Cómo distinguir un niño Autista de un niño Superdotado

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 16 de abril de 2017

La Confederación Autismo España define el Trastorno de Espectro del Autismo (TEA) como un amplio conjunto de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento del cerebro, dando luchar a dificultades en la comunicación y a la interacción social, además de a la flexibilidad del pensamiento y la conducta.

El TEA comienza en la niñez y dura toda la vida. Los TEA son trastornos que tienen una base neurobiológica, parte de esta base es heredada y está claro que en el Autismo hay una predisposición genética, aunque no lo está todavía en qué medida este origen genético es hereditario (transmitido de generación en generación) o accidental (como consecuencia de una lesión genética producida en el momento de la fecundación o durante la gestación).

Las cifras de estudios epidemiológicos realizados en Europa, que apuntan una prevalencia de aproximadamente 1 caso de TEA por cada 100 nacimientos (Autism-Europe aisbl 2015). En estudios recientes realizados en EEUU- CDC, 2012- los datos son de 1 por cada 88. En ellos se confirma que se presentan de manera más frecuente en los hombres que en las mujeres (en una proporción de 4:1), y que no existen diferencias en cuanto a su aparición en las distintas culturas o clases sociales.

El Asperger ha sido incluído en 2013 como parte del TEA (Trastorno de Espectro Autista) según los criterios de diagnósticos del DSM 5.

El Minnesota Council for the gifted and talented, publicó una tabla que establece las similitudes y las diferencias entre un niño superdotado y un niño con el síndrome de Asperger (ahora conocido como autismo de alto funcionamiento) en 2008, que es la que se reproduce a continuación y que va de alguna manera orientada a ayudar a identificar los rasgos que pueden ser particulares a cada grupo.

La tabla original la podéis encontrar en el siguiente enlace: http://mcgt.net/wp-content/uploads/2011/04/%CB%86x-Giftedness-Asp.Dis_.Checklist.pdf

         SUPERDOTADO

 

SÍNDROME DE ASPERGER
                                                      Memoria y atención
-Excelente memoria para la retención de hechos, datos e información sobre una variedad de temas

– Recuerda las caras y los nombres con precisión

-No le gustan las tareas de mera memorización aunque él o ella sepa hacerlo muy bien

-Intensa concentración en temas de interés

-Si está distraído, puede volver rápidamente a la tarea que está desempeñando con o sin redirección

-Excelente memoria para los hechos e información detallada relacionada con temas seleccionados de interés especial

-Pobre memoria para recorder caras y nombres con precisión

-Disfruta pensando sobre cómo memorizar y memorizando detalles, datos y figuras.

-Intensa concentración en unos pocos y principales temas de interés

-Si está distraído por sus propios pensamientos internos, volver a la tarea que desempeñaba, puede ser difícil

                                             Comunicación y uso del lenguage
-Poseen un vocabulario extenso y avanzado

-Tiene gran comprensión de ideas abstractas

-Estilo verbal rico e interesante

-Involucra a otros en sus intereses

-Hace preguntas desafiantes

-Lenguaje expresivo / patrón de habla de un niño Mayor

-Entiende y se involucra en un sofisticado humor, en la ironía, sarcasmo.

-Entiende la causa/efecto en cualquier conversación. Capaz de comunicar el malestar de manera verbal

-Poseen un uso avanzado de palabras con falta de comprensión de su uso lingüístico en el lenguaje

-Piensa y se comunica en términos concretos y literales con menos abstracción

-Estilo verbal no atractivo a los demás

-Estilo o contenido que carece de reciprocidad con las demás personas

-Repite preguntas e información

-Discurso pedante

-Poca o no elaboración en los discursos

-No entiende las bromas en el entorno social.

-Dificultad para entender el sentido de las conversaciones

-Comunica su malestar con acciones en vez de con palabras

                                                        Social y Emocional
-Capaz de identificar y nombrar a los amigos; disfruta de círculos de alto estatus social

-Consciente de las normas sociales

-Muy consciente de que es diferente de sus compañeros

-Intercambio espontáneo de placer, logros, actividades, intereses

-Involucra a otros en sus conversaciones

-Consciente de otros puntos de vista y capaz de entender esos diferentes modos de pensar

-Sigue reglas no escritas en sus interacciones sociales

-Muestra una profunda intuición social

-Generalmente muestra emociones apropiadas

-Consciente de las emociones de los demás, y sabe interpretarlas

-Capaz de leer situaciones sociales

-Muestra empatía hacia los demás y es capaz de ayudar a amigos con problemas

-Demuestra dificultad significativa y carece de comprensión a la hora de establecer relaciones de amistad

-Indiferente a las normas sociales de vestido y comportamiento

-Limitado reconocimiento de diferencia con sus compañeros

-No comparte sus intereses ni sus actividades de manera espontánea, ni disfruta compartiendo diversión, actividades, intereses, o logros

-Muestra dificultad a la hora de iniciar conversaciones con otros, y de involucrarlos en sus diálogos

-Asumir que otros comparten sus opiniones personales

-No es consciente de las convenciones sociales y los motivos tras las mismas

-Ausencia de intuición social

-Demuestra emociones inapropidas o inmaduras, y muestra un afecto plano y restringido

