Brains and Morality: «Playing God» versus Hypermirroring of Giftedness

Abstract written by Maria Rydkvist in Stockholm 22/10/30

The utilitarian responses to moral dilemmas involve to actively harm someone. Psychopaths and acquired sociopaths have higher scores of utilitarian solutions as the ability to inhibit emotional reactions to harm. As they experience higher pleasure of «in situ harm». There are neural circuits involved in observing and receiving distress in order to produce a respons in favor of prosocial behavior. These are the so called neural basis of negative intersubjectivity. The oxytocin and the related «mirror-neuron» produce an oriented response or reaction in order to exhibit a judgement (empathy) as human beings are endowed with an innate moral faculty.

Psychopathy is associated with impairment in the amygdala´s role in responding to or learning from fearful, sad and pained expressions (of other individuals). Callous and unemotional (CU) traits involve reduced guilt and empathy but also an arrogant and deceitful interpersonal style involving narcissism and impulsive and irresponsible behavior. There is an emotion disfunction seen in psychopathy as a specific form of empathic incapacity and reduced responsiveness to the distress of others. There is impairment in aspects of decision-making. FMRI studies have confirmed this dysfunction in the processing of distress cues at the neural level. Youth and adults with psychopathy demonstrated significant impairment on what is termed the moral/conventional distinction task. They also show an increased likelihood to allow actions that indirectly harm another and regard accidents that harm others as more permissible than comparison individuals. Neuroimaging results can be helpful to decode moral judgement. Antisocial personality traits predict utilitarian responses to moral dilemmas. The analogy that depicts psychopathy as a kind of «moral daltonism».

Solving the trolley dilemma

Jeremy Benthan (18th century) claimed that the action is moral when it creates the maximum happiness for the maximum number of people. It´s morally acceptable to actively hurt someone if it means more people benefit as a result. The so called «Playing God» or rational choice, the utilitarian response.

If we want to understand how negative intersubjectivity contributes to behavior when a person has an option to prevent violence from happening, «avoidance» would be the most appropriate natural defense mechanism. Observing pain in others activates the same neural circuitry as when you are in pain yourself, and activation of this neural circuitry mediates empathy. As «empathetic pain» is a type of physical pain.

The phenomenon of Akrasia (incontinence, lack of mastery) refers to the trait of character in which the individual lacks the amount of willpower necessary to resist some current urge or need despite a normal capacity for understanding that complying with such inclinations will be deleterious to himself or to others. Akrasia is a lack of self control and acting against our better judgement.

According to the trolley problem as shown on the picture above, a person can choose to actively divert the train from the main track saving the five people on the track but killing the worker on the other hand which involves active harm. Hitting the innocent bystander is casually required to stop the trolley and to save the five other innocent people.

This respons of actively hurt someone due to lack of Negative intersubjectivity as prevent violence from happening. As attempted harm exhibits deficits of judgement instead of being permissible moral choices in order to benefit others. Neuroscience shows that deontological judgements driven by emotions are reliable and involve abstract reasoning as a part of the own intuitive process. To actively divert the train from the main track killing the worker, would not be a rational choice where the individual make a better moral judgement for the bigger purpose. The utilitarian decisions are the result of a decreased aversion to hurting others and the lack of stopping the current urge of self control towards our better judgement. This decision is the result of a lack of abstract reasoning in the intuitive process.

Psychopathy and narcissism is the underlying condition that makes the person diverting the train to actively kill another person. As the intuitive abstract reasoning due to the distinctive neural basis of the CU (callous and unemotional individuals) lacks of guilt and empathy for the other five innocent people standing on the track. The utilitarian individual just see the opportunity of actively harm someone and can not decode moral dilemmas. An abnormal moral conduct due to «moral daltonism». The utilitarian person «do not see the other five people on the track» as they lack the neural circuits involve in observing and receiving distress in others. Psychopaths and acquired sociopaths are the only persons able to divert the train from the main track as the goal is to kill someone and not to save five people (a better benefit of the group). Decision involving narcissism and impulsive and irresponsible behavior.

Hypermirroring of giftedness- an empathy spectrum disorder of Giftedness

Negative intersubjectivity defined as feeling negative affects when another feel negative affect or aversion to actions that cause pain and distress in others. The related «mirror-neuron» hypothesis of negative intersubjectivity of feeling «Empathy». Empathy as the ability to experience and understand what others feel without confusion between oneself and others.

The social neuroscience of empathy have observed the discovery of mirror neurons to lie at the root of understanding other´s actions and the neural network involved in empathy. High motor and cognitive functions play important roles inte instigation and modulation of empathy. These observations have led to the introduction of terms such as motor empathy and cognitive empathy. Mirror neurons are the very reason why we can empathize with others. A neuroscientist Antonio Damasio noted (2003):

«the history of our civilization is, to some extent, the history of a persuasive effort to extend the best of «moral sentiments» to wider an wider circles of humanity, beyond the restrictions of inner groups, eventually encompassing the whole humanity.»

What is the Hypermirroring of Giftedness?

Hypermirroring is a new concept in empathy describing gifted children with high social awareness and engagement, supported by clinical end qEEG data. Gifted children and adults show enormous empathy with others. Hypermirroring is a gift for the person and the environment. Empathy is the Heart of Dabrowski´s Theory. He called Empathy a “higher emotion.” Empathy “contains strong intellectual components,” resulting from inner psychic transformation and positive disintegration. Empathy is frequently discussed in the gifted literature. Empathy in the gifted described as identification with others, as the formation of deep attachments and commitments to another´s welfare and a deep sense of altruism. Empathy is often the basis of moral sensitivity in the gifted. Hypermirroring would involve «an empathy spectrum disorder of Giftedness»

Is there a Neuroscientific foundation of Altruism as the intention of increasing another´s welfare even at the expense of harm to oneself? How the trolley dilemma would be solved by a profoundly gifted person?

Due to «Hypermirroring» the profoundly gifted person would show an abnormal moral conduct. As Damasio wrote the Gifted person would show «a persuasive effort to extend the best of «moral sentiments» to wider an wider circles of humanity«. The profoundly gifted individual would solve the trolley dilemma thinking about the way of increasing another´s welfare even at the expense of harm to one-self. Decoding the moral dilemma as a kind of «moral sighted» altruism. An empathy spectrum disorder of Giftedness which involves active harm to himself by jumping in front of the train in order to stop the trolley and saving five innocent people.

