La creatividad, el insight, el angst y el flow del superdotado

Artículo realizado por “The Rydkvist Group” como parte de su manifiesto del superdotado. Publicación realizada en Estocolmo a 9 de julio de 2016.

Para poder entender la creatividad del superdotado es necesario conocer el sentido de los elementos que la conforman en estos individuos, ya que esta es producto del “insight”, del “angst” y de la intuición. Es necesario desglosar los pasos que conforman la creatividad del superdotado, para poder explicar el significado del propio acto creativo o “flow” en estos individuos.

El “insight”

La introspección o insight del superdotado, es un proceso de introspección o viaje al interior del propio individuo, que le provee de un sentido de perspectiva en capas o de niveles diferenciados de conciencia. El insight surge como forma de conocimiento circular y cíclico. De fuera hacia adentro, y de dentro hacia fuera. Es un momento atemporal.

El insight es una forma de catalizar, reflejar y razonar la información y los estímulos recogidos tanto del entorno, como aquellos obtenidos por la realización y efecto del propio proceso de introspección intelectual. Estos estímulos o introspecciones holográficas, pueden procesarse de manera intrínseca, o incluso llegar a tener manifestaciones extrísencas al propio individuo en formatos diversos, que canalizan y reproducen la creatividad, la cual es producto y resultado del propio proceso de insight. A mayor capacidad de insight, mayor capacidad creativa.

En muchas ocasiones se convierte el insight en un procedimiento en el que se desglosan las ideas y las emociones, para poder identificarlas, calificarlas, y sobre todo, procesarlas y combinarlas, de manera asociativa, y obtener composiciones heurísticas de pensamientos y rememoraciones senso-emocionales. El proceso de insight se convierte así en una holografía en la que se plasman ideas y vivencias, formando un núcleo compacto intelecto-emocional que inicia y da paso a la propia creatividad.

El insight es la fuerza previa a la propia creatividad y posee una función de engrase y despliegue de la misma.

A su vez es el insight una introyección en búsqueda de una visión y entendimiento de la realidad emocional y física, que a modo de síntesis de la capacidad de abstracción y gracias al uso de la misma, consigue así el superdotado avanzar en la capacidad de comprensión y de encaje de los elementos que conforman el mundo y el propio mecanismo de insigth.

El insight es un proceso de progreso evolutivo en la comprensión del mundo y de las emociones e ideas que lo conforman.

Es por ello, que se trate de una especie de conciencia universalizada del propio individuo, que le permite mirar hacia el interior de su propia conciencia a modo de “ojo que todo lo ve”, para así desglosar la misma en subconciencias especializadas en el mundo de lo observable y palpable, en el mundo de lo emocional y sensorial, y en el manejo y desplazamiento de lo cíclico de la realidad abstracta del propio individuo.

El insight es un “ojo cognitivo” que observa en todas direcciones, un autodescubrimiento”.

El superdotado se convierte así en parte indisoluble de la realidad metafísica y ontológica del propio cosmos, y a la que el individuo superdotado se conecta de manera elíptica y eterna a lo largo y ancho de su ciclo vital gracias a su elevada capacidad introspectiva o insight.

El “angst” o angustia del superdotado

La creatividad es el resultado y canalización de esa introspección o insight,  y además va de la mano de lo que se conoce como “el angst” o “la angustia” del superdotado.

La creatividad del superdotado es a su vez el resultado de este “angst”, es decir, de su pulsión vital e intensidad emocional. La creatividad en cierto modo, “busca y sorprende” al individuo superdotado, ya que su aparición es espontánea en base a una intensidad emocional que la dirige y perfila, y que necesita encontrar un canal por el que poder destilarse.

El insigth es la energía que da lugar al despliegue de la creatividad, pero “la creatividad se convierte en la manera por la que el propio individuo superdotado puede llegar a vomitar su angst o mundo emocional hacia el exterior”, el canal por el que poder dar salida a su “pus vital”, para darle así a la creatividad un formato en el mundo de lo físico o en el mundo de las ideas.

La creatividad es la expresión a modo de trazos, del mundo interior y emocional del superdotado, el cual, para poder procesar esta emocionabilidad, necesita alejarse del contacto social, de lo mundano, para poder crear en una especie de viaje cognitivo que lo aleja de la rutina y que lo desplaza de su zona de confort. En este procedimiento de destilación de las emociones, el individuo superdotado se aísla de las opiniones de los demás y solamente escucha la melodía de su propia fuerza y llama interior, desde un estímulo intrínseco, que le pide formato a modo de “exorcismo cognitivo-emocional”, para poder así comunicarse con sus emociones y conectarse con el mundo exterior.

