Viviendo con un genio

Escrito realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 14 de diciembre de 2016

Cómo es el día a día junto a un individuo superdotado profundo? Qué les hace humanos y qué les hace atípicos? 

Es de noche y estamos abrazados en la cama esperando a que el sueño apague nuestro cerebro, pero hay noches en las que se revela contra nuestra necesidad de dormir, y continúa en funcionamiento a la velocidad de una turbina. Entonces te pregunto en la oscuridad:

– ”Las ves ahora?”

– ”Sí, las veo pasar”

Me río mientras digo: ”Anda que si nos escuchara alguien, creerían que estamos locos”

– ”Ves las fórmulas ahora mismo en tu cabeza?”

-”Siempre, a todas horas y desde niño. Son fórmulas matemáticas”.

-”Yo tampoco puedo dormirme, nunca veo todo negro al cerrar los ojos, acabo de ver una puerta, y de ella salía un rayo como un relámpago, relampaguea ahora mismo toda mi cabeza y sólo veo explosiones de luz.”

-”Te entiendo, lo sé”

-”Acabo de ver una barra de azul intenso, luminosa y de inclinación oblicúa cruzando mi mente, y todos esas formas geométricas…pues que no puedo parar de ver cosas”.

-”Tranquila, ya verás como te duermes”

-”Lo intento, pero es que siento mi cabeza como una hélice en movimiento que no para de dar vueltas.”

-”Pues el otro día pasé yo casi toda la noche desvelado, pensando en la paradoja matemática de la liebre y la tortuga, mientras me decía a mí mismo que dejase de pensar en ella, porque si no, no podría dormirme, y mientras, las fórmulas no paraban de aparecer y los cálculos…y a tí, qué te pasó anoche?”

-”Pues sólo he dormido cuatro horas. Ayer estuve todo el día trabajando con cosas del colegio y no había tenido tiempo para quemar la cabeza. He descubierto una nueva red social de múltiples temáticas que es nueva, y a media noche me hice un perfil nuevo e inauguré la temática de superdotación y me dieron las dos y pico”

-”Lo sé. He visto que me has compartido un artículo en el facebook que tenemos en común y eran ya casi las dos.”

-”Sí, necesitaba desconectar un poco.”

-”El artículo no es perfecto, pero tenía algunas cosas interesantes”

-”Perdona que me mueva tanto en la cama, pero es que siento una arruga minúscula en las sábanas y me está volviendo histérica.”

-“Te entiendo, tranquila, ponte cómoda.”

-” Sabes qué? Pues que llevo observando una cosa hace tiempo, y ahora lo confirmo contigo, y es que veo que nuestros ojos brillan con más intensidad de lo normal, acto seguido de haber estado usando nuestra mente intensamente, y de haber estado concentrados con profundidad. Es que se nota la diferencia. Es impresionante cómo se te nota en los ojos que acabas de tener subidón cognitivo, lo del brillo en los ojos es algo tan evidente, se te ponen ojos de genio, casi dan miedo por su brillo y viveza, pero quién nos creería?

Yo llevo tiempo pensando en ello, en la relación del cerebro, del funcionamiento del córtex y su relación con el ojo y la visión. Creo que existe una conexión entre la concentración, el trabajo mental del superdotado, su actividad mental, y la intensidad externa ocular. El otro día leí un artículo de una técnica innovadora que permitía a personas ciegas ver con los ojos la información que su cerebro les enviaba, aunque la información realmente no la percibía el ojo en sí, ya que éste continuaba sin el sentido de la vista, pero la tecnología permitía que el cerebro decodificase antes incluso que el ojo, y le mandaba la información al mismo. La persona comienza entonces a ver contornos y formas. Me acordé de nosotros, y me preguntaba acerca de la manera de pensar en imágenes que tenemos y de las imágenes que vemos constantemente en nuestra mente… y de si el ojo nuestro aunque cerrado, pueda ser el que reproduzca realmente las conexiones cerebrales que seguimos viendo y creando en nuestra mente de manera visual, aunque no estemos viendo y tan solo pensando, de si nuestro mecanismo para ver y sentir cosas con la mente, es similar a este de los ciegos, pero sin necesidad ni si quiera de abrir los  ojos, sólo pensando y sin usar tecnología alguna, al existir esa conexión desde siempre”

-”Puede ser”

-”Perdona, estas son las tonterías en las que pienso durante el día, no paro de pensar en cosas así, que parecen absurdas pero que conectan cosas y que producen otras aperturas. Sabes?”

-“Dime que estás pensando”

-“Pues que nunca he conocido a nadie tan sensible como tú. Es indescriptible la sensación de paz que percibo al ver cómo tus intensos ojos se llenan tan a menudo de lágrimas y de emoción. Eres como yo, pero no quiero que te comas más las uñas, me lo prometes?”

-”Te lo juro”.

-”Buenos días. No te pasa que te levantas casi mareado de no parar de soñar durante toda la noche? Lo mío es que es algo tremendo en serio, un sin parar desde que cierro los ojos. Sueño a los pocos minutos de caer dormida. He leído que supuestamente no se llega a soñar en esta fase tan temprana del sueño, y que no se sueña de verdad hasta que hayan transcurrido unos 120 minutos.”

