Viviendo la intensidad del superdotado desde la normalidad

Síntesis realizada por Maria Rydkvist en Estocolmo a 26 de mayo de 2017 de la lectura del libro “Living with intensity” de Susan Daniels, ph. D. & Michael M. Piechowski, Ph. D., 2009.

Una cantidad extraordinaria de energía, de interés intelectual y de excitación emocional aparece a menudo en los individuos con una extraordinaria inteligencia. Intensidad que a la vista de otros, puede llegar a ser ignorada o malinterpretada.

La intensidad puede aparecer como una fuente de manifestación externa a a través de una pasión visible, de una gran efusividad y de una actividad y energía que pueden ser fácilmente observadas al encontrarse como en “la superficie”, pero existe a su vez una intensidad que sólo siente el individuo superdotado, y que no se ve.

Los superdotados ven y sienten más extremadamente que el resto. Ser superdotado significa experimentar una sensibilidad extraordinaria, ser intenso.

Las sobreexcitabilidades son “una equipación única” de las personas superdotadas y se trata de una predisposición innata. Nacen con ellas. La sobreexcitabilidad es permeable a la propia existencia de la persona superdotada y le aporta energía a su propia inteligencia y a sus capacidades intelectuales. Además moldean el desarrollo de su personalidad. La sobreexcitabilidad se trata de una lente que apertura, amplía y profundiza, la propia perspectiva y experiencia personal del individuo superdotado.

Para el psiquiatra y psicólogo polaco Dabrowsky el “desarrollo auténtico del individuo” requiere del compromiso a la verdad interior de uno mismo. Existen indicadores desde una edad temprana en el desarrollo del potencial de los superdotados, con elevados niveles de sobreexcitabilidad, intensidad, sensibilidad y conciencia moral y ética, que les hacen tender hacia la perfección y que les caracterizan tanto al niño, como al adolescente y al adulto superdotado.

La sobreexcitabilidad es la tendencia natural de responder de manera intensificada a los varios modos de estímulos, tanto externos como internos. Significa que la persona necesita de menor cantidad de estímulo para producir una respuesta, que a su vez es más fuerte y de mayor duración al propio estímulo. Se trata de un brío o ímpetu del espíritu donde se es más intenso, sensitivo, perceptivo, persistente y enérgico.

La sobrexcitabilidad significa experimentar la vida con más profundidad, más vívidamente y sentirla más extremadamente, pero se trata de una experiencia que es diferente al resto, y que posee de una mayor complejidad en lo cualitativo y de una rica textura en su composición.

Las sobreexcitabilidades suelen a menudo ser interpretadas por los demás como un sobreactuar o como una conducta inapropiada que necesita ser modulada. Cuando los adultos se encuentran con elevados niveles de intensidad y sensibilidad en los niños superdotados, no saben cómo responder ni asistir a los mismos.

En la mayoría de los casos, el aspecto de la intensidad se confunde con indicadores de una potencial patología en el individuo, más que como indicadores del potencial existente y de un fuerte desarrollo personal.

Aquello que parece “anormal” comparado con un desarrollo típico, lleva a los profesionales de la salud mental a verlo como algo que debe ser tratado, más que a considerarlo un añadido extra para un desarrollo óptimo.

Pocos padres, profesores, asesoradores, psicólogos o psiquiatras reciben formación específica para el apoyo y ayuda de estos niños y jóvenes con intensa carga emocional e intensa necesidad intelectual. Los niños superdotados sienten y ven con más precisión e intensidad que los demás niños y es por ello, que también la crean a su alrededor por su mera existencia, ya que cuestionan y retan las tradiciones y el estatus quo y no aceptan las categorías simplificadas, ya que esperan que la sociedad piense en un modo complejo cómo lo hacen ellos. Sus necesidades no son típicas, y la sociedad es incapaz de cubrirlas y darles respuesta.

La sobreexcitabilidad y la hiperestimulación se observan con frecuencia en los niños superdotados.

“La sensitividad y capacidad de ser y permanecer intensamente estimulado, es el combustible necesario para el desarrollo de los niños y de los adultos superdotados.”

Los niños superdotados pueden ser agotadores, demandan mucho y llegan a confundir realmente por este motivo a los adultos que los conocen, los aman o les tienen que les enseñar. Los profesores de niños superdotados poseen una comprensión muy limitada de los rasgos de la personalidad del superdotado, y al ser tan sensibles, suelen frenar la recomendación de adelantarlos incluso de curso en base a que no los ven maduros y a que son tan emocionales, que según ellos son aún inmaduros, diciendo “que aunque sean muy inteligentes, no están socialmente maduros”, lo cual es un gran error que proviene por esta gran falta de conocimiento sobre la intensidad emocional del superdotado.

Estos adultos se ven frustrados ante la intensidad de los niños superdotados y lo normal es que no sepan cómo responder a la misma. La sobreexcitabilidad tiene una correlación directa con la alta inteligencia. Los niños superdotados tienden a mostrar mayores niveles de energía física, intelectual y emocional.

Además Dabrowski nos habla del “positive maladjustment” (un mal ajuste positivo) que se basa en lo siguiente, en que un individuo pueda experimentar un conflicto por las acciones injustas y abusivas de la sociedad y que se mantenga firme y fiel a su postura de lo que considera que es lo correcto.

El ajuste sería el permanecer de la mano del grupo o del conjunto de la sociedad, aunque este viole los principios éticos y morales, lo cual se trataría realmente de algo negativo en sí. La oposición a esto mismo, sería entonces algo positivo, incluso aunque dé lugar al nacimiento de un conflicto.

Hace falta coraje para enfrentarse y examinar con detenimiento los motivos y principios que le dan valor a uno mismo. El autoconocimiento, la determinación, el coraje y el crecimiento interior por este mismo motivo del “positive maladjustment”, una vez que comienza, ya no para nunca, y las fuerzas interiores del individuo superdotado le llevan a buscar nuevos retos que le aporten un mayor crecimiento, y para ello es siempre necesario la intensidad y la sobreexcitabilidad emocional.

Los niños y adolescentes superdotados se mantienen firmes a sus principios para defender a los compañeros de clase cuando perciben que han sido tratados injustamente demostrando “un mal ajuste positivo”, lo cual se vuelve en una fuente de estrés para los adultos que tratan con estos alumnos.

Para poder realizar un asesoramiento de niños y adultos superdotados es condición indispensable tener un amplio conocimiento de los niños y los adultos superdotados (que no de alumnos de AACC o alumnos con talentos simples o complejos al no tratarse de individuos superdotados ni así la instrucción recibida sin parte emocional).

De todas formas, “las sobreexcitabilidades no son patologías que necesiten terapia ni prescripción alguna, ni ningún tipo “de cura”, ya que lo que realmente representan son cualidades de la personalidad y del desarrollo emocional que caracterizan al niño superdotado y que contribuyen a su total desarrollo” (Susan Daniels, ph. D. & Michael M. Piechowski, Ph. D., 2009, pág. 55)

Las sobreexcitabilidades son una parte integral del niño y adulto superdotado y vitales para la conformación de su propio “self”.