References

Tracy Cross, Don Ambrose (2009), Morality, Ethics and Gifted Minds, Springer Link

S. Matthew Liao (2016), Moral Brains: The Neuroscience of Morality, Oxford University Press

Daniel M. Bartels , David A. Pizarro (2011), The mismeasure of morals: Antisocial personality traits predict utilitarian responses to moral dilemmas, Columbia University, Elsevier

Annemarie Roeper (1982), How the Gifted cope with their emotions, Annemarier Roeper, Roeper review

Silverman, Linda Kreger (2016), Empathy: The Heart of Dabrowski’s Theory, Advanced development, Denver Vol.15

Claus Lamm, Jasminka Majdandzic (2015), The role of shared neural activity, mirror neurons and morality in empathy – A critical comment, Elsevier

Theresia Stoeckal-Drax (2019) Hypermirroring- an empathy spectrum disorder of Giftedness, Denver

Sobre la sociedad infantilizada, los «chavales» del Colegio Mayor Elías Ahuja y el machismo como valor refugio

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 7 de octubre de 2022

Como muchos españoles «expatriados» y que residen en el extranjero, tengo bajado en mi televisor el app de RTVE que veo a menudo para poder estar un poco al día de lo que sucede en España. Sí que es cierto que cuánto más tiempo pasas en el extranjero siendo autosuficiente y desarrollando una vida de adulto plena y plagada de retos y dificultades, más difícil se hace el poder entender ciertos vínculos emocionales y normas culturales del país que me vio nacer…porque todo, absolutamente todo, es siempre resultado de lo anterior y por supuesto, de lo presente.

La semana pasada, en mi clase de sociales con los alumnos y alumnas de segundo de ESO como hago año tras año, dije en voz alta una vez más enfrente de todos que SOY FEMINISTA.

Estas dos últimas semanas estábamos aprendiendo la importancia de la creación y de la existencia de las Naciones Unidas tras la Segunda Guerra Mundial, su papel para la protección de los derechos humanos y analizamos varios artículos de la Convención sobre los derechos del niño. Aprendimos qué significa discriminar y por qué motivos se discrimina a las personas, y se les atribuye de un menor valor.

La discriminación de la mujer está siempre sobre mi mesa en esa obligación «cuasi religiosa» de educar desde la escuela como institución democrática, siempre dentro de los valores de la igualdad de todos los seres humanos. Mi papel como docente en la escuela pública es vital como salvaguardo de que las generaciones venideras puedan vivir y defender la democracia desarrollando un pensamiento crítico e independiente que los convierta en adultos independientes y autosuficientes.

En una de las plataformas educativas digital escolares encontré un vídeo que se llama «It is a girl». ese vídeo contenía todo aquello que mis alumnos y alumnas debían de conocer, la violación de derechos por el mero hecho de ser mujer y de ser niña en muchos lugares del mundo, pero siempre de la mano de la pobreza y de la falta de acceso a unos recursos tanto educativos como económicos.

Porque el vídeo comenzaba con una mujer pobre y campesina de la india que había ahogado a siete de sus bebés hijas nada más nacer, porque en un país como la India o China ,»las niñas» por tradición suponen un gasto de manutención que la mayoría de las familias pobres no pueden permitirse, ya que son las familias de estas jóvenes las que luego deben de pagar la dote llegado el momento del matrimonio, y además está mal visto que accedan a niveles superiores educativos ya que ese papel puestos a elegir y a tener que financiarlo desde la propia familia y que significa escalar en la pirámide social, se reserva siempre para el niño infante, luego joven y más tarde hombre adulto.

En la India existen en la actualidad 140 niños por cada 100 niñas. Esta tendencia aumenta cada año porque aunque existiendo leyes que condenan estas situaciones existe una permisibilidad ante «la tradición», una tradición que concede privilegios a los hombres por encima de las mujeres y que les otorga un mayor valor social.

Tras los pocos minutos de ese vídeo, los chicos y chicas de mi clase se quedaron sin aliento y comenzaron a entender la magnitud del problema del MACHISMO y de la discriminación de las mujeres y niñas del mundo. Es entonces cuando además les explico que a día de hoy, un martes de octubre de 2022, las chicas de su misma edad pero en Afganistán ya no tienen derecho de seguir yendo al colegio, y aprovecho para explicarles lo que está sucediendo en Irán y la necesidad de no ceder jamás, ni chicos ni chicas en su día a día, ante la lucha constante de conseguir la libertad e igualdad de las mujeres, de todas las mujeres del mundo.

Cuando hago este tipo de clases, veo como las chicas me dan las gracias con la mirada y asienten con la cabeza, porque son conscientes y a diario, de que esa igualdad no existe, ni mucho menos entre los adolescentes de trece años de uno de los países más ricos del mundo. Los privilegios de los chicos están ahí siempre, cada día, en los matices, en la permisividad por parte de los profesores de llamarles menos la atención porque se tolera que los chicos muestren más sus emociones o gesticulen y hablen más alto en clase, en los pasillos o en las clases de educación física.

Escucho sin embargo y con pavor de boca de profesores hombres que a las chicas que son más enérgicas y muestran más sus emociones o disconformidad, precisamente cómo hacen los chicos en esa edad, pues que se las apodan «drama queen». A las chicas se las encasilla incluso en ese «cliché de un supuesto desarrollo mental que las hace más maduras que a los chicos de su misma edad» y por eso tienen que ser recatadas, menos conflictivas y más dóciles. «Chicas aplicadas en la escuela».

A los chicos sin embargo, se les justifica en que eso son «cosas de chavales» y la permisividad ante ciertas actitudes y comportamientos inadecuados por tradición, y sobre todo por el machismo, comportan ya verdaderas injusticias de las que las chicas adolescentes son víctimas a diario en casa y en la escuela en el 2022.

Porque lo más seguro es que el 99% de las madres de todas estas chicas suecas de segundo de ESO de mi clase, pues que ganen entre un 8-15% menos de sueldo que los hombres en Suecia que desarrollen exactamente su mismo tipo de empleo. Es la tradición……

Ante estas clases magistrales de los deberes y derechos democráticos donde la profesora de sociales les dice de frente a todos estos chicos «que es feminista y que lo será siempre que exista la más mínima injusticia contra las mujeres y niñas del mundo», los chicos miran alrededor buscando una respuesta que justifique el por qué de sus privilegios, se desorientan, pero desean mobilizarse, ser parte del cambio, y ahí empiezan a dejar de ser infantiles «meros chavales» para comenzar a tener una responsabilidad por y para con sus iguales, y sobre todo con las mujeres, empezando con las chicas de su clase. Se intenta romper la tradición de una infancia protegida de las injusticias, y se les pide responsabilidad social ya desde la escuela. Aquí a los adolescentes se les empuja a ser adultos.

