El altamente superdotado

Ensayo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 17 de julio de 2016

Abstracto:

Llevo un tiempo en el que deseaba hacer un pequeño ensayo, que tratase de varios temas que afectan al individuo altamente superdotado, y que le brindan unas características diferenciadas de los individuos moderadamente superdotados, que nos pueden ayudar a entender sus comportamientos e identificación dentro del colectivo de superdotados.

Deseo indicar que la superdotación y la inteligencia no son lo mismo, y en la superdotación la alta inteligencia es condición necesaria, pero no suficiente.

De igual modo, existen condiciones necesarias para ser superdotados, pero no suficientes cuando se trata de identificar a individuos altamente superdotados, donde la alta inteligencia imprime aún más fuerza en las otras condiciones también necesarias de la personalidad, como de los factores anatomofuncionales, que identifican al altamente superdotado o superdotado profundo, y del cual trata este ensayo que realizo sacando a relucir extractos de diversos estudios, que nos describen una tónica general en las personas de alta sobredotación intelectual.

Introducción:

La investigación actual nos arroja que un desarrollo temprano, se origina de un proceso biológico que afecta al desarrollo físico del cerebro, y como consecuencia del mismo aparecen qué capacidades intelectuales se van a desarrollar más tempranamente. Los estudios nos han arrojado evidencias de que los niños denominados como altamente superdotados, desarrollan capacidades sensoras, locomotoras, neurofisiológicas y del lenguaje mucho antes de lo esperado.

Como bien comento, la alta inteligencia no es indicativo en solitario de la superdotación, pero si es necesaria su presencia para la existencia de la misma y de la alta sobredotación intelectual, y aunque existan grandes limitaciones y sesgos de interpretación de los test psicométricos, estos suelen ser útiles para la detección, y se viene a desprender de este tipo de estudios la existencia de una tónica general en torno al CI 140+/145 en los test WISC o WAIS, como punto de inflexión de la alta superdotación, que en conversión a otras escalas como Binet nos situarían en un CI de 160+ y es en este estrato sobre el que se desarrolla mi análisis.

Los elevados resultados en los test de CI nos aportan una importante indicación de la existencia de la superdotación, pero realmente no la definen, y mucho menos explican sus rasgos característicos.

Un cociente de CI de un mínimo de 140, parece ser condición necesaria, aunque no suficiente, para realizar logros excepcionales o poseer un funcionamiento del pensamiento diferente. Los datos y evidencias recogidos, nos confirman de un avanzado desarrollo y maduración neuro-sensomotriz en los niños altamente superdotados.

Una cantidad importante de estudios y ensayos en los campos de la neurofisiología, la neuropsicología y la anatomía, nos acercan a un mejor entendimiento del funcionamiento neurocognitivo de los niños altamente superdotados. Es decir, estaríamos hablando de que existen unas condiciones determinantes de los altamente superdotados y de los superdotados profundos según las investigaciones y estudios sobre estos individuos, que los sitúan en un estrato diferente al del moderadamente superdotado, denominado comúnmente persona superdotada.

En este análisis sobre lo que sucede tras este punto de corte en torno al CI 140, se interpretan una serie de características específicas para estos individuos que no se identifican en las personas superdotadas o moderadamente superdotadas y que definen al altamente superdotado.

Uno de los matices de los que se suele hablar en la alta sobredotación y hasta llegar a confundir con otras traducciones, es el de la polimatía de estos individuos, que se identifica erróneamente como sinónimo de la palabra “polyhistor” (término en inglés) para hablar de personas que saben de muchas cosas o multitalentos, pero esto desde el punto de vista solamente del uso como mero adjetivo, ya que al utilizarse como sustantivo y descriptivo de la persona, se convierten ambos términos en dos senderos diferentes, donde se podría decir que a la polimatía pertenece al altamente superdotado, y el ámbito polyhistor sería sinónimo e indicativo de éxito académico o de individuos brillantes, a los que pertenecerían los moderadamente superdotados.

El polímata como sustantivo, es una persona con un conocimiento extraordinariamente amplio y exhaustivo, con un conocimiento en profundidad y metacognitivo, mientras que el polyhistor se trata de una persona sobredotada (moderadamente superdotado por la generalización del término), o persona que ha aprendido en mútliples disciplinas o temáticas.

Recogido de un estudio sobre los niños extremadamente inteligentes y comparándolos con los superdotados moderados, se llegó a la evidencia de que los niños superdotados (moderados) se sumergen en una materia o temática y acumulan grandes cantidades de información, pero presentan limitaciones en cómo aplican esta información y raramente progresaban en sus intereses. Indagan en un tema que les interese y acumulan gran cantidad de datos sobre el mismo, pero su conducta es diferente que la del niño altamente superdotado.