La expresibilidad del niño a través de sus sobreexcitabilidades no debería ser simplemente vista como una conducta preocupante, aunque pueda dar lugar a dificultades extras en casa, en el colegio, o en otro tipo de situaciones y ambientes.

Sólamente deberíamos acudir al psicólogo o recibir asesoramiento para el niño o adolescente superdotado si: (Susan Daniels, ph. D. & Michael M. Piechowski, Ph. D., 2009, pág. 102)

-La intensidad, su duración o frecuencia de las conductas en cuestión (por ejemplo: berrinches, ataques de llanto, agresividad o retraimiento) interfieren de un modo muy significativo en el colegio, en casa o en otros ambientes.

-¿Están las conductas provocando dificultades familiares? ¿Existe un incremento de la rivalidad entre hermanos, las contestaciones de vuelta, o de otro tipo de angustias? ¿Han desembocado estos comportamientos en un incremento de la tensión entre usted y su esposo/-a?

-¿Tiene sospechas del posible abuso de alcohol o de drogas?

Consejos para encontrar un buen profesional o experto de superdotados: (Susan Daniels, ph. D. & Michael M. Piechowski, Ph. D., 2009, pág. 102)

Lo que es de vital importancia en estos casos es el saber encontrar un experto que entienda muy bien la superdotación.

Para poder determinar si el experto entiende de superdotación y de las dificultades de esta condición, debemos considerar realizar a priori las siguientes preguntas al mismo, y reflexionar sobre la respuesta recibida para poder valorar si es o no un buen experto en superdotación y en superdotados:

-¿Tienen los niños superdotados necesidades especiales? ¿Cómo los diferencia de los niños no superdotados (AACC, talentosos o demás alumnos)?

-¿Podría decirme de algunos problemas o conductas particulares de estos niños superdotados que haya observado usted en su trayectoria con estos niños?

-¿Cuáles son las necesidades particulares y específicas sociales y emocionales que ha notado usted en los niños superdotados?

-¿Cómo lo hace en la actualidad para distinguir entre las conductas asociadas con el TDAH y las características de los superdotados?

-¿Cuál es el porcentaje de superdotados al que atiende en su consulta entre el total de todos sus clientes?

cropped-img_0807-2.jpg

Cómo distinguir un niño Autista de un niño Superdotado

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 16 de abril de 2017

La Confederación Autismo España define el Trastorno de Espectro del Autismo (TEA) como un amplio conjunto de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento del cerebro, dando luchar a dificultades en la comunicación y a la interacción social, además de a la flexibilidad del pensamiento y la conducta.

El TEA comienza en la niñez y dura toda la vida. Los TEA son trastornos que tienen una base neurobiológica, parte de esta base es heredada y está claro que en el Autismo hay una predisposición genética, aunque no lo está todavía en qué medida este origen genético es hereditario (transmitido de generación en generación) o accidental (como consecuencia de una lesión genética producida en el momento de la fecundación o durante la gestación).

Las cifras de estudios epidemiológicos realizados en Europa, que apuntan una prevalencia de aproximadamente 1 caso de TEA por cada 100 nacimientos (Autism-Europe aisbl 2015). En estudios recientes realizados en EEUU- CDC, 2012- los datos son de 1 por cada 88. En ellos se confirma que se presentan de manera más frecuente en los hombres que en las mujeres (en una proporción de 4:1), y que no existen diferencias en cuanto a su aparición en las distintas culturas o clases sociales.

El Asperger ha sido incluído en 2013 como parte del TEA (Trastorno de Espectro Autista) según los criterios de diagnósticos del DSM 5.

El Minnesota Council for the gifted and talented, publicó una tabla que establece las similitudes y las diferencias entre un niño superdotado y un niño con el síndrome de Asperger (ahora conocido como autismo de alto funcionamiento) en 2008, que es la que se reproduce a continuación y que va de alguna manera orientada a ayudar a identificar los rasgos que pueden ser particulares a cada grupo.

La tabla original la podéis encontrar en el siguiente enlace: http://mcgt.net/wp-content/uploads/2011/04/%CB%86x-Giftedness-Asp.Dis_.Checklist.pdf

         SUPERDOTADO

 

SÍNDROME DE ASPERGER
                                                      Memoria y atención
-Excelente memoria para la retención de hechos, datos e información sobre una variedad de temas

– Recuerda las caras y los nombres con precisión

-No le gustan las tareas de mera memorización aunque él o ella sepa hacerlo muy bien

-Intensa concentración en temas de interés

-Si está distraído, puede volver rápidamente a la tarea que está desempeñando con o sin redirección

-Excelente memoria para los hechos e información detallada relacionada con temas seleccionados de interés especial

-Pobre memoria para recorder caras y nombres con precisión

-Disfruta pensando sobre cómo memorizar y memorizando detalles, datos y figuras.

-Intensa concentración en unos pocos y principales temas de interés

-Si está distraído por sus propios pensamientos internos, volver a la tarea que desempeñaba, puede ser difícil

                                             Comunicación y uso del lenguage
-Poseen un vocabulario extenso y avanzado

-Tiene gran comprensión de ideas abstractas

-Estilo verbal rico e interesante

-Involucra a otros en sus intereses

-Hace preguntas desafiantes

-Lenguaje expresivo / patrón de habla de un niño Mayor

-Entiende y se involucra en un sofisticado humor, en la ironía, sarcasmo.

-Entiende la causa/efecto en cualquier conversación. Capaz de comunicar el malestar de manera verbal

-Poseen un uso avanzado de palabras con falta de comprensión de su uso lingüístico en el lenguaje

-Piensa y se comunica en términos concretos y literales con menos abstracción

-Estilo verbal no atractivo a los demás

-Estilo o contenido que carece de reciprocidad con las demás personas

-Repite preguntas e información

-Discurso pedante

-Poca o no elaboración en los discursos

-No entiende las bromas en el entorno social.

-Dificultad para entender el sentido de las conversaciones

-Comunica su malestar con acciones en vez de con palabras

                                                        Social y Emocional
-Capaz de identificar y nombrar a los amigos; disfruta de círculos de alto estatus social

-Consciente de las normas sociales

-Muy consciente de que es diferente de sus compañeros

-Intercambio espontáneo de placer, logros, actividades, intereses

-Involucra a otros en sus conversaciones

-Consciente de otros puntos de vista y capaz de entender esos diferentes modos de pensar

-Sigue reglas no escritas en sus interacciones sociales

-Muestra una profunda intuición social

-Generalmente muestra emociones apropiadas

-Consciente de las emociones de los demás, y sabe interpretarlas

-Capaz de leer situaciones sociales

-Muestra empatía hacia los demás y es capaz de ayudar a amigos con problemas

-Demuestra dificultad significativa y carece de comprensión a la hora de establecer relaciones de amistad

-Indiferente a las normas sociales de vestido y comportamiento

-Limitado reconocimiento de diferencia con sus compañeros

-No comparte sus intereses ni sus actividades de manera espontánea, ni disfruta compartiendo diversión, actividades, intereses, o logros

-Muestra dificultad a la hora de iniciar conversaciones con otros, y de involucrarlos en sus diálogos