-Muestra problemas para reconocer las emociones de los demás

-No muestra empatía para los demás, ni con los problemas de los otros

                                                           Conductual
-Poca resistencia al cambio

-Cuestiona las reglas y la estructura social

-Comportamiento estereotipado no presente

-Cuando los problemas aparecen se muestra con mucho malestar

-Se resiste al cambio por tener comportamiento muy rígido

-Se adhiere estrictamente a las reglas y necesita tener un comportamiento estructurado

-Presenta comportamiento estereotipado

-Cuando un problema aparece son los padres y profesores los que muestran malestar

                                                      Habilidades motoras
-Buena cordinación motora

-Se interesa por los deportes en equipo

-Demuestra apropiado desarrollo en sus habilidades de autoayuda

cropped-cropped-cropped-img_0228.jpg

-Mala cordinación motora para su edad

-Evita los deportes en equipo

-Retraso en las habilidades de autoayuda

3 pensamientos en “Cómo distinguir un niño Autista de un niño Superdotado

  1. Es lamentable que se continúen estableciendo comparaciones para comprender una condición. La única manera de comprender mejor una condición es acercarse a las personas para entender su historia, su contexto, sus características biológicas y psicosociales. Las personas no son iguales y no pueden reducirse a un listado de características; eso solo crea estereotipos y desconocimiento.

    Me gusta

    • Evidentemente las personas no son todas iguales, pero no es menos cierto que se tienen que “clasificar” para poder comprender las características de una condición. Claro que todas las personas que se los pone la etiqueta de “trastorno de ansiedad generalizada” no son exactamente iguales, pero si que comparten a grandes rasgos unas características psicológicas, comportamentales, orgánicas y psicosomáticas. Es por ello, que para tratar a cualquier persona con trastorno de ansiedad generalizada (TAG), este debe de ser “detectado” y “clasificado” por un psiquiatra. Las enfermedades y trastornos del DSM V vienen todas con una etiqueta y un código, al igual que las enfermedades en el CIE-10. Para poder establecer un tratamiento psicoterapéutico y/o farmacológico adecuado es “conditio sine qua non” tener ese agrupamiento en base a uno o varios conceptos médicos. Cualquier condición si que comparte muchas características en común. Evidentemente, no todos los superdotados son “exactamente” iguales, ni todos los TDAH son “exactamente” iguales entre si, pero si lo mucho iguales para poder incluirlos dentro de esa condición o categoria.Para deshacerse como dices de estereotipos y desconocimiento tenemos a la ciencia.La ciencia, de manera rigurosa, rompe con el desconocimiento que lacra estos campos.Existe mucha “maguferia” en campos como el TDAH, el autismo, y en general en toda la psicología pedagógica. Por eso, hoy más que nunca, es necesario “abrazar” la ciencia de manera poderosa para romper con tanta falacia pseudocientífica, que va aderezada de palabrería barata que parece ciencia, pero solo es “oropel” barato.
      Sin un diagnóstico médico y psiquiátrico no tiene derecho alguno a asistencia un TEA dentro del aula, y así se disminuiría toda la posibilidad de aumentar su integración en el grupo social. De todos es conocido que cuanto más temprana sea la edad en la que se diagnostica el TEA, antes incluso de los 3 años de edad, mejor es el pronóstico en su evolución del lenguaje y de integración social. Para que las etiquetas sean cada vez menos, es necesario etiquetar en un principio, sino nos encontraríamos aún a día de hoy con niños TEA que aún no hablan a la edad de 10 años. Acercarse biológica y psicosocialmente al niño o individuo significa mostrar respeto y condescendencia con la condición a la que pertenece y en la que ha nacido, sino sería imposible realizar ningún tipo de cura o tratamiento en individuos que no pueden ser clasificados porque decidimos no etiquetar y anular el listado de sintomatología para poder realizar un diagnóstico adecuado. Es incompatible la superdotación con el autismo, tratándose lo primero de una distinción neurobiológica del individuo que no posee ni conoce tratamiento alguno al no tratarse de una enfermedad, y en cambio, el autismo es reconocido mundialmente como una enfermedad y trastorno psiquiátrico. Si prescindimos del listado de síntomas que nos pueden ayudar a distinguir un amago de infarto, pocas o ninguna serían las personas que podrían salvarse frente a un ataque al corazón.
      La empatía comienza con ser responsable para y con los demás, y para ello debemos saber etiquetar a tiempo para salvar vidas e incrementar la calidad de vida de las personas.

      Le gusta a 1 persona

      • Maria, saludos. Me ha encantado el artículo. Gracias también por el comentario-respuesta al comentario del lector, porque me ha clarificado mis dudas. Hubo una época que creía que era autista o Asperger, y de hecho llegué a estar en un grupo de Yahoo para seguir noticias y estar al tanto del Grupo de Asperger de Yahoo. Cuando me dijeron que no era autista, y llegué hasta el blog tuyo a través de Facebook, gracias a un grupo “gifted” de Facebook, me sentí identificado con bastantes cosas de las que hablas en las entradas, y, sobre todo, en esta última entrada. Es probable que tenga TAG, y trataré el tema con mi doctora. Thanks for sharing!

        Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s