-”A mí me pasa igual, no paro de soñar cada noche.”

-”Y si a mayor inteligencia, mayor la necesidad de soñar? Ya que mayor es el número de impresiones, estímulos y de emociones que deben resetearse durante el sueño. Nuestro ciclo del sueño no es el mismo que el del resto, lo puedo adivinar, pero he buscado y no hay investigación sobre esto que te comento tan interesante. De nuevo me pierdo en mis pensamientos, es que estas son el tipo de cosas en las que me gusta perderme.”

Por mensaje privado de Facebook tras venir del trabajo:   

”Jolín con los despistes, he llegado a casa y la puerta estaba sin echar la llave y las luces encendidas, me he asustado mucho y creía que había alguien dentro. Ten cuidado la próxima vez vale?”

Respuesta:

”No he sido yo.”

-“Cómo?”

-“Me fuí antes que tú”.

-”En serio? Así que fui yo, pues no cerré con llave creyendo que estabas aún en la cama. Dónde tengo la cabeza! Qué fuerte!, Me he levantado con tantas prisas y pensando en mis cosas, que ni si quiera me he dado cuenta de que ya no estabas. Anda que si nos hubieran robado!, Sólo tenían que girar el manillar de la puerta. Ocho horas así! En fin!”

-“Sabes? Hoy he estado en Arxiv y hay un investigador que ha subido un paper sobre cosmología que está dentro de las líneas de la teoría que defiendo y ha sido interesante”.

-”Si? Y qué has hecho?”

-”Le he mandado un correo electrónico contáctandole”.

-”Lo sabía. Es que eres como yo, no puedes aguantarte…jeje, leémelo por favor.”

-…”Y tu?”

-“Pues hoy me volvió a contactar la de la charla de superdotación. No le había contestado porque no sé, estaba en otras cosas, ya sabes, y le dije que creía que le había contestado, y se lo creyó, y le mandé los detalles de la presentación y está de acuerdo, la quiere hacer. Me falta tiempo, siempre me intereso por cosas que otros no desmenuzan, ese es mi problema, no sé si alguna vez mi vida irá algo más despacio, pero siempre tengo miles de cosas al mismo tiempo, soy un huracán. Una cosa, sabes? Me he dado cuenta de cómo casi en todos lados, en el comedor del cole, o por ejemplo en el Mc Donalds, la gente no coge servilletas de papel o no las usa, hoy me he visto de nuevo con cinco servilletas usadas alrededor del plato casi sin darme cuenta a la hora de comer, pero es que no soporto la más mínima sensación de suciedad o grasa en las manos.”

-”Oye que es viernes”

-”Jolín es verdad!, y de nuevo se nos ha pasado la hora para comprar una botellita de vino, siempre nos pasa igual, hacemos vida de niños. Nos hemos sentado con el ordenador cada uno a su aire, y no nos hemos dado cuenta de la hora que es. Han sido varias las horas que llevamos sentados juntos en silencio ensimismados en nuestras cosas y sin parar ni para comer algo”

-“Comemos algo?”

-“Sí claro, no me dí cuenta de la hora que era.”

-“Ni yo.”

-“Una cosa”

– ”Qué?”

-”Nadie nos entiende, sólo tú. Nos han hechado de tantos sitios los de las AACC, a mí me tienen censurada de todos lados.”

-”Es que no entienden, no pueden. Creo que nunca lo harán. Al final a las personas más inteligentes las dejan fuera y las excluyen, precisamente porque no promulgan con la inercia del grupo y desean avanzar, y para ello hay que hacer una ruptura con lo anterior, y eso es precisamente lo que caracteriza y define al superdotado, pero es una pena que no sepan cultivar aquello que nos da identidad, no lo pueden comprender, no lo ven, al final, estamos solos, muy solos.”

-”Ya no, ahora estás tú”.

”Sabes dónde hemos aparcado el coche en el parking (del Centro comercial)?”

 -”Ni idea.”

-”Ni yo. No era al lado de esta salida?”

-”Hemos andado 10 minutos dando vueltas, y aún no lo encontramos, vaya par de superdotados, que no se entere nadie”

-”Siempre nos pasa igual a los dos. Nunca nos acordamos dónde hemos dejado el coche. Te acuerdas en Málaga cuando estuvimos una hora buscándolo en la calle porque no nos acordábamos de dónde lo habíamos aparcado y llegábamos tarde al aeropuerto?”

-”Sabes?”

-”Dime”

-”Cuando piensas con rapidez, sin darte cuenta, te frotas el dedo índice y el pulgar de la mano, uno contra otro.”

-“Lo he hecho de siempre”

-“Eso lo ví desde el principio, sabía que eras como yo. Desde pequeña balanceo los dedos índice y corazón de la mano sin darme cuenta, como si estuviera moviéndolos a modo de tentáculos que huelen una pista cercana que resuelve todo un puzzle. Es la intensidad de nuestro pensamiento que activa un circuito motriz para canalizar. Y ahora también lo haces tú. Sé que somos astillas del mismo madero.” 

img_2052

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s