaz de darles “la dieta que necesitan” para poder saciar sus necesidades alimenticias. Si no comen “la comida preparada” de la escuela inclusiva, los abandonaremos y les amenazaremos con quitarles su superdotación. Espero que la metáfora sea entendible.
  1. Necesitamos encontrar “la dieta adecuada a estos niños”, ya que no pueden alimentarse de lo mismo que el 98% restante de alumnos. Hay niños superdotados profundos que desarrollan verdaderas “alergias alimenticias” al alimento que reciben en la escuela inclusiva.
  1. La superdotación es siempre, y es innata. Muchos de estos niños superdotados, presentan alto rendimiento en talentos e intereses tan complejos de canalizar para la escuela, y en los que se necesitaría de una integración multimodal y de la participación de mentores del mundo empresarial, por poseer un entendimiento del ciclo y funcionamiento de las cosas en edades tan tempranas, y en temas que lo son de adultos, y “ese alimento vital del niño superdotado”, no somos capaces de dárselo ni de proveérselo en la escuela inclusiva, por eso los estamos perdiendo, “no porque no tengan ganas de comer”, sino porque no se está haciendo nada para adaptarnos a lo que ellos necesitan aprender y comer, y queremos que aprendan lo que hemos decidido por ellos y “que coman lo que queramos”, no lo que necesitan.

“Les hemos cambiado la dieta, y al no sentarle bien, les dejamos que sigan vomitando por intoxicación alimenticia ante nuestros propios ojos y que mueran de inanición” Maria Rydkvist

  1. Hoy no es como antes, al niño superdotado no lo podemos engañar con la aparición de internet y de la cantidad de información y de intereses que encuentran en las redes. Se de lo que hablo. Tengo un hijo altamente superdotado de catorce años que desde los doce, hubiese necesitado ya de un profesional experto en programación informática a su lado, junto con un empresario que le introdujese a cómo comenzar su propia empresa, ya que creó sin ayuda y solo, de manera autodidacta, su propio servidor de Minecraft, pensando en su público, creó además una página web para venta de productos VIP de Minecraft y la conectó via Paypal y comenzó a ganar su propio dinero. Montó su propio proyecto empresarial con 12 años.

El desarrollo de esas necesidades y habilidades muchos años por delante de su edad cronológica, no se las podía proporcionar la escuela, tuvimos que poner a su padre en la cuenta de Paypal, ya que lógicamente, como buen superdotado abrió todo por su cuenta y mintiendo sobre su edad, pero a los que somos superdotados, estas cosas  solo nos hacen sonreír, porque “la empiria es la madre de la superdotación”.

A través de la creación y dirección de su propio servidor de Minecraft, pudo conectar a niños de tres idiomas diferentes, de distintos países y ganar su propio dinero para invertirlo en su servidor y en comprar accesorios para poder seguir programando.

Para mi la mejor muestra de su superdotación y de su elevado rendimiento, fue ser testigo, estando en la cola de la montaña rusa en el parque de atracciones, de cómo sin estar “en el trabajo”, le llegaban mensajes por email, informándole de una nueva compra de objetos VIP de Minecraft y de ingresos a su cuenta de Paypal.

Con 38 años que tengo, aún no he conseguido resolver el puzzle de poder estar ganando dinero mientras no estoy sentada en la oficina, mi hijo lo consiguió a los doce años, y la escuela no supo qué hacer con nada de esta capacidad ni con su proyecto, ni con todo lo que les expliqué que esta creación suya significaba y el tiempo y las horas invertidas, bueno si, algo hicieron, un empleado del comedor del colegio le pidió ayuda a mi hijo al enterarse de que es “bueno con el ordenador”, para que le ayudase con la creación de una página web para un equipo de balomano local.

Hoy a los catorce años está aprendiendo japonés a través de videos de series de dibujos por youtube, y sueña con visitar Tokio y poder trabajar allí en el mundo de la programación no solo de juegos de ordenador, sino de todo tipo de soluciones de software hasta para empresas. Ninguna de estas habilidades las ha aprendido en la escuela inclusiva, y serán las que probablemente le resuelvan la papeleta de la vida, si  no lo perdemos en el camino, y extinguimos su motivación. Tengo “un genio” en casa que no encontrará formato para brillar.

Estos niños, se aburren en la escuela y necesitan de tanto, y de todo tan rápido, por ser autodidactas y polímatas, y por aprender de una manera heurística, que están fuera de todo formato y de todo lo que la escuela inclusiva produce a día de hoy entre sus muros.

No podemos entonces culparlos de no comer de esa manzana ya mordida que encuentran en la escuela.

Los superdotados sí existen, siempre, lo que no existe es un currículo escolar que recoja sus habilidades y talentos desde su capacidad de aprendizaje más elevada y heurística, en la que se solapan los conceptos y el aprendizaje lo es de cíclico y entrelazado.

Por cierto.

SE BUSCA: programador informático, director de empresa, agencia de intercambio de estudiantes con Japón, profesor de japonés, puesto libre en empresa que se dedique a gestionar servidores de Minecraft, para chico superdotado profundo de 14 años. Interesados, por favor contacten conmigo.

IMG_0228

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s