Carta a Lucía Etxebarría y a Ana Pastor

Escrito realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 22 de mayo de 2016

Esta carta va dirigida a dos mujeres con afán de cambio y de protesta.

A raíz de un artículo publicado por “El Periódico” el día 21 de mayo, ha saltado a la arena de discusión en España, el caso de un niño con síndrome de down que para poder continuar sus estudios de ESO (instituto) el año que viene, debe dejar su colegio de siempre y cambiar a otro centro donde existe un aula adecuada para niños con necesidades educativas especiales (UCE-aula especial). Los padres de este niño se han puesto en movimiento para defender los derechos educativos del mismo, y para que así no deba cambiar de centro escolar y pueda seguir en el mismo colegio dentro de su entorno de compañeros y de profesores de siempre. La periodista española Ana Pastor está dando voz de alarma social a esta injusticia a la que deben enfrentarse el propio niño y sus padres.

Lucía Etxebarría (escritora) al igual que yo, es una mujer superdotada que tiene una hija superdotada, en mi caso se trata de tres hijos con sobredotación intelectual y con necesidades educativas especiales, y como madres, luchamos ambas a diario con el sistema educativo existente, para poder darles una educación adecuada a las necesidades educativas específicas de nuestros hijos.

En el día de hoy ha escrito Lucía Etexbarría una carta de contrarrespuesta a Ana Pastor  desde su propio blog, para que a través del caso de este alumno con síndrome de down, se pueda hacer la comparativa a la injusticia y desidio que sufren los niños con sobredotación intelectual en el sistema educativo español, donde no son atendidos.

Desde aquí indicar que las injusticias a los niños superdotados se reproducen en la mayoría de escuelas, de la mayoría de países del mundo.

En el caso de mis hijos, no se trata ya de un primer cambio de escuela como el caso de este alumno con síndrome de down, para así poder seguir sus estudios en un aula adaptada a sus necesidades, sino que los cambios de escuela se suceden y son necesidad vital en nuestra familia, para poder así mantener la salud emocional y psíquica de nuestros hijos, y para defender la educación y bienestar de unos alumnos superdotados a los que nadie quiere en sus centros escolares.

Mi hijo mayor de 14 años, ha asistido a cinco centros infantiles diferentes y a cinco colegios de primaria y secundaria distintos. Ha realizado 10 cambios de centro escolar. Solamente hemos conseguido un salto de curso y que al cumplir los años en noviembre, exista casi una diferecnia de dos años con los compañeros de su clase. NO ha recibido ningún tipo de adaptación curricular en la escuela, solamente el salto de curso tras el desgaste de los padres por defender su salud y bienestar en la escuela todos estos años. Actualmente, la atención a su superdotación intelectual la damos por perdida. Los primeros cambios de centros y diálogos con la escuela se sucedieron en España.

Mi hijo mediano de nueve años, ha asistido a cinco centros infantiles diferentes, de dos de ellos, nos recomendaron marcharnos, uno de ellos un centro Montessori, se ha saltado un curso de infantil y está en tercero de primaria con un año menos. Se muere del aburrimiento desde hace siete años, tiene tics, somatizaciones, ansiedad, y ha perdido toda motivación por el colegio. El viernes tuve una reunión con la directiva del colegio, de la que una vez más salí llorando de impotencia y de nuevo estoy buscando cambio de colegio para él ante tanta incomprensión y falta de proactividad de los adultos.

Con mi hijo pequeño de cinco años que lleva negándose a ir a la guardería cada día desde los dos años, estamos intentando que empiece el colegio un año antes para que por lo menos una vez allí, podamos reclamar otro tipo de cosas y estemos ya dentro del sistema de educación primaria. A su edad ha tenido tres cambios de centro infantil.

Las injusticias a la infancia no deben medirse, ya que lo injusto lo es siempre por el mero hecho de no serlo de justo, pero hay familias de niños superdotados que estamos en esta lucha haciendo todo lo posible y lo imposible por nuestros hijos y sus derechos, y hemos llegado como en mi caso, ya a salir solos al escenario y del armario, dejando atrás todo pudor, reconociendo hasta nuestra superdotación profunda en lengua castellana, siendo además mujer, para que mis hijos y los hijos superdotados de los demás, puedan tener unas expectativas educativas adecuadas y lleguen a ser felices en la escuela.

Te entiendo Lucía, no sabes cuanto, y Ana Pastor, a ver para cuándo levantamos el teléfono y nos llamas para que te contemos de primera mano como estamos, y así nos apoyes también a nosotras en esta lucha en la que los cambios de centro son solo el resultado de la falta de empatía hacia el colectivo de niños superdotados.