En Suecia se les exige a los niños y jóvenes ser independientes, se les educa en ser autosuficientes y comienzan con pequeños empleos a los trece años (repartir publicidad, limpiar los arcenes de las carreteras de bolsas y basura) porque la infancia se esfuma desde el primer minuto en el que cumplen 18 años. Esa es la edad de ser adulto. Deben de buscar un empleo parcial por lo menos para pagar gastos en casa o el alquiler de su habitación que hasta ahora pagaban sus padres. Si deciden trabajar se van de casa o se les invita a irse antes de los 20-21 años y tienen que pagar vivienda, cocinar, lavarse la ropa y pagar facturas. Si estudian, piden ayuda de estudios para pagar las residencias de estudiantes, y como tampoco esto les da para poder mantenerse, tienen además de sus estudios a tiempo completo, que asimilar la responsabilidad de tener que trabajar los fines de semana y las tardes o mañanas que no tienen clase en la universidad, para mantener el privilegio de ser adultos y poder vivir fuera de casa.

Por cierto, la ayuda de estudios te exige que tengas que aprobar el 50% de las asignaturas cada curso para mantenerla. Por lo que la gente que estudia en la universidad aquí va a año por curso, y estudia y trabaja, y son adultos. Ni más ni menos. Es la tradición…

Educación, educación y educación.

Pues ayer veo en la televisión el vídeo del Colegio mayor Elías Ahuja. Mi hijo cumple 21 años en un mes. Èl lleva desde la semana de antes de cumplir los 18 (había saltado algún curso) trabajando de «programador»y hoy está ya de consultor de software. NO ha parado ni un minuto de ser adulto desde el día en que cumplió la mayoría de edad. Se ha comprado un piso y vive solo desde hace un año. Tiene una hipoteca, facturas y una pareja. Es independiente y sobre todo, libre de hacer lo que desee con su vida, de cometer sus propios errores y de aprender de sus victorias personales. Y sobre todo, de respetar a los demás en sociedad.

A veces, cuando sale alguna noticia de España y que pueda ser de interés, pues se la mando por mensaje al móvil. Pero lo del vídeo de ayer me tiene inquieta, porque no sé cuál sería su reacción al verlo. Se avergonzaría tanto, y además no entendería todo el desenlace cultural y «la tradición» que parece justificar lo injustificable, y es el hecho de que un joven de 20 años es un adulto en Suecia y un joven de 20 años en España es un «chaval machista». Aunque la condena ha sido unánime y generalizada ante un comportamiento misógino y violento, los matices de los privilegios de los que disfrutan de siempre los chicos seguían ahí presentes, como siempre, sí, sí; incluso en la crítica a lo sucedido estaban incrustados, porque escuché comentarios tanto de mujeres y de hombres periodistas, de psicólogos, de políticos en televisión y leyendo en prensa, pues esto de que «son chavales», «de estos chavales», «los chavales estudiantes».

Es decir, aún queriendo condenar un comportamiento inadecuado de hombres adultos, porque todos han cumplido ya la mayoría de edad, se les concede aún el privilegio machista de no pedirle las explicaciones correspondientes como adultos que son, y se les juzga y discute desde una permisividad en la que la franja de edad de ser chaval (niños y jóvenes adolescentes) se extiende y alarga para cubrirlos y encubrirlos con el paraguas del machismo social, ese mismo que les ha protegido desde el hogar y desde la escuela todo estos años.

En España, las facturas de la universidad, de los libros, del móvil, de la comida y de la habitación del colegio mayor, y hasta de la limpieza de la misma, en España pues la pagan los padres y las madres de miles de hombres y mujeres mayores de edad.

Hombres adultos, que no «chavales» con la responsabilidad social de reducir la brecha de género en democracia y en el mundo. Hombres adultos que no conviven ni en la escuela con las mujeres de su presente, y que hasta siendo adolescentes duermen por separado, sí, sí, separados de las mujeres de su actualidad, de su propio relato social, como si la igualdad de género, de salario, de emoción, de oportunidades de vida como seres libres en democracia que todos somos, no fuese una cuestión de cualquier género, de cualquier familia, de cualquier profesor, de cualquier periodista, de cualquier político, de TODOS.

Esas mujeres adultas estudiantes, «que no chavalas», del colegio mayor de al lado, que parecen no ver mal «la tradición» de que las llamen «putas» a gritos desde una ventana, decenas de hombres adultos «que no chavales», me pregunto si alguna vez en la escuela les han enseñado junto a los chicos de la misma clase esa película sobre la discriminación de las mujeres y niñas del mundo, «It is a girl».

El machismo es el valor refugio y resultado natural de cualquier sociedad que no invierte todos los recursos de los que dispone, ya sean educativos, económicos, sociales o legales, para hacer de todos y cada uno de sus ciudadanos personas adultas; personas con pensamiento crítico, personas responsables y verdaderamente comprometidas con los valores democráticos que sepan liberarse de toda tradición impuesta, de todo tipo de techos de cristal, y sobre todo, del miedo al cambio que nos conduzca a la igualdad de los derechos de las mujeres y en todos los ámbitos de la sociedad.

Educación, educación, educación……

Colegio Mayor Elías Ahuja

Pedro Almodóvar y el Jardín de las delicias

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 7 de mayo de 2022

Ayer leía un artículo de opinión que Pedro Almodóvar había escrito para el diario El País. El artículo trataba de todo y de nada a la vez, pero de lo que más hablaba es de cuando la vida sin reto intelectual se vuelve aburrida y tediosa, incluso rodeado de los mejores libros y en un soleado y primaveral «Jueves Santo» dónde la gente y los conocidos se refugian en el tan anhelado descanso que el puente de Semana Santa implica para muchos.

Pues ahí estaba un superdotado profundo, Pedro Almodóvar «el grande», mirando desde la distancia que nos puede aportar la vista hacia la calle desde una ventana, sin saber qué hacer con ese día más del calendario, y dónde incluso la vuelta al dúo «Warhol y Basquiat» que anteriormente siempre había sido un «valor refugio», se ha vuelto igualmente un discurso aburrido de academicistas y en el cuál se sigue discutiendo la unión de ambos artistas desde sus diferentes tonos de piel y desde su sexualidad, dejándonos como siempre con la miel en los labios de llegar a conocer al verdadero personaje, de llegar a «intuir» el alma del artista, y que puede ser similar al alma de un «no artista», si ambos viven en su intuición, porque son realmente otros, los puntos de unión y similitud, que verdaderamente hacen a algunos seres similares y a «aparearse» de por vida, y no sólo en lo referente a lo sentimental. Pedro sabe a lo que me refiero.

