La crianza del niño superdotado con intensidad emocional

Artículo traducido por Maria Rydkvist en estocolmo a 26 de diciembre de 2015 del artículo original de Lesley Sword titulado “Parenting Emotionally Intense Gifted Children” publicado en Gifted and Creative Services Australia. (http://talentdevelop.com/articles/ParentingEIGC.html)

¿Qué es la intensidad emocional?

La superdotación tiene un componente tanto emocional como intelectual. La complejidad intelectual va de la mano de la complejidad y profundidad emocional. Los niños superdotados no piensan solamente diferente a los otros niños, sino que sienten de manera diferente.

La intensidad emocional en los individuos superdotados no se trata de sentir más que otras personas, sino que es una manera diferente de experimentar el mundo. Una de las características fundamentales de los superdotados, es su intensidad. Intensidad que no es una cuestión del grado de la misma, sino una forma forma diferente de experimentación; vívida, absorvedora, penetrante, acaparadora, compleja, exigente; una forma de estar estremecedoramente vivos.

¿Cómo se expresa la intensidad emocional?

La intensidad emocional está positivamente relacionada con la inteligencia y cuanto mayor es la inteligencia, más intenso emocionalmente lo será el niño superdotado. La intensidad emocional se expresa en el superdotado a través de un amplio abanico de sentimientos, de rememoraciones, compasión, un elevado sentido de la responsabilidad y una auto examinación escrupulosa.

Mientras estos son rasgos normales para los superdotados y se muestran ya de manera temprana en el niño superdotado, son confundidos de manera equivocada por inmadurez emocional, más que por ser evidencia de la existencia de un rico mundo interior.

Emociones intensas como: sentimientos positivos, sentimientos negativos, extremos en las emociones, emociones complejas, verse reflejado en los sentimientos del otro, la risa y el llanto al mismo tiempo.

Muestras (físicas) de somatización: tensión en el estómago, sentir el corazón encogido, sentirse ruborizado, sofocarse.

Inhibición: de timidez, mostrarse cauto y tímido.

Con gran memoria afectiva

 Temores y ansiedades, sentimientos de culpa

 Preocupados por la muerte, con cambios de humor depresivos o suicidas

Sentimientos en sus interacciones y relaciones: con vínculos y memorias emocionales, con preocupación por el otro (empatía), sensibilidad en las relaciones, vínculos con los animales, dificultad para adaptarse a nuevos entornos sociales, soledad, conflictos con el otro sobre la profundidad de las propias relaciones e interacciones.

Sentimientos hacia sí mismos: el ser autocríticos y el autoconocimiento, sentimientos de inadaptación y de inferioridad.

¿Qué significa ser superdotado con intensidad emocional en una sociedad que no valora las emociones?

La mayoría de las personas parecen no estar enterados, de que las emociones intensas, son parte de la superdotación, y se presta poca atención a este componente de la propia superdotación.

A lo largo de la historia, la expresión y demostración de intensas emociones ha sido equiparado a un signo de inestabilidad emocional, más que a la evidencia de una compleja y rica vida interior.

La perspectiva tradicional del mundo occidental, es que las emociones y el intelecto actúan por separado, y son fenómenos contrapuestos. Los hombres son criados en este estereotipo de no demostrar emociones, y las mujeres suelen verse como las receptoras de las emociones en las familias.

Existe de hecho, un vínculo incuestionable entre las emociones y la inteligencia, y esta combinación indisoluble, tiene un profundo efecto en los individuos superdotados. La vida emocional de los superdotados lo son de muy intensas. Cuando la sociedad y las personas enfatizan solamente la parte racional, negando la experiencia emocional, es cuando los niños superdotados desarrollan ansiedad, se deprimen, se encuentran alienados, se ven socialmente ineptos, y bloqueados emocionalmente.

El sentir todo de manera más profunda que el resto, es ambas cosas, es algo doloroso, y al mismo tiempo aterrador. Los niños superdotados con intensidad emocional se sienten anormales. “Debe haber algo en mi que no funciona…. lo mismo estoy loco….nadie siente como yo.”

Los individuos superdotados con intensidad emocional experimentan a menudo intensos conflictos interiores, son autocríticos, sienten ansiedad y sentimientos de inferioridad. La comunidad médica a menudo, ve estos conflictos como “síntomas” y etiquetan al individuo superdotado como neurótico.

Los niños superdotados con intensidad emocional demuestran una súper sensibilidad del sistema nervioso, que les provee con una agudeza perceptiva y de sensibilidad, más discriminatoria a los estímulos externos, y más analítica y crítica con ellos mismos y con el resto.