Se analizó en uno de los estudios, el caso de un niño de 10 años con CI rondando el 140, que poseía una capacidad excelente identificando este tipo de información que tanto le gustaba de datos sobre geografía del mundo, donde llegó a inventar sus propios países y dibujaba mapas elaborados de los mismos, pero sus estudios o conocimientos nunca avanzaban más allá de mostrar su maestría en el volúmen y gran cantidad de datos sobre geografía que conocía y manejaba. Nunca integró estos datos con otras materias, ni llegaba a ser capaz de integrar el cómo las características geográficas pueden influir en la propia vida de los países. Mientras que también era poseedor de mucho conocimiento sobre la historia de los países occidentales, tenía poco interés en aprender sobre el resto de culturas. Esta limitación de intereses se ha demostrado en otros niños moderadamente superdotados, los cuales en sus primeros años se habían sumergido en un tema o un campo del conocimiento en concreto.

Aunque el niño se convertía en un experto en un tema (geografía, la primera guerra mundial, los tipos de dinosaurios, información sobre el beísbol, o sobre Star Trek, o sobre aviones o sobre música rock…etc) la exploración en ese campo más allá de la mera recolección de datos no se producía.

Existen características que marcan la línea de diferencia en el modo de pensar de los niños altamente superdotados de los de sus cohetáneos en el colectivo, los moderadamente superdotados.

Es interesante ver el procesamiento en el modo en que se desarrolla el pensamiento entre los individuos altamente superdotados y los moderadamente superdotados, ya que la mayoría de los estudios se basan en las diferencias encontradas entre los niños con sobredotación intelectual y los no sobredotados. Debido a que a todos los niños superdotados se les agrupa de manera conjunta en los estudios de cómo los superdotados se diferencian de los niños no superdotados, se hace difícil esto de diferenciar cómo el nivel de superdotación influye en el propio desarrollo cognitivo.

Las características de la metacognición no incluyen solamente el propio pensamiento y la manera propia de memorizar y entender, sino que incluyen un cocimiento metacognitivo con una conciencia ampliada de las cosas, una metamemoria, insight (gran capacidad de reflexión e introspección) y la capacidad de poder regular la propia cognición.

Estos niños altamente superdotados poseen un modo de funcionamiento que es diferente en términos cualitativos y que les aporta de esta capacidad metacognitiva (desde el conocimiento sobre la propia función mental) en lo referente a procesar la memoria de largo plazo (meta-memoria) permitiéndoles una base más amplia de conocimiento que en otros niños, y que les facilita la decodificación y aplicación de esta capacidad del pensamiento.

Silverman si describe un número de características intelectuales y de la personalidad en los niños altamente superdotados que presentan al menos tres desviaciones estándard (CI 150+) sobre el promedio, y estos rasgos incluyen: la curiosidad intelectual, la fascinación con las ideas y las palabras, la necesidad de precisión y desglose para percibir numerosas caras de una cuestión determinada, el pensamiento metafórico, la capacidad de visualizar modelos y sistemas completos de funcionamiento o del pensamiento, y una conciencia moral desde la tierna infancia, entre otras.

Gross afirma que el modo de procesamiento del pensamiento de los niños muy altamente superdotados, es tan diferente del de aquellos niños moderadamente superdotados como “el blanco del negro”. Mencionando diferencias en la capacidad de razonamiento abstracto a una edad muy temprana, y de la existencia de una complejidad del pensamiento.

Estas diferencias se hacen más nítidas conforme se produce el aumento de la capacidad cognitiva.

Silverman sugiere que este tipo de complejidad cognitiva permite a los niños altamente superdotados y a los superdotados profundos (3SD+) percibir numerosas capas de significado en cada situación, permitiéndoles rápidamente el percibir los matices y lo subliminal entre líneas, las metáforas y los simbolismos.

Algo típico de los niños moderadamente superdotados en la escuela primaria, es la profundidad de entendimiento sobre las implicaciones de las cosas, lo cual no se encuentra en los compañeros de igual edad cronológica ni en los moderadamente superdotados.

Los niños moderadamente superdotados entienden a la perfección la causa-efecto, entienden de las influencias que dan lugar a un resultado en concreto y hacen conexiones entre los sucesos por separado. Pero hasta antes del comienzo de la escuela secundaria (alrededor de los 12 años), no son capaces de identificar problemas por sí mismos, y son incapaces de realizar hipótesis.