Porque una unión parecida es la que siento por Pedro Almodóvar, «el personaje», él desconoce de mi ánimo de lucro cognitivo a través de todo lo que transmite como artista y que muchos no interpretan en cada una de sus películas. Para tu consuelo Pedro, te diré que aún eres «valor refugio» para mi curiosidad del intelecto en esos días de hastío y aburrimiento. De tus películas todas las he visto, por los detalles de tus planos, por tu amor por el arte y por los vínculos musicales intrínsecos que conjugan el todo, me paseo yo por tus películas, al igual que las procesiones de jueves Santo se pasean por las calles de toda España. Esto lo hago buscando alimento y festividad cuando ya ni Warhol, ni los libros que tengo pendientes de leer, me calientan el corazón.

Siempre que te busco, te encuentro, y es mi deseo darte las gracias porque son pocas, pero muy pocas las cosas en la vida que me aportan reto de ningún tipo. Veo que miras desde un lugar donde también anidan mis pupilas, y eso me fascina de tí. Qué lejos está nadie de poder entenderte! de ahí tu aburrimiento, y por mi parte, el mío.

Se me olvida decirte una cosa más, y es que en cuánto ví que escribiste algo en El País sin pensármelo un instante usé «mi cuarto artículo gratis» que me quedaba para el mes de mayo. Si fueras columnista habitual, en algún sitio, sólo por el placer de leerte, y me refiero a «descifrarte» por parte de un «no artista» con alma de serlo, pagaría una fortuna, en parte por financiar mi aburrimiento y en parte por sentirme menos sola, porque a mí si que no hay quién me entienda! Ni Basquiat! Ahí lo llevas! Je, je!

Pues hoy me puse «El manzanita» en Spotify y me enfrento con la pluma y el papel a un día aburrido de los que pocos entienden y han sentido alguna vez, y miré hacia adentro; a las conexiones de lo que observo y a pensar en nuevos puntos que conectar, que más adelante intentaré dar forma desde lo personal, como Basquiat, pero sin ser artista, por eso del alma que mira a sitios iguales de los que luchan por impedir aburrirse por todas las maneras, y es ahí dónde mi relato llega por fin al «Jardín de las delicias», el «valor refugio» durante gran parte de mi primera infancia para combatir el aburrimiento.

Pues que del jardín de las delicias había una foto en un libro que encontré en casa, y que con nueve años podía ojear una y otra vez, sin cansarme, imaginando conexiones de cómo sentía esa niña con y para cómo sentía y creaba el artista, «El Bosco», entretenerme así era para mí un mirar fuera de la aburrida ventana de la infancia, me ayudaba a pensar e imaginar, y sobre todo me calmaba el aburrimiento. Qué hambre y necesidad de reto para esa niña ya desde tan temprano, en ese domingo aburrido en un piso de barrio de ciudad «con balcón de toldos verdes», y que aún andaba en pijama a las 12:45 después de haber visto toda la mañana «La Bola de Cristal».

El arte no va de artistas, ni de interpretar la obra por muchos otros que no tienen alma de artistas, para mí el arte se trata de «sentir emoción», de «sentir al artista», intuirlo no sólo con lo que se ve, sino con lo que no se dice. Hay artistas, pero pocos, muy pocos, que poseen ese secreto que busco, y otros tantos, casi todos, aburridísimos que intentan transmitir una falsa innovación creativa, pero que al final son mera tradición y que se repiten, año tras año, como la Semana santa, por eso mismo, en esta ocasión «Pedro» no bajó a la calle para ver pasar la procesión del jueves santo y prefirió quedarse en casa escribiendo conectando ideas, para ver si se abrían nuevos poros cognitivos por los que respirar entre tanto aburrimiento.

Se puede hacer arte conectando puntos, intuyendo, y he aquí dónde «el jardín de las delicias» y la contradicción entre el paraíso que nos muestra y el infierno de la purga final ante el «todopoderoso», toma suma importancia para hacer una similitud de una situación laboral emergente que roza «la depravación», en cuánto a los derechos del trabajador se refiere y en cuánto a qué sectores de empleo quedan ”vacíos” porque los propios nacionales de los países ricos no desean trabajar en los mismos.

Todo esto está dando lugar a un entramado de nuevos movimientos migratorios de los que se aprovechan muchas «start-up» con apariencia de ”economía sostenible», con el mero objetivo de conseguir beneficio a cualquier precio, amenazando así los derechos laborales de todas las personas, y que tanto esfuerzo ha costado conseguir en Europa, a propósito de la cercanía del uno de mayo y que celebra «el día internacional de los trabajadores».

Ante la falta de columna de opinión propia, escribo en «mi muro» para el que quiera dejar de aburrirse. Igual no lo consigo, pero según mi marido, a este tipo de días al igual que el que tuvo «Pedro», se les llama en casa «días anárquicos», es decir, días sin una estructura predefinida y dónde el día fluye sin estar «encorsetado». Los «días anárquicos» son el mejor tratamiento contra «el cáncer del aburrimiento» en los superdotados.

El 30 de abril es la fecha límite en Suecia para cambiar las ruedas de invierno (con tacos de hierro) a las rueda de verano. Es en estas últimas semanas de abril y primeras de mayo es cuando se realizan numerosos trabajos de mantenimiento de calles y carreteras y de mantenimiento de jardines por todos los ayuntamientos.

Se limpian las calles de lo que aquí se llama «grus» que es una especie de grava o arenilla que se va echando sobre el asfalto y las aceras para evitar que los vehículos y las personas se resbalen con el hielo y la nieve. El proceso es costoso para los ayuntamientos ya que la grava debe primero de barrerse de todas las calles, plazas, patios de colegios etc, a veces se lleva a cabo con máquinas especiales o pequeños vehículos, pero en otras ocasiones requiere de un trabajo más manual donde se aparta al centro o lateral del asfalto como con unos sopladores como los de hojas, para luego ser aspirada con unos vehículos especiales, que al mismo tiempo van regando las calles para dejarlas limpias de grava y arenilla.

Con los jardines pasa lo mismo, durante el invierno se acumula grava entre las plantas y jardineras de parques y aceras, y junto con el limpiado de hojas y abono de tierra, suponen un esfuerzo laborioso desde el punto de vista de la mano de obra y gasto extra para las ciudades, en un breve periodo de tiempo con la llegada de la primavera.