-Asumir que otros comparten sus opiniones personales

-No es consciente de las convenciones sociales y los motivos tras las mismas

-Ausencia de intuición social

-Demuestra emociones inapropidas o inmaduras, y muestra un afecto plano y restringido

-Muestra problemas para reconocer las emociones de los demás

-No muestra empatía para los demás, ni con los problemas de los otros

                                                           Conductual
-Poca resistencia al cambio

-Cuestiona las reglas y la estructura social

-Comportamiento estereotipado no presente

-Cuando los problemas aparecen se muestra con mucho malestar

-Se resiste al cambio por tener comportamiento muy rígido

-Se adhiere estrictamente a las reglas y necesita tener un comportamiento estructurado

-Presenta comportamiento estereotipado

-Cuando un problema aparece son los padres y profesores los que muestran malestar

                                                      Habilidades motoras
-Buena cordinación motora

-Se interesa por los deportes en equipo

-Demuestra apropiado desarrollo en sus habilidades de autoayuda

cropped-cropped-cropped-img_0228.jpg

-Mala cordinación motora para su edad

-Evita los deportes en equipo

-Retraso en las habilidades de autoayuda

El mobbing al adulto altamente superdotado en el lugar de trabajo. Una barbarie inadvertida.

Hola a todos, veo necesario traer de nuevo a escena esta tragedia de las personas más brillantes e inteligentes, que en contra de lo que se cree, se ven rechazadas por ser “demasidado buenas” en sus puestos de trabajo y por sus compañeros y jefes, ya que el no “dar pena” al no quejarse y llevar todo hacia adelante con las mínimas herramienttas o recursos, y el ser totalmente autosuficiente en las tareas laborales, les hace ser vistos como una amenaza y el grupo se conjura contra él, con un tipo de bullying a veces muy sútil y doloroso que pasa simplemente por desviarles la mirada y aislarlos socialmente de la conversación y de toda actividad conjunta del mismo. Es un tema muy complejo.

 

Origen: El mobbing al adulto altamente superdotado en el lugar de trabajo. Una barbarie inadvertida.

Atrapados en otra dimensión: “los niños excepcionalmente superdotados”

Artículo traducido por Maria Rydkvist a 2 de diciembre de 2016, del artículo original de Stephanie S. Tolan titulado: “Stuck in another Dimension: The exceptionally Gifted Child in School”, publicado en Gifted Child Today, Nov-Dec 1985 (http://www.stephanietolan.com/another_dimension.htm)

Durante seis años he intentado educar a los niños superdotados profundos en un sistema escolar que no está diseñado para tratar con ellos. Como progenitor, nunca he sido capaz de resumir nuestra situación a un simple problema teórico: donde los errores tienen consecuencias reales, observables y dolorosas para alguien de quien me preocupo mucho.

He aprendido mucho en estos últimos años, y una de las cosas más frustrantes que he aprendido, es que a pesar de que existen miles de estos niños en nuestros días y que muchos miles han sido ya educados o mal educados, o atropellados y abandonados por el propio sistema en el pasado, pues que cada uno de nosotros que se enfrenta de nuevo a este tema, parece que estemos inventando la rueda de nuevas, y que tengamos que empezar de cero.

Poco antes de que mi hijo cumpliese seis años, fue cuando descubrí que las cualidades especiales que habíamos notado en él, eran finalmente señales de una extremada capacidad intelectual. Me puse a buscar en la literatura. La literatura existente me ha ayudado a través de mi embarazo, y en el método de dar a luz, y me ha informado sobre las enfermedades de la infancia, y también me ha aportado el consejo del experto para apoyar mi deseo de dejarle tener el chupete tanto tiempo como fuese necesario. De manera natural asumí que desde lo que se explicaba en los libros, podía aprender cómo educarle.

Una de las primeras cosas que encontré en torno a la educación de superdotados, fue que los niños excepcionalmente superdotados son considerados como tan infrecuentes que se les relega a un párrafo en un libro, o a un capítulo en otro. Mientras si existía información en torno a lo que las mentes en el rango más alto de la inteligencia humana podrían hacer, y encontraba información sobre sus biografías, y sobre estos personajes en la historia, no encontraba en cambio  ningún consejo práctico sobre cómo educar a estos niños. Solo unos pocos, parecían saber qué hacer con estos niños cuando alcanzaban la edad de de 12 o 13 años y siempre si habían rendido bien en el test SAT (test de aptitudes escolares), pero lo poco que encontré, sobre los años en primero de primaria, de hecho, lo que parecía, era presagiar una verdadera catástrofe con estos niños.

Parecía haber un consenso en lo relativo a que el niño con un CI por encima de 150, o aún peor, por encima de 180, sería un “misfit” en la escuela y necesitaría una adaptación de los métodos tradicionales de enseñanza. Pero no había consenso alguno, y en muchas de las fuentes no aparecían sugerencias ningunas, sobre qué tipo de adaptación debía llevarse a cabo. En general, la controversia sobre el enriquecimiento o la aceleración, parecían pensadas para los niños en el rango normal de superdotación. Pero muy poco parecía poder aplicarse a un niño que antes de cumplir seis años, leía como un niño de sexto sobre casi cualquier tema y que podía además mantener una conversación fundada sobre diversos temas.

¿Debía de acelerarlo? Algunas fuentes decían que no, otras que si, que por supuesto era la única posibilidad. Pero incluso esas que decían que sí, como una reflexión a posteriori, decían que un año o dos de aceleración en poco tiempo serían insuficientes. La falta de directrices y lo contrario de las mismas, nos llevaba a la conclución que los niños excepcionalmente inteligentes se convertirían en un fracaso ya fuese por culpa de lo emocional, lo social o lo educativo. La otra versión absurda era esta de que los niños excepcionalmente inteligentes eran capaces de sobrevivir a todo tipo de atropellos en la escuela, en la Sociedad, o de los compañeros, si contaban con el apoyo de sus progenitores. Los libros en este caso, eran insuficientes y me estaban fallando.

Las conferencias:

Comencé a asistir a conferencias sobre superdotación donde me dí cuenta de un fenómeno interesante, los padres de los niños con Mayor nivel de superdotación, eran los que encontraban la menor ayuda en las mismas. Se escuchaban cosas del tipo, “pero esas ideas no valdrían con mi hija, ella necesita de mucho más!”. “Por qué parecen no hablarnos a nosotros?” “Por qué no tienen información que nos sea de ayuda?”. Cuando estos padres con serios apuros interpelaban a los organizadores de estas conferencias en alguna de las charlas, estos les decían que los niños excepcionalmente superdotados eran tan minoritarios que eran estadísticamente insuficientes. Esta era lógicamente una repsuesta que no satisfacía absolutamente a nadie. Al contrario, existe una creencia entre los investigadores de que los niños con CI 150+ son más numerosos que los que predice la curva de Gauss.

La mayoría de los docentes nunca se han topado antes, con un niño identificado como excepcionalmente superdotado. Muy pocos han leído a Hollingworth (1975) y no pueden creerse que nuestros hijos puedan completar la educación básica en menos de la cuarta parte de lo normal. Este tipo de desviaciones de la norma se trata de algo imposible de creer para muchos docentes.

