¿Cuáles son los 11 rasgos de la personalidad de los altamente superdotados?

Traducción realizada por Maria Rydkvist en Estocolmo a 21 de noviembre de 2016 del artículo http://www.businessinsider.com/common-traits-of-highly-intelligent-people-2016-11?r=US&IR=T

1-Son personas con gran capacidad de adaptación

Las personas muy inteligentes son flexibles y capaces de adaptarse a situaciones muy diversas. Estos individuos se adaptan centrándose en hacer las cosas que deben de hacerse, en lugar de centrarse en las complicaciones o dificultades a las que van a ser sometidos. La inteligencia depende de ser capaz de cambiar tus propios comportamientos para ser capaces de actuar de un modo más eficaz con el entorno, o de hacer cambios en el entorno en el que ellos se encuentran.

2-Son conscientes de lo que no saben

Las personas más inteligentes son capaces de admitir cuando no les resulta familiar un concepto y no tienen miedo de reconocer que no lo saben y que si no lo saben, simplemente pueden aprenderlo. Según un estudio de Justin Kruger y David Dunning cuanto menos inteligentes son las personas, más sobrevaloran sus capacidades cognitivas.

En un estudio realizado a estudiantes, aquellos con menor capacidad cognitiva y con percentil más bajo en los test de inteligencia, sobrevaloraban el número de preguntas que respondían correctamente en el test un 50% por encima del resultado real, mientras que aquellos con puntuaciones en los percentiles más elevados, subestimaban el número de respuestas que habían podido acertar.

3- Poseen una curiosidad insaciable

Albert Einstein dijo “No tengo un talento especial, sino que soy apasionadamente curioso”.

A las personas muy inteligentes les fascinan cosas que otros dan por sentado. Un estudio realizado a lo largo de 2016 sugiere que existe una correlación entre la inteligencia en la infancia, con estar abierto a experiencias nuevas, lo cual va de la mano de la curiosidad intelectual ya en la edad adulta.

Los investigadores hicieron un seguimiento a miles de individuos nacidos en Reino Unido durante 50 años, y aprendieron que los niños de 11 años con las puntiaciones de CI más altas en los test de inteligencia, eran aquellos que tenían el mayor nivel de apertura a nuevas experiencias aún a la edad de 50 años.

4- Son abiertos de mente

Las personas muy inteligentes no se cierran en banda ante nuevas ideas u oportunidades, y son capaces de aceptar y considerar otras perspectivas al poseer una conciencia más amplia de valores y referencias, y están abiertos a soluciones alternativas.

Las personas que buscan otros puntos de vista y de peso ante la evidencia, suelen presentar puntuaciones más elevadas en los test de inteligencia. Pero al mismo tiempo, las personas muy inteligentes son cuidadosas con qué ideas o posiciones deciden adoptar o hacer suyas.

“Una mente inteligente presenta una fuerte aversión a aceptar las cosas por inercia y mantienen sus creencias hasta que se hagan de una mayor muestra de evidencias”

5- Disfrutan de su propia compañía

Las personas muy inteligentes tienden a ser “muy individualistas”. Los últimos estudios indican que las personas más inteligentes tienden a experimentar un nivel menor de satisfacción que otras personas del mero hecho de socializar con conocidos y amigos.

6- Poseen un muy elevado autocontrol

Las personas muy inteligentes son capaces de superar sus propios impulsos planificando objetivos claros, explorando strategias alternativas, y considerando las consecuencias, incluso antes de que estas comiencen a darse.

Los científicos han encontrado una correlación entre el autocontrol y la inteligencia. En un estudio de 2009, los participantes tenían que elegir entre dos gratificaciones económicas: una pequeña, pagada inmediatamente, o una de mayor importe, pero que se pagaba en un momento posterior.

Los resultados demostraron que los participantes que eligieron el mayor importe pero con más tiempo de espera, eran aquellos que tenían un mayor nivel de autocontrol y mayor puntuación de CI en los test de inteligencia.

Los investigadores han descubierto que hay una zona en el cerebro, el córtex anterior prefrontal, que tiene un rol fundamental en ayudar a las personas a resolver problemas difíciles y mostrar autocontrol mientras trabajan en la consecución de sus objetivos.

7- Son personas muy divertidas

Las personas altamente superdotadas tienden a poseer un gran sentido del humor. Los científicos concuerdan en esto. Un estudio encontró que la gente que dibujaba cosas más divertidas, tenían mayores niveles de inteligencia en la inteligencia verbal. Otro estudio demostró que los comediantes profesionales, puntuaban más alto que la media ,en las mediciones de inteligencia verbal.

8- Son sensibles a las experiencias de otras personas (empáticos)

Las personas inteligentes pueden “casi sentir lo que otras personas están pensando o sintiendo”. Algunos psicólogos argumentan que la empatía, como el afinamiento a las necesidades y sentimientos de otros, y el actuar de modo sensible a esas necesidades son un componente central de la inteligencia emocional. Las personas inteligentes cognitiva y emocionalmente presentan en su mayoría un mayor interés en entablar relación con desconocidos o personas nuevas, y aprender más sobre ellos.

9- Pueden conectar conceptos aparentemente no relacionados

Las personas inteligentes son capaces de ver patrones de conexión donde el resto no puede. Esto se debe a que pueden realizar conexiones entre ideas aparentemente disparatadas entre sí. El hacer este tipo de conexiones está relacionado con la creatividad y la inteligencia.

10- Se procrastinan en demasía

Las personas muy inteligentes tienden a procrastinarse con las tareas cotidianas, principalmente porque se encuentran trabajando en cosas que les son más importantes.

Aunque incluso pueden procrastinarse en las cosas que les interesan, ya que incluso la procrastinación es la llave a la innovación, y que Steve Jobs usaba estratégicamente.

11- Reflexionan sobre las grandes cuestiones de la vida

Las personas inteligentes se preguntan mucho sobre cuestiones como el universo, o el sentido de la vida. Siempre necesitan saber cuál es el sentido de todo y de cada cosa.

Este tipo de cuestionamiento existencial es incluso una fuente de por qué las personas más  inteligentes tienden a presentar mayores niveles de ansiedad. Cuentan con un equipamiento mayor para considerar las situaciones desde un gran número de posibilidades y de ángulos, lo que significa que siempre están siendo conscientes de las consecuencias que las cosas pueden acarrear.

Incluso su ansiedad puede provenir del hecho de estar pensando sobre una determinada experiencia, y preguntarse incluso, sobre la necesidad y sentido de la misma, en un primer lugar.

cropped-img_0228.jpg

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s