En Suecia, al igual que en otros países y que en España, han proliferado las empresas de reparto de comida a domicilio a través de un app. Por todos son conocidas las condiciones laborales y salariales de estos empleados. Son condiciones que en la mayoría de las veces rozan la usura y la explotación laboral. Violan los principios y valores defendidos por el 1 de mayo y ha dado lugar tal y cómo explico más abajo, a un eterno círculo de la pobreza y de tráfico de personas procedentes de países pobres.

En su momento, al igual que los apps de patinetes eléctricos, nos lo vendían como una especia de acceso a una libertad «sostenible». Por una parte, en las empresas de reparto de comida a domicilio, como la libertad del trabajador de decidir qué días y a qué horas desea trabajar, como un modo alternativo de completar ingresos, o de conseguir unos ingresos extras.

En el caso de los patinetes eléctricos (que se han convertido en verdadera basura urbana) nos vendían la parte nostálgica de poder llegar a cualquier sitio en las grandes ciudades sin «contaminar». Todos hemos sido víctimas de tropezarnos o tener que saltar por encima de un patinete tirado en mitad de la acera para no caernos, o de librarnos de ser atropellados por hombres jóvenes o por adolescentes que incluso a veces van de dos en dos en los patinetes (lo cual es ilegal) y a toda velocidad por cualquier acera y no sólo por el carril bici.

Luego está el peligro de conducir en la ciudad sin atropellar a este hombre ya de algo más edad que incluso suele ir en traje, y que recorren la carretera saltándose todos los semáforos y señales de tráfico habidas y por haber.

En Estocolmo se recogen toneladas de patinetes mal aparcados de entradas de metros, paradas de autobuses e incluso del fondo de los canales y lagos, donde terminan con su correspondiente «batería contaminante».

A día de hoy, las personas que trabajan en los apps de reparto de comida en Suecia, son siempre personas inmigrantes de la India o de Pakistán. El cambio ha sido brutal en los tres últimos años y se ha abierto una «veta minera» para estos emprendedores sostenibles, que se aprovechan de la pobreza de estos dos países para tejer una red de importación de personas en cuasi situación de esclavitud, con la promesa de trabajar en un país rico como Suecia. Personas que terminan trabajando en condiciones laborables deplorables por las que ningún europeo estaría dispuesto a pasar.

Cómo además no tienen aún la residencia y este es el único modo de conseguirla para mantenerse en el país, se garantizan los empresarios así, una mano de obra barata y «sin voz» ni sindicato laboral que les defienda, y a jornada completa, durante varios años. Estos empleados de reparto de comida al no poder permitirse ningún otro modo de transporte que puedan financiar por ellos mismos, se pasean día y noche, nieve o llueva, con las duras condiciones climáticas del invierno sueco, con sus cajas a las espaldas, montados en los «malditos» patinetes eléctricos. Arriesgando así su vida entre el tráfico y con cronómetro en mano para hacer el pedido en el tiempo marcado por «el app», para que «los urbanitas» puedan disfrutar de la vida en la gran ciudad y les repartan todo tipo de comida a casa, aunque haya tormenta de nieve fuera, motivo por el cual deciden no salir.

Interesante la estadística que recoge cómo a estos repartidores se les deshumaniza y se les «cosifica», ya que no se les ve cómo seres humanos, hasta tal punto, de que son ante las únicas personas a las que les abrimos la puerta estando sólo en calzoncillos o en pijama, o cómo leí está pasando en España, se les da la bolsa de la basura para que te la bajen al salir. Un trato denigrante por donde quiera que lo mires.

Del mismo modo, sucede con los trabajos de jardinería y mantenimiento de calles tras el invierno en Suecia, trabajos que requieren de un gran esfuerzo físico. Los jardineros en Suecia son hombres nuevamente de estos países y que tras dejar atrás unos años en el patinete eléctrico repartiendo comida, «ascienden» a la siguiente plataforma de explotación laboral en el país rico de acogida. Todo ello, porque un nuevo emprendedor ha conseguido y con éxito, minimizar costes para los ayuntamientos y los políticos que los dirigen «de un modo innovador», casi mágico.

Estas empresas no compran «sopladores» de grava nuevos, y utilizan modelos antiguos, que producen mucho ruido a los vecinos, porque no invierten en material, ni mucho menos en formación de algún tipo del personal, ya que buscan el mayor beneficio con el mínimo coste. «Los jardineros» trabajan en muchas ocasiones solamente con escobas y por supuesto, sin vehículos. Lógicamente los trabajos de jardinería los realizan durante los fines de semana o por la noche, algo por lo que ningún «jardinero sueco» estaría dispuesto a pasar, ya que para estos en viernes sí se termina de trabajar a las cuatro y el fin de semana es para descansar. Para los pobres, las condiciones laborales siempre carecen de libertades y lógicamente pierden todo privilegio anterior adquirido.

Tras varios años, estos trabajadores “pobres”, siguen sin conocer el idioma sueco, ganan una miseria de sueldo y no poseen opción alguna a integrarse en la sociedad, eternizando así la propia pobreza y sus efectos en el largo plazo en cualquier país.

Éste, es el nuevo «Jardín de las delicias», el paraíso para unos pocos y una gran purga vital para los más desfavorecidos.

Ayer limpiaron los jardines y el patio del colegio en el que trabajo. Es un colegio de hace cinco años diseñado por un estudio de arquitectura con unas instalaciones impresionantes y que ha recibido varias visitas y grupos de estudio provenientes incluso, hasta de Japón.

Al terminar la jornada, ví cómo varios de los jardineros que eran de Pakistán y la India o países vecinos, se marchaban en sus patinetes eléctricos de alquiler, porque sólo habían traído un vehículo para transportar dos personas y unas pocas herramientas.

Varios niños jugaban aún en ese patio de colegio de diseño con pista de Skate y carril bici propio, mis compañeros marchaban uno tras otro a casa, en sus coches aparcados en el parking pensando solamente en el descanso del fin de semana, o tal vez, planeando las vacaciones para la próxima Semana Santa, yo mientras tanto, con estas «pajas mentales» de aprender de lo que asocio y «nadie ve» para no morir del aburrimiento aunque “me enferme” adelantarme a la siguiente injusticia que aún no es noticia. Todo, absolutamente todo está conectado, y las personas viven en el edén o en el infierno según se nace “en el jardín de las delicias”.