Lucía, cambiaremos las cosas para los superdotados, de eso estoy segura, lo visiono. Ya dejé de contar los cambios de centro, solo veo soluciones y que ganamos la batalla, confía en mi.

Quería además comentarte, que las vivencias con hijos superdotados son similares independiente del lugar donde se viva, y que lo que pasa no es solo problema de España, ya que en mi caso, el sistema educativo sueco no tiene ningún tipo de experiencia ni metodología específica para poder atender a los niños superdotados, y toda lucha o cambio, queda en manos de las acciones que los padres de estos niños inicien para poder ayudarlos en el sistema escolar. Algunas familias suecas con hijos superdotados, ante la desesperación, malestar y fracaso escolar de sus hijos altamente superdotados, han dejado sus hogares y empleos en Suecia, para poder trasladarse a Dinamarca donde sí existen unas cuantas escuelas exclusivas para niños y jóvenes superdotados, y donde además se atiende la parte emocional.

Las familias y los niños superdotados se están volviendo “verdaderos refugiados educativos”, dejando tras de sí no ya su antigua escuela, como es el caso de este niño con síndrom de down, sino todos los recuerdos y red de conocidos de toda una vida, para poder darles una educación adecuada y mantener la salud física y psíquica de sus hijos e hijas superdotados.

Los alumnos superdotados deben desarraigarse a menudo de sus escuelas, de sus entornos y de sus conocidos, porque los estados y los centros educativos no son responsables con su educación y los desatienden.

El mero hecho de la desatención educativa de estos alumnos es un delito, y se trata del mayor bullying social a la infancia al que estos alumnos superdotados se ven sometidos, el cual proviene en primera mano de los responsables y docentes de los colegios, que no quieren ver la realidad y que llevan a las familias y a los alumnos superdotados a límites insospechados, por su falta de responsabilidad y de consideración con nuestros hijos.

El mundo no sabe del daño tan tremendo que se le está haciendo a las infancias de los niños superdotados del mundo. Tal dolor, no deben padecer las familias de otros niños con necesidades educativas específicas por algún tipo de trastorno o déficit del aprendizaje, ya que existe toda una red de recursos en el sistema, y lo más importante, la sociedad, y los directores y docentes de los centros educativos, se han solidarizado con estas causas y perdido los prejuicios y cumplen la ley, no siendo así hacia el niño o niña superdotado y hacia sus familias. Nosotros no importamos, estos niños superdotados “no existen”, y además se abusa de sus derechos y de la paciencia de los padres.

En la mayoría de países, la ley escolar dice una cosa en relación a los alumnos superdotados, pero la realidad escolar de los niños superdotados en el mundo es totalmente otra, están abandonados en el sistema.

En el caso de los niños con síndrome de down, ley escolar dice una cosa, y la realidad escolar de estos niños se adapta y se despliega según lo acordado en la ley, que se cumple y se respeta en la mayoría de escuelas del mundo.

En ambos casos se trata de los derechos de la infancia de nuestros niños y de sus necesidades educativas. Pero aún se piensa que los niños superdotados son un tipo de élite y que “sobreviven al sistema” si es cierto “que son tan inteligentes”…¡maldita ignorancia!

Ese tipo de prejuicios sociales son los que realmente influyen y hacen que no se cumpla la ley educativa que rige la educación de los alumnos con sobredotación intelectual. Las infancias de los niños de ambos colectivos no tienen el mismo valor, y se sobrepone la infancia y las necesidades de un colectivo a los del otro. En la actualidad se descarta y deshecha la infancia, los derechos y el respeto por los niños y niñas superdotados del mundo.

Las injusticias ante la infancia y ante los derechos y bienestar de los menores no pueden ser comparativas, se trata de injusticias, y a cada una se le debe dar la arena y la solución correspondiente.

Desde aquí una vez más mantengo mi postura de que los niños con sobredotación intelectual, tengan y asistan a aulas y centros específicos con docentes y personal formado en la investigación reciente y teorías relacionadas con las necesidades emocionales y del aprendizaje de los alumnos con sobredotación intelectual, y que a estos niños se les de la oportunidad de poder relacionarse a diario en la escuela con otros niños superdotados.

Cualquier otra propuesta, sigue siendo insuficiente y daña a estos niños y a sus familiares.

Hasta aquí la explicación y presentación de la injusticia que tanto Lucía Etexbarría como yo defendemos, y por la que los padres de los superdotados del mundo luchamos cada día, ya que tal y como decía C.G. Jung (médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo):

“Los niños superdotados son el fruto más hermoso del árbol de la humanidad, a la vez son los que corren más grande peligro, pues cuelgan de sus ramas más frágiles y con frecuencia se rompen”

A Lucía y a Ana

Con cariño, María

foto linkedin

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s