The Rydkvist Group y la intuición del superdotado

Artículo realizado por The Rydkvist Group y parte del documento ”Manifiesto del superdotado”

Por: José Manuel Serrano Díaz, Federico Nicolas Ayala Handji, Carlos Rodríguez Cuenca, Santiago Álvarez García, Carmen Malo López Román y Maria Rydkvist

La intuición del superdotado

La intuición en el superdotado es la expresión máxima de su propia capacidad de abstracción. The Rydkvist Group pretende dotar de un mayor significado a la intuición como capacidad cognitiva y para ello pasa a definirla desde una perspectiva científico-fenomenológica.

La intuición como fenómeno en el individuo, es la solución inmediata o instantánea a un problema o cuestión con la existencia de muy poca o de casi inexistente información, que le permite al individuo superdotado realizar las asociaciones necesarias, para componer una interpretación y comprensión holística del entorno, a una velocidad máxima de procesamiento de la información. Se produce una visión instantánea de la respuesta o problema que se plantea, pero también puede definirse la intuición como un proceso de apertura donde se augura la respuesta o solución anticipada, a cuestiones que aún no han sido planteadas, pero de las que se presiente su existencia por la poca información recibida, pero que actúa de antesala cognitiva para esta segunda parte que mencionamos acerca de la intuición.

Se produce así un adelanto cognitivo a modo de leaps o saltos de entendimiento, en el que la velocidad de respuesta y de asociación conceptual, simbólica y emocional es tal, que en ocasiones en base a esta instantaneidad adelantada, aún tratándose de posibles respuestas factibles, no lo son de falsables en el instante en el que se producen, y esta capacidad de pronosticar las respuestas o resultados, no puede ser comprobada en el momento en el que se originan, induciendo en ocasiones al individuo, a pensar que se trata de un error de cálculo, cuando realmente favorece la intuición un presagiar a futuro con la falta de información del presente.

Se trata la intuición entonces, de un trasvase cognitivo-emocional que favorece el flujo translúcido de la información para acertarse a nuevas respuestas o soluciones a los problemas, o adelantarse a la composición de respuestas a nuevas preguntas, en base a una capacidad interpretativa exhacerbada del entorno.

La intuición en el superdotado se convierte así en un sentido crucial para la propia gestión y formulación del mundo de las ideas. Se trata entonces del instrumento que le permite al superdotado, realizar hipótesis mentales sobre las distintas observaciones del contexto, y que al mismo tiempo le induce a teorizar sobre aquello que adivina como factible, por la gran intervención de la intuición en su modo de gestionar y registrar constantemente la información. Desde este punto de vista, se convierte la intuición en una herramienta adelantada, que antecede a la composición de las propias ideas y que induce al desarrollo de las mismas en una u otra dirección bajo un concepto cíclico de la propia distribución del tiempo.

Este vaticinio cognitivo tiene un fuerte componente orgánico y se produce como consecuencia de una sinapsis biológica tridimensional, en la que colidan y se fusionan, sistema nervioso, sistema cerebral y sistema límbico, dando respuestas de ondas máximas en cada uno de ellos, y por lo tanto poniendo en marcha, lo que denominaríamos como proceso de producción de la intuición.

Por una parte, encontramos que el proceso cognitivo-emocional alrededor del desarrollo de la intución, se compondría de momentos de picos de respuesta a los estímulos de la onda P300 sobre el potencial evocado del superdotado, como sistema de sensores de alerta física-nerviosa, que de manera simultánea se interactivan e interactúan con los impulsos cerebrales de transmisión y procesamiento de la información. Se desplegaría así una mayor velocidad de respuesta de transmisión de la misma en el cerebro, cuyo efecto y onda expansiva debido a esta velocidad aumentada de transmisión de la información, da lugar a instantes de multinodalidad máxima entre las distintas regiones cerebrales, que se activan por y para procesar la información transmitida a esta elevada velocidad.

Un proceso que culmina de la mano de un sistema límbico como receptor y procesador de las emociones y de la información recogida por los distintos sentidos, del que podemos destacar la elevada importancia de la capacidad visual que posee un funcionamiento elevado en el superdotado, a la hora de percibir imágenes, y cuya información se transmite en cúspide al cerebro, para su interpretación inmediata y en sinergia innata con el propio sistema nervioso y cerebral.

La intuición sería así consecuencia de una síntesis instantánea: de respuesta de velocidad máxima de transmisión de los impulsos, de transmisión de la información en el cerebro, de multinodalidad e interconectividad máxima del número de regiones cerebrales que se utilizan para el procesamiento de la misma, y donde la percepción de las emociones y de lo recogido por los sentidos en el sistema límbico, se convierte en el procesador, conductor y amalgama del propio proceso de producción de la intuición.

Desde esta perspectiva biológica en la que los individuos presentan diferencias fisiológicas que aumentan la respuesta del organismo al propio hábitat y a la información que perciben del mismo, serían los individuos superdotados los de mayor velocidad de onda P300, los de mayor velocidad de transmisión de la información en las regiones del cerebro, y los de una interpretación más ampliada de lo recogido por los sentidos, y por lo tanto, sería la intuición una capacidad intrínseca e indisoluble a los individuos superdotados.

De esto deducimos, que a mayor capacidad cognitiva o de abstracción, mayor velocidad de respuesta y de procesamiento de la información en el cerebro, y por lo tanto, mayor capacidad de intuición.

La intuición es el destello máximo de la abstracción intelectual y de la percepción sensorial y emocional. Aportándole al individuo superdotado una mayor capacidad innata de respuesta para la interpretación del entorno.

La intuición en el superdotado es por tanto un proceso claramente orgánico como expresión máxima de su propia capacidad de abstracción, del funcionamiento de transmisión de los impulsos, y de la interpretación de su respuesta por el organismo.

IMG_4677

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s