La Neurobiología de la Superdotación

Artículo traducido por Maria Rydkvist y José Manuel Serrano Díaz, en Estocolmo a 2 de enero de 2016, del artículo científico titulado «The Neurobiology of Giftedness» realizado por John G. Geake del Westminster Institute of Education Oxford Brookes University de Reino Unido (http://hkage.org.hk/b5/events/080714 APCG/01- Keynotes & Invited Addresses/1.6 Geake_The Neurobiology of Giftedness.pdf )

ABSTRACTO

Los niños superdotados aprenden más rápida y eficientemente que el resto, se presume que esto se debe a la existencia de diferencias neurofisiológicas que afectan la eficiencia neuronal. Los datos y estudios que se recogen de la neuroimagen en escáner apoyan esta conjetura. Los individuos superdotados poseen una mayor interconectividad entre las diferentes áreas del cerebro, una coordinación e integración, la cual se basa y es causada por un desarrollo precoz de las áreas del córtex frontal. Esto apoya la existencia de un conjunto de habilidades cognitivas neuronales de alto funcionamiento, incluyendo una capacidad ejecutiva elevada, junto con una memoria de trabajo más eficaz. Este precoz desarrollo de las funciones neurobiológicas favorecen la existencia de una inteligencia creativa de alto nivel, siendo esta la característica principal de la propia superdotación, junto con un procesamiento más rápido de la información, un mayor control cognitivo, y el deseo de la obtención de perspectivas desde lo holístico hacia las partes. Las implicaciones en la propia pedagogía y en el currículo implican:

  • El organizar tareas que requieran de una gran demanda de memoria, por ejemplo, tareas de múltiples componentes;
  • Reducir la cantidad de pequeñas tareas, por ejemplo, ejercicios repetitivos de matemáticas.
  • Usar test pedagógicos que sirvan para evaluar el conocimiento existente.
  • Diseñar trabajos que requieran de un mayor orden de la taxonomía de Bloom, es decir, de análisis, síntesis. Usando material de aprendizaje que esté por encima de la edad del niño.
  • Agrupar a los niños superdotados con otros niños superdotados, independientemente de la edad.
  • Contratar mentores en distintas asignaturas o materias, por ejemplo expertos o profesionales que estén ya jubilados.
  • Ofrecer lecciones en intereses y materias más allá del propio currículo escolar.
  1. LOS NIÑOS SUPERDOTADOS SON PRECOCES EN SU DESARROLLO CEREBRAL

El presentar valores más elevados en los test, se ha comportado como una forma de aproximación más eficaz para conocer de una manera más exacta las habilidades académicas e intelectuales de los niños superdotados, cuyos resultados en los valores estándar para su edad cronológica, se acercan o tocan el valor techo de los mismos. (Gross, 2004). La conclusión que se deduce tras el uso de los test, es que los niños superdotados son más similares (al menos cognitivamente), a los niños más mayores, que a los niños de su misma edad cronológica. Esta conclusión tiene su fundamento, en un estudio electroencefalográfico (EEG) que comparaba (los rayos alpha) en EEG (en resonancia magnética) de 30 adolescentes de un estudio realizado en Iowa, en torno a jóvenes precoces matemáticamente (Study of Mathematically Precocious Youth, CY- TAG), comparado con otros 30 jóvenes de la misma edad cronológica, y 30 estudiantes universitarios. Alexander, O´Boyle y Benbow (1996), encontraron que, mientras existían diferencias en las radiaciones de banda alpha en los lóbulos temporal y parietal, que sin embargo:

no había diferencias en los niveles de rayos alpha en el los lóbulos frontales y occipitales entre los jóvenes adolescentes superdotados, y los estudiantes universitarios, sugiriendo que estos dos grupos tienen un nivel de maduración del cerebro similar de estas regiones. (p.30)

En otras palabras, los lóbulos frontales de los jóvenes superdotados, parecían estar funcionando con la madurez similar al de estudiantes cinco años mayores, y ya en universidad.

De los resultados de este desarrollo precoz neuronal, ¿son por ejemplo los cerebros de los superdotados estructuralmente más similares, al cerebro de niños de mayor edad, que el de los niños de misma edad cronológica?

La prueba para poder confirmar esta pregunta, la facilitó un estudio de resonancia magnética (MRI) de seis años de duración, para estudiar la capacidad intelectual y el desarrollo cortical realizado en una población de 300 niños y adolescentes. (Shaw et al, 2006). (En MRI, los datos de la resonancia magnética, eran los obtenidos de imágenes de la estructura del tejido cerebral de la materia blanca y gris del cerebro)

Los datos demostraron que los cambios eran en la trayectoria del propio grosor del córtex cerebral (la capa exterior de materia gris que mayor implicación tiene en el funcionamiento intelectual), más que en el propio grosor de la corteza en sí, y que esto, era lo que estaba más íntimamente relacionado, con los niveles de inteligencia de los niños. Especialmente, los corticos del grupo de CI más elevado, eran más delgados cuando estos niños eran más pequeños, pero crecían de manera muy rápida, cuando los niños superdotados llegaban a la adolescencia, donde sus corticos cerebrales eran significativamente de más grosor que la media, sobre todo en el córtex prefrontal. En resumen, el desarrollo neuroanatómico de la inteligencia es dinámico.

  1. LOS NIÑOS SUPERDOTADOS DEMUESTRAN CARACTERÍSTICAS DE CONTROL COGNITIVO SUPERIORES

Mientras las funciones ejecutivas (control cognitivo) implican una serie de aspectos de interacción de la memoria de trabajo, incluyendo la atención de lo holístico a las partes, el retraso en el cierre, en la evaluación y en la actualización de tareas (Baddeley & Sala, 1998), un rango de datos de estudios de neuroimagen sobre la estructura neural que correlacionaban varios aspectos de las funciones ejecutivas, han convergido de manera consistente, en la existencia de activaciones bilaterales del córtex prefrontal (CFP) (e.g., Koechlin et al., 1999;; Christoff et al., 2001; Parsons & Osherson, 2001; Strange et al., 2001; Kroger et al., 2002). de ahí, dos cuestiones neurobiológicas siguientes: 1.¿Existe correlación entre las medidas de inteligencia de las diferencias en la activación de la CPF (córtex prefrontal)? 2. ¿Existe correlación entre las medidas de inteligencia de las diferencias en las características estructurales de la CFP? La evidencia en torno a la pirmera cuestión, se dirige hacia estudios usando la Tomografía de Emisión de Positrones (PET) (midiendo el metabolismo neural de la glucosa) que han sido realizados por Duncan y sus compañeros, en los cuales hubo activaciones neurales en respuesta a los ítmes de las altas g-loaded (i.e., difíciles) en los test de CI, y que se contrastaban con activaciones en respuesta a bajos ítems de g-loaded (i.e., fáciles) en test de CI (Duncan et al., 2001).

