El superdotado como nicho de negocio

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 11 de octubre de 2016

Desde mi punto de vista, la única dirección y clave aún en necesidad de estudio para el conocimiento y ayuda verdadera al individuo superdotado, se encuentra únicamente en la neurociencia y en el estudio de los marcadores fisiológicos diferenciados de su organismo.

Con la comprensión sobre el funcionamiento y el efecto de los distintos procesos biológicos y su interconexión en el organismo del superdotado, se podrá entonces entender y atender el origen y beneficios de sus rasgos de personalidad, su capacidad cognitiva y sus sobreexcitabilidades, junto con la manera en que estos necesitan aprender, la intensidad en la que sienten sus emociones, y cómo actúan y se relacionan con su entorno en base a su constitución orgánica.

Si se estudia por ejemplo, cómo se produce la quema de glucosa en el cerebro del superdotado desde la neurociencia, y desde los efectos físicos en el individuo cuando ésta no se realiza correctamente  existiendo una elevada e innata capacidad cognitiva, entonces nos acercaremos a entender el porqué se produce un exceso de necesidad de sueño en el niño superdotado en las horas de clase, o el efecto contrario, el de un exceso de actividad física y de energía, si no se produce una quema de glucosa cerebral adecuada a su capacidad cogitiva. Existe una explicación científica a una determinada conducta en el niño superdotado, o cuando no existe alimento para mantenerse ”literalmente despierto” en la escuela. La respuesta se encuentra investigando desde dentro.

En la antigua Grecia, Aristóteles propuso ya una hipótesis que estaba relacionada con la explicación de la fotosíntesis, y en la que sugería que la luz solar estaba directamente relacionada con el color verde de las hojas de las plantas. Pero esta idea se descartó al parecer demasiado atrevida e imposible, y no se retomó de nuevo hasta el S-XVII. Muchos siglos más tarde desde las primeras formulaciones de Aristóteles, es cuando finalmente se entiende qué es la función clorofílica desde dentro, y sus efectos en la composición del oxígeno, que tanto necesitamos para respirar. Estudiar las partes y fenómenos que en ella participaban desde un punto de vista científico, nos ayudó a comprender que se trataba del proceso de conversión de materia orgánica en materia inorgánica, gracias a la energía que aporta la luz. Para ello, se ha estudiado el proceso de energía lumínica y cómo esta se transforma en energía química estable. 

Contemplo con verdadero asombro y pavor, cómo estamos en nuestros días alejándonos cada vez más de la verdadera ”fotosíntesis de la superdotación”, para adentrarnos en un periodo oscuro, involutivo, sinónimo de la Edad Media más profunda, donde se intenta tratar y entender la superdotación desde el oscurantismo, con la participación de chamanes y curanderos, desde la brujería y con el uso del esoterismo del S-XXI. Es decir, abordarla desde los dogmatismos menos empíricos y desde las tan nocivas, pero absolutamente rentables, pseudociencias.

El niño y el adulto superdotado, y así sus entornos educativos, familiares, laborales y hasta sistemas sanitarios, están siendo bombardeados constantemente como cualquier otro colectivo de la sociedad, por las estrategias de marketing que puedan hacer de este colectivo un nicho de mercado para la venta de todo tipo de productos o terapias. Herramientas externas que no le ayudan para nada al superdotado a conocer “su proceso de fotosíntesis desde dentro”, y que no han sido elaborados científicamente desde su diversidad, ni para ellos. En la mayoría de ocasiones se trata de verdaderas elucubraciones sin base empírica ninguna en superdotados, ni con estudios longitudinales en la población que les demuestre de sus beneficios en el corto y largo plazo. Es decir, de charlatanería.

A los adultos, niños y jóvenes superdotados, nos están haciendo perder el tiempo y el dinero, con los sonidos de flautas de faunos que les hacen desviarse de sus verdaderas necesidades emocionales y de aprendizaje vital, para acercarlos hacia aguas farragosas que les impiden entenderse.

Como superdotado adulto, puedo verme en la capacidad de decidir por mis actos, pero en el caso del niño superdotado, poco margen de acción tiene el mismo de la defensa de su identidad y de su superdotación, si sus progenitores deciden embaucarles en estas aguas pantanosas que tan de moda están en nuestro días.