Las escuelas están diseñadas para educar a la mayoría de la población, por lo tanto no es de esperar que puedan educar al niños de CI 150+, cómo no lo sería tampoco para el caso del niño con retraso profundo. Los niños excepcionalmente superdotados, no están exentos de las leyes que hacen obligatoria la asistencia a la escuela, pero sin embargo no existe una estructura diseñada a sus necesidades.

La gente tiende a ver a nuestros hijos como raros, pero lo que no entienden es que las características que los hacen diferentes en la compañía del grupo promedio, son las realmente normales en compañía de otros individuos excepcionalmente superdotados.

La investigación ha demostrado que los niños con los cocientes más elevados, son los que cuentan con menor posibilidad de ser identificados en la clase en comparación con el resto de superdotados.

La mayoría de niños de CI 150+ están social y emocionalmente más avanzados que los niños de su edad. El poner a uno de estos niños con 10 años en una clase con otros niños de 10 años y darle material de quinto de primaria, es incorrecto, mires por dónde lo mires. No se nos ocurriría obligar a un chico intelectualmente promedio de 15 años, a verse en esta situación, pero se lo hacemos de manera rutinaria y continuada a los superdotados profundos.

Imaginaros el alimentar a un elefante, dándole una hoja de césped por vez. No solo moriría de malnutrición antes de que incluso pudiéramos introducirle la cantidad de comida suficiente, sino que esa simple hoja, sería de demasiado pequeña, para si quiera ser notada.

Los docentes se quejan de que permitir a un alumno abandonar un proyecto que ya le ha dejado de interesar, va en contra de la auto-disciplina. Si estos niños no experimentan reto, se ven sobrepasados por el aburrimiento. Se nos dice a los adultos, que si no hacemos ejercicio regularmente, nuestros cuerpos se harán sedentarios, perdiendo en salud, y se pondrán flácidos. Pero parece que se espera que el cerebro del extremadamente superdotado esté en forma, sin ni si quiera, llegar a ponerlo en funcionamiento en la escuela.

Conclusiones:

Este tipo de situaciones, no le están sucediendo a un niño en un colegio en concreto, sino que les están sucediendo una y otra vez, a muchos niños, en muchos países.

Estos niños no pueden esperar hasta la edad de 12 o 13 años para recibir ayuda, ya que habrán tenido que esperar demasiado, y el sufrimiento les habrá dejado demasiadas secuelas.

Después de seis años en la escuela tradicional, aquellos que predecían una catástrofe, son los que se encuentran más cerca de acertar sobre la realidadde estos niños, en lugar de los que afirmaban que estos niños sobrevivían a lo que fuese. No importa cómo de preparados se encuentren físicamente los astronautas, que jamás los mandaríamos desnudos a la luna, y los protegemos con trajes especiales y les damos oxígeno. Es hora de darles protección y sustento a nuestras mentes más selectas.

References

Drews, E.M. (1972). Learning together. New York: Prentice-Hall.

Grost, A. (1970). Genius in residence. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.

Hollingworth, L.S. (1975). Children above 180 IQ (Reprint of 1943 ed.). New York: Arno Press.

Stanley, J.C., Keating, D.P., & Fox, L.H. (1974). Mathematical talent: discovery, description and development. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press.

Terman, L.M., & Oden, M. (1947). Genetic studies of genius: mental and physical traits of a thousand gifted children. Vol. 1. Stanford, CA: Stanford University Press

P1030972

El mobbing al adulto altamente superdotado en el lugar de trabajo. Una barbarie inadvertida.

Traducción realizada por Maria Rydkvist en Estocolmo a 12 de septiembre de 2016 del artículo de investigación realizado por Reuven Kotleras, titulado, “The Workplace Mobbing of Highly Gifted Adults: An Unremarked Barbarism”, Advanced Development Social Issues of the Gifted, volume 11, 2007 130. Para su lectura al completo consultar: http://www.kwesthues.com/Kotleras-mobbing2011.pdf

Abstracto:

El mobbing en el lugar de trabajo deriva en severas consecuencias para la salud, tanto físicas, como fisiológicas. Puede resultar en la destrucción de la personalidad del propio individuo, y que esto le conduzca literalmente fuera del mercado laboral. Los rasgos distintivos de los adultos altamente superdotados los pone en un riesgo aumentado de sufrir mobbing en el lugar de trabajo. Estos rasgos incluyen su diferencia con respecto al resto y la mala interpretación de esa diferencia, un sentido distinto de entender la moral, su ímpetu y fuertes emociones, el perfeccionismo y el esteticismo, una percepción exacerbada, sus miles de multifacetas y la necesidad de abrazar la soledad y la búsqueda por el sentido de las cosas. Paradójicamente, sin embargo, las sobreexcitabilidades y la sensibilidad de los adultos altamente superdotados puede disminuir su habilidad para interpretar y enfrentar la experiencia de estar sufriendo mobbing. Los adultos altamente superdotados que han sufrido mobbing en su lugar de trabajo, pueden llegar a necesitar una intervención terapeútica diferenciada, al igual que lo requieren los niños superdotados que sufren acoso escolar.

El mobbing en el lugar de trabajo y el adulto altamente superdotado

Los adultos altamente superdotados sufren mobbing en el lugar de trabajo en una proporción desmesurada en relación a la que se presenta entre la población general.

El mobbing se trata de un conflicto en el lugar de trabajo en el que a una persona se la aísla, se la acosa y se le hace ostracismo durante un largo periodo de tiempo.., no se trata de un episodio aislado, sino de un proceso de desmejora que normalmente supera el año. (Zapf & Einarsen, 2005, pp. 243, 248; compare Leymann, 1996, p. 167). La duración y el modo sistemático y naturaleza de la agresión diferencia al mobbing del conflicto normal de tipo interpesonal. La víctimas del mobbing encuentran su trauma reavivado de manera continuada, ya que nuevas fuentes de ansiedad aparecen de manera a menudo, mientras se reciben violaciones continuadas a los derechos individuales que minan aún más su autoestima y su salud psicológica, (Leymann and Gustafsson (1996, p. 273) También se puede dar mobbing a través de formas de agresión más sutiles y menos directas.

Las consecuencias del mobbing pueden conducir a secuelas en la salud que pueden equipararse a las de distintas formas de violencia física o de abuso sexual. (Zapf & Einarsen, 2005, p. 262).

Ejemplos de conductas de mobbing

[…] Algunos colegas pueden cruzarse contigo por los pasillos y notar que sus ojos se dirigen al lado contrario cuando mi mirada se cruza con la suya.

[…] El que en varios años ningún compañero me haya invitado a su casa, mientras puedo contar el número de invitaciones para tomar un café, o ir a un bar a tomar algo con una mano, y aún me sobran dedos.

La propia disfunción en el modo de funcionamiento burocrático de las organizaciones bajo una autoridad absoluta, lleva al adulto superdotado a ver a través ante tanta hipocresía, y su diferente sentido de la moral y de la justicia se verá ofendido, ya que la legitimidad del sistema, de sus normas y de su legalidad, proviene de la propia arbitrariedad y selección en la aplicación de las mismas. Su intenso “drive” por el logro y el buen resultado, se verá entonces denigrado e incluso castigado, bajo la base de fuentes tradicionales de autoridad que tribalizan y rigen la propia institución. Finalmente, la propia inercia de la cultura de las propias organizaciones, terminan poniendo al altamente superdotado en riesgo por todos estos motivos, incluyendo el que se le aísle de la mayoría por su manera visible de disconformidad con el orden establecido de las cosas.