Pensando en la dificultad de los items de los test de CI, tanto espaciales como verbales, se deduce el que está involucrada y se produzca la bilateral del CPF.

Resultados consistentes se encontraron por Lee et al. (2006) en estudios de resonancia magnética funcional (fMRI) (midiendo experimentalmente cambios inducidos en la vasculatura neural, y la respuesta BOLD (nivel dependiente de oxígeno en sangre)) que comparó a superdotados con adolescentes de su edad mediante ítems de high-g and low-g loaded en test de CI; en el grupo de los superdotados, las tareas high g-loaded incrementaron la actividad de la regiones bilaterales de la CPF. En una serie de estudios con fMRI, Geake y Hansen encontraron correlaciones lineares positivas, entre cambios en el BOLD y las medidas de alto CI verbal (National Adult Reading Test, NART) con el lado izquierdo de la CPF (Geake & Hansen, 2005), y altas medidas de CI especial (Raven’s Advanced Progressive Matrices, RAPM) con el lado derecho de la CPF (Geake & Hansen, 2006).

La evidencia con la cual se relaciona la segunda cuestión, de que las diferencias de medidas de CI se correlacionan con diferencias en la estructura neural, viene de un estudio devoxel-based morphometry (VBM) (usando datos de MRI para medir diferencias cuantitativas entre individuos en su materia gris y materia blanca) de la densidad celular del cerebro, en las cuales más del 6% del volumen de materia gris se distribuye a través del cerebro en las zonas correlacionadas con el CI y fueron encontradas en la CPF (Haier et al., 2004).

En resumen, los superdotados tienen mejoras estructurales, y por lo tanto funcionamiento neurobiológico en las regiones de la CPF, que es responsables del control cognitivo, y de la memoria de trabajo.

  1. LOS NIÑOS SUPERDOTADOS POSEEN UN PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN MÁS RÁPIDO

El anterior foco sobre la CPF, sin embargo, no implica que la CPF sea la región exclusiva del cerebro involucrada en la superdotación. Más bien, la alta inteligencia se apoya en la red frontoparietal (Gray, Chabris & Braver, 2003; Gray & Thompson, 2004). La razón es que el control cognitivo es otorgado por el funcionamiento frontal requiriendo la activación persistente de relevantes inputs de otras áreas cerebrales, para mantener el compromiso con la tarea (Duncan, 2001).

El grado en el cual el soporte neural es más extenso y focalizado en sujetos superdotados, es presumiblemente una manifestación de la mayor eficacia de la memoria de trabajo (Rypma et al., 1999). La evidencia del efectivo despliegue del modelo de la red frontoparietal en superdotados, es provista y mostrada en dos estudios. Zhang et al. (2006), en un estudio de ERP del procesamiento de información involucrado durante un tarea de búsqueda visual con superdotados y con alumnos de inteligencia media en China, que explicó sus resultados sugiriendo que los niños superdotados, tenían mejores redes neurales coordinadas espacial y temporalmente. Y Lee et al. (2006) en un estudio con fMRI en Corea encontró que los superdotados de escuelas de primaria y secundaria, mostraron unas activaciones más intensas en la corteza parietal posterior, región involucrada en la formación de inter-relaciones conceptuales, especialmente de una representación cuasi-espacial (Luria, 1973). Lee et al. concluyeron que:

Estos resultados sugieren que la inteligencia superior no es debida al reclutamiento de zonas adicionales del cerebro, pero si al facilitamiento funcional de la red frontoparietal particularmente conducido por la activación parietal posterior. (p. 578)

De manera consistente, un estudio de fMRI de O’Boyle et al. (2005) de adolescentes masculinos superdotados, mostró una activación de los lóbulos parietales y de la corteza frontal. O’Boyle et al. sugirieron que:

Los lóbulos parietales,[y] la corteza prefrontal…son partes críticas de la red de procesamiento de la información, las cuales se conforman en individuos superdotados intelectuales, y de ahí la consideración de la naturaleza de sus habilidades excepcionales. (p. 586)

De manera importante, la mejora de la bilateralidad parece ser una característica neurobiológica del procesamiento de la información en superdotados (Singh & O’Boyle, 2004), como han mostrado una serie de experimentos psicofísicos (O’Boyle, Benbow & Alexander, 1995). Además, se ha sugerido más recientemente, que el cerebelo juega un papel importante en el procesamiento de la información; consecuentemente, la existencia de funciones más complejas del cerebelo, son características neurobiológicas de la superdotación (Vandervert & Liu, 2007).

El efecto combinado de estas características neurobiológicas, crean de manera temporal un estado de atividad dominante y de preocupación hacia un problema particular, que incrementa el reclutamiento de regiones superpuestas de la corteza frontal, dando lugar a un problema de continuo compromiso (Duncan, 2001). De este modo, está claro que la mejora de la capacidad de la memoria de trabajo, soportada de igual modo, por un eficaz funcionamiento frontal y de la estructura cerebral, es un signo de superdotación, lo cual capacita a los superdotados, para conseguir valores superiores en los test de CI, además de altos niveles de inteligencia creativa a través de tareas de adaptación y de selección (descritas más ampliamente) (Geake & Dobson, 2005)

  1. LOS NIÑOS SUPERDOTADOS BUSCAN EL CONOCIMIENTO DE LOS HOLÍSTICO A LAS PARTES

Al describir la superdotación a un nivel neurobiológico, es importante el considerar las diferencias en cómo la información es percibida y utilizada por los individuos superdotados. Para ver esta finalidad, los prodigios musicales y niños superdotados y con talento, nos sirven de muestra y nos aportan gran información al estudio. En un estudio del procesamiento de la información de la coherencia musical en el joven Mozart, Greaka (1996) encontró que el procesamiento del control cognitivo, era lo más importante para una extraordinaria capacidad musical. Teorizó que:

Para jóvenes superdotados músicos, es el elevado uso de estrategias ejecutivas y meta cognitivas (que se suceden en el córtex prefrontal), tales como la atención dirigida interior, las que más contribuyen para la consecución de sus extraordinarias capacidades. (p.41)

La forma de medir la coherencia musical como un aspecto crítico del propio procesamiento de la información, hacía cobrar de sentido, que la música necesita de una perspectiva de lo holístico hacia las partes: lo que se escucha en el instante del presente, necesita ser comparado con lo escuchado anteriormente, y con lo que se ha escuchado antes de eso, y de esta forma durante largos periodos de tiempo, hacia el inicio y a lo largo, de la pieza musical. Pero mientras que la estructura composicional, tal como la organización hierárquico temporal de la música, ayuda al procesamiento de la información musical (Geake & Gregson, 1999), eran las diferencias del individuo, en su predilección por realizar un sentido del todo a las partes a través del procesamiento de la coherencia musical (Geake, 1999), lo que le permitiría según lo conocido en estos momentos en torno a Mozart, el conseguir niveles de actuación de una madurez por encima del repertorio estándar, y el mantenerse ocupado tantas horas en una práctica eficiente y con un muy elevado compromiso y motivación (Geake, 1996).