Se ofrece todo tipo de coaching para superdotados, cursos y talleres de enriquecimiento, junto con terapias de origen pseudocientífico y que pueden inducir a otro tipo de sintomatologías si no se anda con mucho cuidado. Como madre de tres hijos altamente superdotados me pregunto qué es eso de que el superdotado necesita de terapia emocional y de enriquecimiento, o de adaptación social, me enoja el leer ahora que los niños superdotados deben aprender a hacer mindfullness o yoga, aún me gustaría saber si esto decrece la velocidad del P300 en los potenciales evocados del superdotado, que hace que los superdotados sean los individuos con respuesta más rápida a la percepción de los estímulos. Esto no acaba aquí, aparecen los famosos talleres de robótica, de diseño en 3D, de música y de teatro, junto con los cursos o visitas sobre dinosaurios, y que no entiendo, porque no se hace como antes, directamente apuntas al chaval a la academia cercana del barrio a lo que quiera, pero no intentes crear toda una pedagogía para el superdotado que no está testada científicamente “a modo de packs”, y darle una etiqueta nueva y rimbombante con el abuso de la palabra inteligencia y superdotación, a cosas que se han hecho toda la vida para pasar el rato, o que simplemente sirven para cualquier niño.

Estuve leyendo cifras de esto de la industria de los talleres educativos y hasta de las empresas tras los concursos de robótica para niños y jóvenes, y la verdad es que es un negocio de muchos ceros.

Los adultos superdotados también estamos en voga, nos solicitan también para esto del mindfullness como respuestas a nuestras tensiones vitales, me viene a la memoria el tiempo en el que todo se curaba con pilates, y además nos aconsejan la psicoterapia, o a la ”cognitiv behavioral therapy” (terapia cognitiva conductual) como si estas estuviesen diseñadas para superdotados, luego nos dan también coaching, pero para poder entender y atravesar nuestro momento ”eureka”, en el que por fin descubrimos de adultos que somos superdotados, pero siempre ante talonario en mano. Si este es de mayor volúmen, nos pueden incluir ”en el proceso de cura y de re-descubrimiento” la hipnoterapia o “Quantum Healing Hypnosis”(si, sí, hipnotismo del de las películas con diván incluído) para el superdotado, o la programación neurolinguística (lo de meter las palabras ”cuántica y neuro” aunque sea un fraude, se trata de algo casi orgásmico últimamente y que parece “poner” a más de uno…y aumentar la caja de ventas), si no, siempre nos pueden aconsejar que con el uso de la psicomagia, pues así  vamos a superar nuestras ”dolencias orgánicas o dependencias ” y ponernos tratamientos de lo más originales para que nuestro dinero y libertad personal, se vayan reduciendo y podamos acudir a regresiones de traumas, al sonambulismo, y como no a vernos finalmente en la necesidad de recibir coaching sobre ”la autocompasión del superdotado”, o coaching ”para aumentar la intuición”, como si de los poderes de Harry Potter se trataran.

La intuición, si se estudia científicamente se entiende lo qué es, y que le pasa como al CI, que viene de fábrica y no varía con el tiempo, aunque también existen aquellos que creen que el CI aumenta si se entrena, pero entonces, por qué no deja nunca el individuo de CI por debajo de 70 de ser discapacitado mental?

Sinceramente, toda esta parafernalia educativa, empresarial, del coaching, y de que la gente ya no vaya al psicólogo y a su consulta para tratar la enfermedad mental, y que la consulta se haya pasado sesiones de coaching en abierto por los propios psicólogos, siempre bajo previo pago e incscripción en la charla de turno…, me parece un insulto a la moral y a la inteligencia.

Ante esta falta de rigor y de ciencia, no deseo que ningún fauno toque su flauta cerca mía o de mis hijos. Para poder saber lo que es la superdotación y lo que de verdad necesita el niño y el adulto superdotado, hay que estudiar mucho, pero mucho, y ser superdotado. Qué os parece? Aún queréis gastar esos 50 eur en humo?

El superdotado de verdad, no consume humo ni cree en las pseudociencias, ni en su eficacia en el individuo. El “aloe vera que todo lo cura”, en su formato en aceite de baño, resulta mucho más barato y placentero, que el efecto placebo, inócuo y hasta nocivo, de este tipo de de intervenciones pseudocientíficas y no falsables, que nos alejan de la superdotación y de su conocimiento. 

Hay cosas que no se ven, pero que existen y se comprenden si se estudian desde la ciencia y con rigurosidad, como pasó con la fotosíntesis. Espero no sean necesarios 2000 años como sucedió con Aristoteles, para que nos pongamos a estudiar qué es la superdotación a fondo y cómo ésta se presenta en el organismo, cualquier otro tipo de propuesta a estas alturas de la historia, me resulta una total indecendia e inservible como método.

IMG_9242

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s