La creatividad está íntimamente relacionada con la intuición, ya que en numerosas ocasiones la creatividad se convierte en un proceso que presagia o visiona pasos posteriores en la solución a un problema, o en el entendimiento y análisis de las situaciones.

La creatividad es la antesala a la realidad en la cual se desarrolla el acto creativo.

En el caso de los individuos superdotados, la creatividad es a su vez la expresión de esta intuición que les aporta y anticipa una comprensión holística de los conceptos, y que “expectora” el yo del superdotado.

La parte emocional es “impulso y química” de la propia creación y del propio proceso creativo, siendo la creatividad la reacción a estas emociones que se alimentan de múltiples focos interconectados, entre ellos el de la capacidad cognitiva, y que van aportando firmeza y guían hasta su complexión, la duración del propio momento creativo.

 ¿Qué es el “flow” del superdotado?

 “El mundo cobra nuevas formas en momentos emocionalmente turbulentos y se recrea una realidad diferente que hace abandonar toda esa vorágine emocional y entrar en un estado zen. Este estado de desdoblamiento de lo mundano y terrenal durante el acto creativo se denomina flow.”

El flow es un estado de pasión y absorción del individuo superdodato que se produce durante el instante o momento creativo. El flow es un estado vital en el que se produce el aprendizaje supremo del superdotado y durante el cual el individuo se desconecta de forma total con el medio externo, entrando en un estado de “semi-trance cognitivo”, en donde espacio y tiempo parecen difuminarse.

El flow es una sensación durante el acto creativo que hace de placebo latente y permite un estado de levitación de los sentidos, que de la mano de la cognición, participan y moldean el propio proceso de producción.

En este efecto de “éxtasis creativo”, llega el superdotado a perder toda noción del tiempo y a desplazar su conciencia en una contienda fuera del mismo, situándolo en una parada real del tiempo y aplanando éste de manera consciente por la embestida de la propia sensación del flow, en el que incluso desaparece la sensación de apetito, de cansancio o de sueño, y donde el individuo superdotado puede permanecer en este “estado de trance” durante prolongadas sesiones de numerosas horas, sin llegar a perder su elevado nivel de concentración.

Esta congelación del tiempo y de las necesidades corporales se puede prolongar de manera consciente hasta la finalización del periodo creativo.

El flow va de la mano de esta avidez por aprender y de la necesidad de expresar las emociones en diversos canales y de manera prolífica. El superdotado es un individuo prolífico, que está constantemente creando en distintos formatos sea cual sea el campo, tema o materia, y pueden serlo igualmente prolíficos hasta en lo relativo a la vida cotidiana y personal.

El flow sería a su vez sinónimo de un estado de insight máximo donde se alcanza “el esplendor cognitivo”. Es un atrape cognitivo y sensorial donde todo se sublima y se ve el interior de los sentidos. El flow es un verdadero orgasmo cognitivo para el individuo superdotado. De hecho, lo traslada a un mundo paralelo donde la creatividad cobra vida y las incógnitas se reorganizan ante sí, reconstruyendo nuevos contornos. Es una ralentización del tiempo por efecto de un mundo metamórfico que necesita ser expresado.

El “flow” del superdotado se trata de algo fisiológico tanto físico como mental, que desencadena múltiples formas, estímulos o necesidades personales con una conexión directa y multipolar. Es cognición pura manifestada por ese yo expectorante en una realidad paralela.

El flow se consigue cuando se “desconecta” el cerebro de la parte física del mundo, y pasamos a la parte “platónica” o mental. El flow desata una sensación de bienestar que acompaña al ser que la experimenta. Es una sensación de “conciencia entrópica que ordena las energías mentales”.

 El flow bloquea cualquier entrada exterior de sensaciones, de emociones, porque se ha centrado la energía en un plano diferente y paralelo.

Desaparece así la propia conciencia del YO, y el superdotado se despliega “fuera” de su cuerpo, aludiendo a una experiencia de “conciencia alterada” que dista de lo que experimentamos a diario en nuestra propia experiencia consciente.

The  Rydkvist Group  © 2016

IMG_4677

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s