[…] Ataques en las relaciones sociales como el fallo casi sistémico de casi ignorar la presencia de uno por completo, al bajar en el ascensor o en la entrada de la oficina, e incluso el animar a otros subordinados a que actúen de igual modo.

[…] El dejar sillas vacías a mi lado cuando había reuniones o grupos de trabajo, cuando el resto tenían a alguien sentado al lado.

Por distintos motivos, la situación de los adultos superdotados es más complicada que las del niño que sufre bullying en el colegio. Primero, se espera de los adultos que sean más autosuficientes que los niños, y las estructuras de apoyo social y psicológico, no están bien establecidas para el acosado. Por otra parte, la carrera profesional y el propio sustento se encuentran en riesgo. Por último, debido a que los adultos superdotados desarrollan de manera más profunda los rasgos característicos de la superdotación, como el caso de una más elevada conciencia y sensibilidad, la acentuación de estos mismos rasgos, hacen que el superdotado sea menos capaz de enfrentarse con el mobbing en el lugar de trabajo, encontrándose por estos motivos a un mayor riesgo, incluso, aunque el porcentaje de mobbing fuese igual que para el de la población general.

Los rasgos que ponen al adulto altamente superdotado en riesgo son:

  1. Ser diferentes del resto y que se les malinterprete
  2. Un sentido de la moral y de la justicia diferente.
  3. El ímpetu y la fuerza de las emociones
  4. El perfeccionismo y la estética.
  5. Una percepción exacerbada
  6. Ser abrumadoramente polifacéticos.
  7. Su necesidad de soledad y por la búsqueda de sentido y significado.

La sensibilidad, y un elevado sentido moral y de la justicia les hace sufrir de manera diferente y sufrirán aún más, bajo las situaciones de conflicto precisamente por su avanzado sentido de la moral y de la justicia, y por las justificaciones utilizadas por sus acosadores.

Los adultos altamente superdotados que sufren de mobbing en el lugar de trabajo, requerirán de una atención especializada y un complejo tratamiento.

Conclusión

Los problemas especiales de “ajuste” de los individuos superdotados, provenientes de su experiencia cualitativamente diferente del mundo ya desde niños, no desaparece llegada la edad adulta. (Roeper, 1995; Silverman, 1995).

Los adultos altamente superdotados no están preparados para la hostilidad y el castigo proveniente de compañeros resentidos y mediocres que se consolidan a través de su poder administrativo en la organización.

Referencias
Ashforth, B. E. (1994). Petty tyranny in organizations. Human

Relations, 47(7), 755-778.

Dabrowski, K. (1972). Psychoneurosis is not an illness. London: Gryf.

Davenport, N., Schwartz, R. D., & Elliott, G. P. (2005). Mobbing: Emotional abuse in the American workplace (3rd ed.). Ames, IA: Civil Society Publishing.

Einarsen, S. (1999). The nature and causes of bullying at work. International Journal of Manpower, 20(1), 16-27.

Fox, K., & Pope, S. (2005). Gifted and talented mathematicians. In D. Hewitt, (Ed.), Proceedings of the British Society for Research into Learning Mathematics. 25(3), 33-38.

Frankl, V. (2000). Man’s search for meaning (4th ed.). Boston: Beacon Press.

Goldberg, D. P. (1978). Manual of the General Health Questionnaire. Windsor, U.K.: NFER Publishing.

Goldberg, D. P., & Hiller, V. F. (1979). A scaled version of the General Health Questionnaire. Psychological Medicine, 9(1), 139-145.

Hollingworth, L. S. (1930). The child of very superior intelligence as a special problem in social adjustment. Annals of the American Academy of Political and Social Science, 149(3), 151-159.

Kerr, B., & Claiborn, C. D. (1995). Counseling talented adults. Advanced Development, 7, 163-171.

Leymann, H. (1993). Mobbing: Psychoterror am Arbeitsplatz und wie man sich dagegen wehren kann [Mobbing: Terrorization at work and how to ward it off]. Reinbek bei Hamburg: Rowohlt Taschenbuch Verlag.

Leymann, H. (1996). The content and development of mobbing at work. European Journal of Work and Organisational Psychology, 5(2), 165-184.

Leymann, H., & Gustafsson, A. (1996). Mobbing at work and the development of post traumatic stress disorders. European Journal of Work and Organisational Psychology, 5(2), 251-275.

Lind, S. (2001). Overexcitability and the gifted. SE􏰁G 􏰁ewsletter, 1(1), 3-6.

Volume 11, 2007 144

Reuven Kotleras

The Workplace Mobbing of Highly Gifted Adults

Maxwell, B., & Silverman, L. K. (1995). Inner conflict as a path to higher development. Advanced Development, 7, 57-64.

McDowell, I. (2006). Measuring health: A guide to rating scales and questionnaires. New York: Oxford University Press.

Nelson, K. C. (1995). Dabrowski’s theory of positive disintegration. Advanced Development, 7, 43-56.

Olweus, D. (1993). Bullying at school: What we know and what we can do. Oxford: Blackwell.

Parsons, T. (1947). Introduction. In T. Parsons (Ed.), Max Weber: The theory of social and economic organization (pp. 3-86). (A. M. Henderson and T. Parsons, Trans.). New York, Oxford University Press.

Peterson, J. S., & Ray, K. E. (2006). Bullying among the gifted: The subjective experience. Gifted Child Quarterly, 50(3), 252-269.

Piechowski, M. M. (1997, July). Emotional giftedness: An expanded view. Paper presented at the World Conference of the World Council for Gifted and Talented Children (12th), Seattle, WA. (ERIC Document Reproduction Service No. ED413695) Retrieved June 30, 2007, from http://eric.ed.gov/ERICDocs/data/ ericdocs2sql/content_storage_01/0000019b/80/15/0d/eb.pdf.

Roeper, A. (1995). Gifted adults: Their characteristics and emotions. Advanced Development, 7, 21-34.

Schuster, B. (1996). Rejection, exclusion, and harassment at work and in schools: An integration of results from research on mobbing, bullying, and peer rejection. European Psychologist, 1(4), 293- 317.

Silverman, L. K. (1995). The universal experience of being out-of-sync. Advanced Development, 7, 1-12.

Silverman, L. K. (1999). Perfectionism. Gifted Education International, 13(3), 216-225.

Smith, P. K., & Sharp S. (Eds.). (1994). School bullying: Insights and perspectives. London: Routledge.

Stucke, T. S. (2002). Persönlichkeitskorrelate von Mobbing: Narzissmus und Selbstkonzeptklarkeit als Persönlichkeitsmerkmale bei Mobbingtätern [Personality correlates of mobbing: Narcissism and self-concept clarity as personality correlates of mobbing perpetrators]. Zeitschrift für Arbeits und ganisationspsychologie, 46(4), 216-221.