Los niños altamente supedotados, por otra parte, realizan formulaciones de problemas desde una edad temprana, desde casi los cuatro años, y muestran gran capacidad de insight sobre cuestiones sociales y morales, las cuales aparecen en los altamente superdotados en edades tempranas. Hollingworth y Gross han descubierto que el cuestionamiento religioso, la búsqueda por lo que es la moral, y la capacidad de discernir de forma abstracta la filosofía de la vida y la muerte, sólo ocurre cuando los niños alcanzan la edad de 12 años, pero que en este tipo de niños altamente superdotados, sucedía alrededor de los siete años de edad.

Otra diferencia que se ha observado entre los niños moderadamente superdotados y los altamente superdotados, son los temas de interés en sus lecturas. Los altamente superdotados prefieren novelas y textos que no sean de ciencia ficción y que son normalmente preferidos por alumnos de 5 a 7 años por encima de su edad. A los altamente superdotados les interesan los libros y lecturas sobre cuestiones sociales y éticas. Sin embargo, los niños altamente superdotados normalmente buscarán la aceptación de los compañeros y así pasarán a encubrir y a ocultar estos intereses dentro del aula. (Gross 2000). Una consecuencia de este rápido desarrollo cognitivo, es la capacidad de pensar sobre cuestiones abstractas, a edades muy tempranas.

En el tema de la empatía se arrojan diferencias, ya que la empatía es la capacidad de una identificación proyectiva con el otro, y se utiliza normalmente para ver que uno mismo se proyecta en el otro, y determinar así qué es lo que el otro está sintiendo.

Pero la empatía también hace referencia a la capacidad para proyectarse uno mismo en algo o en las cosas que realiza, mimetizarse con el proyecto. La capacidad de imaginarse uno mismo como parte de la propia creación, se describe en literatura como creatividad adulta.

Los niños altamente superdotados son capaces de proyectarse en el propio proceso de resolución de problemas y sentirse parte de él o sentirlo para darle forma. Se trata de un proceso de indentificación proyectiva el que se produce en los niños altamente superdotados, que amplía el concepto de mera empatía que se da en los niños moderadamente superdotados.

Los alumnos moderadamente superdotados se encuentran normalmente bien adaptados, pero las cuestiones emocionales y de la conducta, se convierten en cada vez más problemáticas, cuanto más superdotado es la persona. (Lovecky, 1993). Los niños moderadamente superdotados son capaces de encontrar amigos, pero los altamente superdotados experimentan problemas de desajustes entre su posicionamiento educativo y emocional.

Conclusión:

Los niños moderadamente superdotados toleran relativamente bien las rutinas del aula convencional, ya que se encuentran avanzando, pero este avance moderado, no parece ayudar de manera alguna, al niño altamente superdotado, ya que los niños altamente superdotados aprenden de manera no lineal, analizando gran cantidad de información e integrándola a un nivel holístico.

Los altamente superdotados crean estructuras, generan ideas y procesan la información eficientemente, de manera cualitativamente superior a los moderadamente superdotados, y a los individuos promedio. Su gran necesidad por el conocimiento, les lleva a disminuir su propio auto-concepto, ya que un feedback o reconocimiento válido, preciso y ajustado es mucho más difícil de darse, para que se produzca el reconocimiento de estas personas. Uno de los efectos de la falta de esta red que los acoja, es la tendencia de estos individuos a desarrollar baja autoestima.

Los individuos altamente superdotados, abordan un problema desde muchas perspectivas diferentes, y pueden generar perspectivas que la mayoría ni llegan a abordar, ni a considerar.

Referencias:

The intellectual and psychosocial nature of extreme giftedness

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/02783198409552783?journalCode=uror20

Exceptionally gifted children: Different minds, SENG

http://sengifted.org/archives/articles/exceptionally-gifted-children-different-minds

Distinguishing Levels of Giftedness: What Does it Mean for our Practice? Angela Chessman, Senior Curriculum Adviser, Gifted and Talented Students Program, NSW Department of Education and Training

http://www.curriculumsupport.education.nsw.gov.au/policies/gats/assets/pdf/plk12gtlvls.pdf

Developmental and Cognitive Characteristics of “High-Level Potentialities” (Highly Gifted) Children

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3184407/

IMG_9242

2 pensamientos en “El altamente superdotado

  1. Es posible que estas diferencias se noten cuando son doblemdnte excepcionales? Mi sobrino cumpliria parte digamos de solo obtener informacion y memorizar temas, pero por otra muchas veces lee alguna cosa relacionada con su serie favoritas y siempre crea historias con el siendo heroe.

    Las pruebas de ci son muy dispares, en uno 130, en otro 146 y en otro 122

    Me gusta

  2. Pues yo tengo 37 años y me detectaron superdotación hace un par de meses. Son afortunados los niños que son detectados tempranamente, ya que no hay nadie más desgraciado que un superdotado sin diagnosticar y que no sabe lo que realmente le pasa. Lo digo por experiencia propia.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s