Esto mismo ha llevado a la tendencia frecuente a describir a los niños y jóvenes superdotados que son emocionalmente intensos, como “hiperactivos” y “distraídos”. Una elevada sensibilidad al entorno y a las cosas que acontecen en el mundo, es la respuesta que “lo es de normal” para el niño superdotado. Si no terminarán creyendo que la intensidad de sus experiencia interior, son solo una clara evidencia de que hay algo en ellos que está mal y que no les funciona bien.

Los otros niños pueden ridiculizar al niño superdotado por reaccionar de manera intensa ante un incidente que lo sea de aparentemente trivial, y de este modo, lo que hacen es aumentar aún más, la propia sensación en el niño superdotado de serlo de raro, de verse defectuoso.

De hecho, esta sensibilidad a la injusticia e hipocresía de la sociedad, puede llevar a los niños superdotados con intensidad emocional, a sentir desesperanza, desilusión e incluso cinismo, a edades muy tempranas.

¿Cómo podemos apoyar y criar a nuestros niños superdotados con intensidad emocional?

  • Acepta las emociones del niño: necesitan verse comprendidos y apoyados. Explícales que las emociones intensas son normales en los niños superdotados. Ayúdales a usar su inteligencia para desarrollar la auto imagen y se acepten a sí mismos.
  • Date tiempo para escuchar las ideas del niño, sus opiniones y sus sentimientos. No los juzgues: no los interrumpas, no los moralices, no los distraigas y no les des consejos.
  • Ejercita una disciplina adecuada ya que esto les ayuda a desarrollar un sentido de seguridad, que les conduce al desarrollo de una auto disciplina y a un sentimientos de competencia emocional. La disciplina adecuada consiste en que se cumplan los valores, las normas y las conductas, que se mantienen porque lo son de importantes y esenciales para la propia familia. Explícales el beneficio de las normas al niño, y refuérzalos a través de las consecuencias que pueden derivar de determinados comportamientos.
  • Discutir y dialogar sobre las emociones de manera abierta, tanto las negativas como las positivas. Usa “un termómetro de la emoción”, por ejemplo en una escala de 1-10 “¿cómo te sientes hoy?”
  • Valora su sensibilidad, intensidades y pasiones. No intentes minimizar sus emociones, porque te incomoda su dolor. No les ayuda decirles “eres muy sensible”, “ya se te pasará”, o “todo va a salir bien.”
  • Recuerda que primero son niños, y luego son superdotados. No esperes que sean “adultos en pequeño”. Jugar, divertirse y las actividades de placer, son esenciales para un adecuado desarrollo emocional.
  • Arrópalos cuando sientan miedo, y ayúdales a encontrar la manera de expresar sus intensas emociones a través de historias, poemas, expresión artística, la música, elaboración de artículos o a través de la actividad física.
  • No olvides que se frustran cuando sus habilidades físicas no concuerdan con su capacidad intelectual, y ayúdales a sobrellevar este hecho. Recompensa el esfuerzo y el proceso en torno al mismo, y no solamente el resultado obtenido. Céntrate en enfatizar las fortalezas, y no hagas hincapié en los defectos.
  • Felicita y cultiva las emociones, tanto en niños como en niñas. Escucha los problemas de los chicos cuando quieran hablar de ellos, y evita interferir o entrometerte, cuando no quieran hacerlo, o no les apetezca hablar sobre los mismos.
  • Entiende que la sensibilidad no es sinónimo de debilidad. Dales la responsabilidad que les sea apropiada a su edad, y no los sobre protejas del mundo y de las consecuencias de sus acciones.
  • Intenta encontrar amistades entre niños afines intelecualmente, para evitar el aislamiento social. Ayúdalos a encontrar modelos a seguir.
  • Apórtales de asesoramiento adecuado, llegada la ocasión y si lo ves necesario; ya que es importante ambas cosas, el apoyar un saludable desarrollo emocional, y el prevenir problemas sociales y emocionales.

Como padres, podemos ayudar a nuestros niños superdotados con intensidad emocional a aceptar la experiencia rica de su mundo interior, y a valorarlo como una fortaleza. Esto significa a menudo, que tengamos que aceptar y valorar nuestra propia experiencia emocional y propios sentimientos, para que seamos un modelo a seguir, para nuestros propios hijos.

El hablar y valorar acerca de nuestras emociones, puede ser algo muy difícil de llevar a cabo en una sociedad que valora el pensamiento lógico, y que concibe “las emociones como lo opuesto a la propia racionalidad”.

Sin embargo, si la intensidad emocional es aceptada por los padres y presentada positivamente como una fortaleza a sus propios hijos, los niños recibirán este apoyo para poder entenderla y valorarla como un don, como una cualidad.

De esta forma, los niños con intensidad emocional se sentirán reforzados para expresar lo único y especial de su propio yo en el mundo, y asi poder usar sus capacidades y talentos con confianza y júbilo.

IMG_0070

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s