145 Advanced Development Journal

Tolan, S. S. (1995). Discovering the gifted ex-child. Advanced Development, 7, 13-19.

Weber, M. (1946). From Max Weber: Essays in sociology. (H. H. Gerth and C. W. Mills, Trans. and eds.). New York: Oxford University Press.

Westhues, K. (2002, December). At the mercy of the mob. OH&S Canada, 18, 30-33.

Westhues, K. (2005). The envy of excellence: Administrative mobbing of high-achieving professors. Lewiston, N.Y.: Edwin Mellen Press.

Westhues, K. (2007, January 23). Mobbing, a natural fact. Revision of a lecture given to the Society for Sociology, University of Graz, Austria. Retrieved June 30, 2007, from http://www.arts.uwaterloo.ca/~kwesthue/graz0701.htm.

Zapf, D., & Einarsen, S. (2005). Mobbing at work: Escalated conflicts in organizations. In S. Fox & P. E. Spector (Eds.), Counterproductive work behavior: Investigations of actors and targets (pp. 237-270). Washington, D.C.: American Psychological Association.

IMG_4677

 

El arte de ser “seres indeseables”: el superdotado en el grupo social

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 30 de junio de 2016

“Cuando en el mundo aparece un verdadero genio puede reconocérsele por este signo: todos los necios se conjuran contra él” Jonathan Swift

Introducción:

Un individuo superdotado se vuelve “un indeseable”, cuando se convierte en una amenaza a la baja autoestima de los demás, o cuando es percibido como una amenaza a la autoridad social o del grupo.

Cuanto mayor es el prestigio que pueda ser perdido, más severa se vuelve la batalla para mantener la dominancia y la autoridad. Ante este tipo de situaciones el individuo altamente superdotado será negado, rechazado, humillado, burlado y juzgado por el grupo social, independientemente de que sus afirmaciones sean ciertas, porque lo único que interesa es mantener la hegemonía en el grupo y la dominancia del mismo, por parte de aquellos individuos, o grupo de individuos, que poseen el liderazgo en el mismo.

Todos aquellos que se salen del molde común, que dan muestras de originalidad, que crean en contra del gusto o de las costumbres de la mayoría, son considerados “seres anormales”. Los individuos superdotados que pretenden cambios en el grupo social, se encuentran perseguidos, y se convierten en indeseables por razones socio-biológicas, incluso bajo los sistemas y las normas democráticas. Los superdotados sino casi siempre, si muy a menudo, y debido su propia naturaleza, son individuos “políticamente incorrectos”.

La mayoría de los estudios sobre superdotación y talento, se centran en las función social del superdotado en el grupo, viendo a este, “como un individuo que les proveerá con un mantenimiento de la estructura existente, y que hasta les será de entretenimiento por y para el grupo”, pero no se les define como “individuos que producen la importante función del cambio social”.

Los superdotados son justos, empáticos y concienciados socialmente, pero precisamente por esta causa y motivo, suelen rebelarse, y a menudo cuestionan las normas y la autoridad. Son muy críticos, perfeccionistas, independientes y no conformistas, son inquisitivos, y tienden a realizar preguntas que dejan en evidencia (Silverman, 1993; Sternberg & Tardiff, 1988; Webb, 1993).

La investigación y estudios sobre superdotación y talento no han apuntado aún al tema de la función social de la superdotación. Tendemos a dar por hecho, que la superdotación siempre será bienvenida en todos los niveles sociales, y que el superdotado de manera automática comenzará a contribuir para la sociedad (cf. Teo., & Quah, 1999). Sin embargo, donde los individuos superdotados planteen una amenaza percibida para las estructuras de poder y la autoridad, en el nivel social y el contexto del que se trate, serán más que seguro considerados como “seres indeseables”.(cf. Quinn, 2004). Tengamos en cuenta, que el ser percibido como una amenaza, no es lo mismo que ser intencionadamente una.

Es fundamental el estudiar la superdotación desde esta perspectiva “la de que somos conscientes de los patrones primitivos de acción y reacción que determinan nuestra propia conducta, y no pretender hacer como si estos no existieran. Es precisamente en esta área de la conducta social, en la que tenemos menor libertad de movimiento de la que normalmente deseamos reconocer y admitir”(Eibl-Eibesfeldt, 1989, p. 3).

Es de especial interés el explicar la respuesta social a la superdotación, es decir, la de dominar y el dominio de la conducta a través de la agresión, y especialmente la defensa y conquista del territorio, la de una defensa del territorio de dominancia entre grupos bien organizados, y sobre las normas disciplinarias empleadas para reforzar las normas de un grupo (Wilson, 2004). La agresión puede poseer muchísimas más facetas y matices de las que pensamos. Es más, se trata de un funcionamiento de gran componente biológico (Kemp, 1990; McBride-Dabbs & Goodwin-Dabbs, 2000). Por esta causa, y llegado el momento, defendemos también nuestros “territorios intelectuales”, si nuestra posición de influencia y de autoridad, depende completamente de ello.

Si por ejemplo, has construido toda una carrera en base a unas teorías y conocimiento que han sido bien aceptadas y son parte del propio conocimiento formal en un campo determinado, si de repente, aparece un individuo superdotado o investigador que desaprueba y cuestiona tu trabajo, el cual has hecho con argumentaciones válidas, y viene y presenta una “mayor evidencia empírica” para apoyar las declaraciones que presenta, ¿Qué haces? ¿Cedes y abrazas las nuevas ideas porque estás completamente convencido de que son correctas? ¿Dejas el trabajo de toda una vida detrás, partiendo desde esta nueva plataforma de teoría y conocimiento? ¿O haces todo lo posible e imposible, para “renegar de estos nuevos descubrimientos” y buscas todas y cada una de las maneras para defenderte, y para mantener así tu actual puesto de influencia?

La verdad y el conocimiento son al final lo de menos, la “dominancia”, es lo que es verdaderamente importante.

La resistencia de muchos expertos de cambiar su mentalidad de lo pasado a lo nuevo, incluso intentando convencer de una evidencia que es hasta contraria a sus convicciones personales, es algo bien conocido (Segerstråle, 2000). Esto ha sido denominado por Greenwald (1980) como “conservadurismo cognitivo”, y es un conocido mecanismo de defensa que nos define. “Algunos son aún más reticentes a aceptar el cambio que otros. (Johnson, et al., 1988). Si esta tendencia se mantiene, estamos en que los adversarios del superdotado que están “haciendo su camino en el mundo”, pueden ser otros superdotados, presumiblemente con un menor nivel de sobredotación intelectual, los cuales han adquirido “un cierto nivel de importancia”.

 Expuesto a ciertas condiciones, actuaciones y decisiones, el individuo superdotado posee una excelente capacidad para entender cuáles serán las consecuencias que devendrán de las mismas. Sin embargo, ser la voz en un grupo de otros individuos que están menos equipados para poder adivinar y deducir los resultados y los problemas, ¿pues, quién en el grupo va a querer escuchar y admitir la única y diferente voz en modo de conclusión y opinión? Si este individuo, es además contrario al propio liderazgo, la humillación y la persecución le van a perseguir de un modo u otro. Lo más interesante, es que ni si quiera interesa que el individuo superdotado lleve o no la razón, ya que él o ella, se convierten en una amenaza a la credibilidad de la autoridad, que hay que eliminar.

Las amenazas percibidas, se manejan tanto por los humanos como por otros animales, de cuatro maneras: 1) Supremacía, 2) Sumisión, 3) Huída o 4) Ataque y eliminación (cf. Barnard, 2004; Grossman, 1995).

Nuestra primera elección no es generalmente eliminar la amenaza que nos pueda suponer otro individuo. Se comienza con intentar asustarlo, intentando demostrar nuestra superioridad de diversas maneras. (Supremacía).

Si esto no tiene éxito, y estamos convencidos de la “gran fuerza” del oponente, podemos elegir escapar, o abandonar, simplemente con el fin de buscar seguridad en otra parte.

Sin embargo, es posible “recurrir a la formación de alianzas” en su lugar. Es mejor ser amigo y aliado a la superioridad que se percibe, que ser su enemigo (Sumisión). Como último recurso, “atacamos y eliminamos”, con el único propósito de deshacernos de una vez por todas de la amenaza. Ni que decir tiene, que esto se ha hecho de muchas maneras en todas las culturas y en todas las sociedades, y a todos los niveles, a lo largo y ancho de la historia. El ansia de poder e influencia es igual de predecible y posee la misma fuerza, en cualquier lugar, en cualquier grupo, y a todos los niveles de la sociedad. Ya que se trata de hecho, de una característica intrínsicamente humana.

Conclusión:

En una línea socio-biológica, “la permisividad al superdotado” no se produce si este es percibido como una amenaza potencial.

El altamente superdotado con la habilidad para producir cambio a cualquier nivel de la sociedad, destaca sobre las otras funciones “sociales” de la conducta esperada del superdotado como son la de realzar logros para el bien de la sociedad, o de entretener a la misma (deporte, música..etc).

La verdad es que este tipo de altamente superdotado que pretende el cambio en el grupo social, será estigmatizado, marginalizado y perseguido. Sobre todo, cuando por su conocimiento y entendimiento, exponen públicamente las debilidades e incompetencias de estos sistemas sociales o del grupo, por lo que inmediatamente se convierten en una amenaza a la dominación de ciertos individuos o grupos de individuos, sobre todo, “si se trata de individuos que tienen intereses personales, en que el sistema existente se mantenga invariable”.

 A través de la historia estos individuos superdotados se convierten en mártires. Se trata principalmente de individuos a los cuales el grupo victimiza de distintas formas, ya se trate de grupos grandes o de más pequeños. A pesar de las intenciones altruistas del superdotado, los individuos dominantes entienden que su potencial y capacidad pueden producir un cambio social, el cual es una amenaza a su propia dominación.

Los individuos superdotados que pretenden cambios en la sociedad son los que despiertan la mayor resistencia. Nelson Mandela (1991) era un indeseable para el liderazgo político africano bajo el mandato del Apartheid.

Como Winner (1996) nos afrimaba, los superdotados toman riesgos con gran deseo de alterar la inercia de las cosas. La mayoría de ellos posee este deseo de poner las cosas en su lugar “el cambiar el status quo y alterar el curso de lo establecido”. “Los creadores no aceptan el punto de vista prevaleciente. Se oponen al mismo y muestran su descontento” (p. 276)

Referencias:

Paper presented at the 18th World Conference on Gifted and Talented Children , 3-9 August 2009, Vancouver, British Colombia, Canada, by Roland S. Persson, 2009

https://www.diva-portal.org/smash/get/diva2:228946/FULLTEXT01.pdf

An Interview with Roland S. Persson: The Talent of Being Inconvenient, Author Michael F. Shaughnessy Citation First Published in The SENG Update Newsletter, June 2010

http://sengifted.org/archives/articles/an-interview-with-roland-s-persson-the-talent-of-being-inconvenient

foto linkedin

 

La diferencia de CI en las relaciones de pareja de los superdotados

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 6 de junio de 2016

Abstracto

“La soledad no proviene de no tener gente que te rodee, sino de no poder ser capaz de comunicar a los demás el tipo de cosas que te parecen importantes, o el mantener para uno mismo puntos de vista, que para otros serían de inadmisibles…..si una persona sabe más que otra, se convierte en un solitario.” Jung, 1989, p. 356

Los superdotados representan el 2,5% de la población. Esto significa que tan solo una persona de cada 40 es superdotada, por lo cual, estas personas deben de conocer mucha gente, para poder así encontrar a otros con un CI similar al suyo y poder desarrollar relaciones equilibradas emocional, e intelectualmente. En el caso de los individuos altamente superdotados, el número de personas con un CI similar disminuye cada vez más, haciéndose aún más difícil el poder encontrar amistades adecuadas, y parejas amorosas dentro de la población general.

Muchos son los superdotados adultos que luchan por mantener sus relaciones a flote y hacerlas funcionar. La investigación nos demuestra que las personas superdotadas que están en relaciones satisfactorias, presentan mejor salud y tienen mayor seguridad en sí mismos, que aquellos que no tienen amigos íntimos o parejas adecuadas. Los superdotados están contribuyendo a las estadísticas de divorcios y pueden llegar a tener numerosas relaciones de pareja a lo largo de sus vidas. Las características sociales y emocionales de los superdotados y su capacidad intelectual, no desaparecen en la vida adulta. Los adultos superdotados aún piensan “fuera de la caja”, asimilando la información a una mayor velocidad y con gran necesidad de estimulación intelectual. Todo esto puede derivar en patrones que puedan crear problemas y dificultades en sus relaciones de adultos.

Los adultos superdotados tienen problemas para conseguir amistades y relaciones de pareja que posean igual profundidad, complejidad, sensibilidad e intereses, porque este tipo de personas son para ellos muy difíciles de encontrar.

“Cuánto más inteligente es una persona, independientemente de la edad, menor es la probabilidad de encontar un compañero con el que congenie de verdad” (Hollingworth, 1942, p. 253)

La investigación sobre cómo se conforma la amistad, nos ha demostrado que el CI es el factor más importante para definirla, aunque la gente no tenga ni idea, de cuáles son sus cocientes intelectuales. En la mayoría de los casos, la gente selecciona a otras que posean un CI de unos 5-10 puntos de diferencia del propio para sus relaciones de amistad más íntimas o relaciones de pareja. El CI no es tan solo un número. La gente con diferente CI, piensa y funciona diferente. Tienden a disfrutar de cosas diferentes, o si disfrutan de lo mismo, tienen razones diferentes para ello. Por consiguiente, si dos personas tienen una diferencia significativa entre sus CI (20 puntos es ya una diferencia significativa), existirán huecos importantes en la manera en la que entiendan y vean el mundo la mayor parte del tiempo. Un estudio de investigación sobre el emparejamiento y la influencia de la inteligencia, indica que las relaciones ideales son las que poseen una diferencia de CI de 10 puntos.

Los superdotados adultos, repiten en sus conversaciones y de manera reiterada, sobre la cantidad de años que les ha llevado y que han invertido, intentando buscar conexiones más profundas que resultasen en relaciones amorosas duraderas. Las mujeres y los hombres superdotados, pueden haber tenido varios matrimonios fallidos, y relaciones de pareja insatisfactorias. Los superdotados tienden a poseer una vida amorosa que nunca es satisfactoria o que dista mucho de ser perfecta por este motivo de la diferencia de CI.

Los superdotados adultos, normalmente han sufrido una infancia marcada por los retos sociales. Muchos de ellos, poseían un marcado desarrollo asíncrono, mientras otros, se sentían diferentes o nunca encontraron un nicho social. Peor aún, muchos han sufrido de bullying y no han experimentado las etapas normales del desarrollo de la infancia y de la adolescencia.

En la mayoría de ocasiones, la persona con el CI más alto en la pareja, tendrá respuestas e introspecciones más rápidas, profundas y precisas, de una manera constante. No es agradable ser la persona que siempre va por detrás, como tampoco lo es, ser la persona que tiene siempre, y de manera voluntaria, que frenarse, para ir al ritmo de la otra persona. Ninguna de estas personas se sentirá “alimentado” con esta situación, y la relación entre los mismos será muy limitada, y no se ajustará a los intereses de uno o incluso de ninguno de los dos.

En muchas ocasiones, no se sabe lo infeliz que uno es, hasta que se es capaz de ver y de sentir algo diferente, que te hace más feliz.

Una hipótesis posible en esto “de la pieza perdida del puzzle”, es que los primeros matrimonios, están siempre badados en relaciones e indicadores superficiales como la aparencia física, y aquellas personas con las que hemos socializado en los distintos grupos y en los distintos periodos, y que eran de edad similar, (como el caso de las amistades en el instituto o de la universidad), incluso basándonos en los límites geográficos. Muchas de las primeras relaciones de los adultos jóvenes, comienzan entre compañeros del lugar de trabajo (que puede ser o no, el lugar laboral en el que crezcan o no como adultos, y se trata a su vez de empleos, que convienen al  principio de las relaciones, pero que cambian con el tiempo).

Las personas superdotadas crecen a unos niveles diferentes y muy a menudo, los superdotados no pueden parar de seguir buscando nuevas experiencias que les reten y que les hagan pensar sobre cosas interesantes. Si el crecimiento es demasiado, y en la dirección opuesta a lo que el otro miembro de la pareja está haciendo en ese momento, se hace cada vez más complicado, que ambos encuentren la forma de llegar nuevamente a un punto común. No importa cuánto se preocupe y le importe a uno la otra persona, que si llegado el momento ya no comparten esos intereses en común, y están orientados en objetivos diferentes, sufrirán mucho y no serán capaces de mantener en el largo plazo sus relaciones. Alguien más en la línea de sus necesidades e intereses, puede aparecer, o simplemente, se verán estos adultos superdotados en la necesidad de vivir y de poder encontrar su propio espacio, sin la necesidad de pasar toda una vida justificándose por sus intereses, o por sus necesidades personales.

En base a los estudios de Leta Hollingworth, “para ser un líder de sus propios contemporáneos, el niño debe ser más inteligente, pero no serlo demasiado, que el resto de niños a los que debe liderar o dirigir.” (Hollingworth, 1942, p. 581). “El niño de CI 160 (top 0.01%) es tan diferente dle niño de CI 130 (top 2%), como este lo es del niño de inteligencia media”. Leta Hollingworth. Una diferencia de más de 30 puntos de CI no le permite ser acreedor del liderazgo, del respeto y de una comunicación efectiva. La gente común no crean su propia estructura intelectual, y tienden a razonar de manera secuencial, paso a paso. El razonamiento en “leaps” o saltos del aprendizaje, no es su estilo cognitivo, pero sí el de la persona superdotada.

Torrance (1965), ya nos afirmaba que los superdotados son librepensadores y que se diferencian del resto, por su deseo por saber ideas complejas. Esta posesión del deseo por conocer, significa que los individuos superdotados tienen la necesidad de buscar el patrón asociativo, y el significado y lógica en el conjunto de la información, mientras que la gente común, prefieren tener el patrón, la lógica y el significado, ya generado, y explicado previamente.

Aquellas personas con un CI de 170, o en adelante, son demasiado inteligentes para ser entendidos por la mayoría de la población con la que estén en contacto. Los altamente superdotados, tienen la mayor capacidad para crear estructuras, no solamente para encontrar el significaddo sobre la información externa a ellos mismos, sino dirigida hacia la propia comprensión del “self” o el autoconocimiento.

Esta actividad del “self”, se define por los logros actuales, y por las aspiraciones personales, por eso el uso de las habilidades intelectuales para crear estructuras complejas, hasta sobre las aspiraciones personales, puede crearles serios problemas.

Las personas superdotadas tienden a gravitar en torno y, hacia, problemas complejos y patrones que requieren de un elevado nivel de pensamiento. Al igual que en el caso de los niños superdotados, los adultos superdotados crean su propia complejidad en sus vidas para mantener sus mentes ocupadas, ya sea aprendiendo información nueva, viajando, conociendo gente nueva, y/o probando cosas nuevas.

Conclusión

La búsqueda de esa persona que le pueda seguir el ritmo a un adulto superdotado y a su intensidad, y que pueda seguir ofreciéndole reto y estimulando sus mentes, es una búsqueda complicada. El adulto superdotado suele tenerlo difícil para encontrar una persona a su medida. Las relaciones en pareja requieren de gran trabajo y de compenetración intelectual.

La persona altamente superdotada, tiene la mayor capacidad para crear estructura, la mayor necesidad de conocimiento, y la mayor dificultad para encontrar amistades o parejas, intelectualmente afines, y que le permitan relaciones con profundidad que les reten al largo plazo.

Los adultos superdotados necesitan buscar compañeros afines intelectualmente en todo momento y hábitats, y es por este motivo, por el que se pueden incluso beneficiar, si son más abiertos de mente a formas de amistad o de pareja menos tradicionales, donde por ejemplo la edad, y otras limitaciones geográficas, no sean importantes.

References

APA centennial, Leta Setter Hollingworth

http://positivedisintegration.com/Silverman1992bb.pdf

The intellectual and psychosocial nature of extreme giftedness, by Philip Powell and Tony Haden

http://www.davidsongifted.org/db/Articles_id_10083.aspx

What does a difference of 20 IQ points between two people mean for both of them?

https://www.quora.com/What-does-a-difference-of-20-IQ-points-between-two-people-mean-for-both-of-them

The 30 IQ Point Bridge

https://georgiebc.wordpress.com/2010/11/15/the-30-iq-point-bridge/

Leta Hollingworth: Birthmother of PG

http://www.gifteddevelopment.com/highly-and-profoundly-gifted/leta-hollingworth-birthmother-pg

Missing pieces: Gifted Adults and Long -Term Relationship Issues, by Kathleen Casper, Florida Association for the Gifted (FLAG) 

http://oneworldgifted.weebly.com/blog/missing-pieces-gifted-adults-and-long-term-relationship-issues

Social and emotional education of the gifted: The discoveries of Leta Hollingworth

http://www.positivedisintegration.com/Silverman1990.pdf

foto linkedin