La cuestión del conocimiento de lo holístico a las partes se evidencia de igual modo en los jóvenes superdotados matemáticamente. En un estudio sobre el procesamiento de la información el cual aplicaba la teoría de Vygotsky de Zone of Proximal Development (ZPD), en niños de escuela primaria que realizaron problemas con patrones matemáticos, Kanevsky y Geake (2005), encontraron que los niños superdotados, buscaban desde lo holísitico a las partes, con conexiones meta nivel y y hasta con la inclusión de las sugerencias de sus profesores, más que la cuestión que el ítem en sí sugería, lo cual, si era lo preferido por los compañeros de la misma edad. Y de manera similar a los prodigios musicales de Geake, los niños superdotados matemáticamente también demostraban aquí poseer mayores niveles de control cognitivo, como promulgaba el colega y compañero de Vygotsky, con nombre Luria (1973).

  1. LOS NIÑOS SUPERDOTADOS SON ALTAMENTE CREATIVOS

Las características neurobiológicas de la superdotación, las cuales apoyan altos niveles de función ejecutiva y de memoria de trabajo, una eficacia del funcionamiento del PFC (córtex prefrontal), y una bilateralidad aumentada de un extensa red cortical, les aporta a los superdotados beneficios a través de:

una refinada y aguda capacidad para activar (o inhibir) las zonas cerebrales que se conocen con roles especializados en el desarrollo de una tarea dada o concreta….De aquí, que los individuos precoces, tengan una facilidad extraordinaria para saber qué pasos tomar en la resolución de un problema intelectual. (Baddeley & Sala, 1998, p. 438)

En otras palabras, un eficaz control cognitivo ejecutivo, requiere de una atención focalizada y de una inhibición selectiva (aunque casi de manera inconsciente). Estas características neurobiológicas y cognitivas, y su propia relación, se han combinado en un modelo neuropsicológico de la alta inteligencia creativa. (Geake & Dobson, 2005).

Este modelo de inteligencia creativa sitúa el analogismo fluido, las analogías con numerosas soluciones plausibles pero no necesariamente correctas, (Hofstadter, 1995; 2001), como el vehículo por el cual el procesamiento de la información dinámica, sucede en el cerebro. Los analogismos fluidos permiten la producción de posibles asociaciones entre la nueva información y los elementos seleccionados del almacenamiento de la memoria de larga duración. Es por esto, que se haya discutido (en un mayor detalle del que lo hacemos aquí), que la facilidad continuada del analogismo fluido, es una muestra cognitiva de la superdotación. (Geake, 2007b). El modelo de Geake y Jhonson tan bien indica cómo las soluciones o ideas creativas, son seleccionadas de posibles variables y con recursos provenientes de ambos criterios, el externos (sociales), e internos, lo cual conforma y da lugar, un mayor pensamiento creativo.

El modelo parte de una previa descripción darwiniana de superdotación (Geake, 1997), en la cual los individuos superdotados, en la búsqueda de una solución creativa a un problema, generan un mayor abanico de posibilidades, emplean un criterio de selección más innovativo, y almacenan los resultados de manera más eficaz en la memoria a largo plazo, para un uso posterior. Además, Geake y Dobson, también añaden, que los individuos superdotados retrasan la finalización del pensamiento en tareas creativas, para adaptarse a un procesamiento más extenso de la información y cuyo uso es típico en ellos, para no descartar así, pensamientos atípicos demasiado pronto. Existen ambas, evidencias conductuales (Carson, Peterson & Higgins, 2003) y psicofísicas (Vigneau, Caissie & Bors, 2006) para realizar esta afirmación.

Existe también la evidencia a través de la neuroimagen, del rol primordial del analogismo fluido en la propia creación cognitiva. Geake y Hansen (2005;2006, hasta la actualidad) usaron fMRI (escáner cerebral) para estudiar la actividad neuronal de los individuos con cociente intelectual por encima de la media, para así comprobar la plausibilidad de las cuerdas observadas, de la analogía simbólica fluida (Hofstadter, 1995). Se confirma tras lo visto en otros estudios con el uso de la neuroimagen, y con previos estudios en tornor a la actividad neuronal, que ésta se relaciona a un mayor nivel de razonamiento (Prabhakaran et al., 1997; Wharton et al., 2000; Luo et al., 2003), y que las conexiones se producían bilateralmente en forma de red en la zona frontoparietal.

A destacar de lo mencionado anteriormente que Geake y Hansen (2005) también encontraron dos zonas de la parte izquierda del PFC (córtex prefrontal), donde la actividad neuronal durante el analogismo fluido, se relacionaba con el cociente intelectual verbal compuesto, por el concomimiento de palabras inusuales (NART). En otras palabras, el cociente intelectual se determina por la medición de la inteligencia cristalizada que predice la activación neuronal en regiones de la memoria de trabajo, que realizan una tarea fluida o de creatividad analógica y sus tipos, y se relacionan de manera proporcional con en cociente intelectual CI (cociente intelectual), definido éste, como un elevado razonamiento espacial (RAPM). Estas dos asociaciones entre los valores verbal/espacial del CI y una función bilateral de PFC (córtex prefrontal), nos indican que el éxito del individuo superdotado en un tarea intelectual concreta, se encuentra significativamente influido y tiene lugar, por cómo de bien el cerebro de estos individuos, les permitan el analogismo fluido, como la parte fundamental, de todo proceso cognitivo.

Es por ello, que un extraordinario razonamiento analógico fluido, y su aplicación para el pensamiento creativo, para el análisis subliminal, y para las decodificación de asociaciones simbólicas, etc, podrían explicar la superdotación en un vasto número de áreas y campos académicos, incluyendo la filosofía (Bacon et al., 1991), las matemáticas (Geake, 2006a), las ciencias (Geake et al., 1996), y la música (Andreasen & Geake, 1998; Geake, 2007b).

Por ejemplo, el proceso cognitivo que requieren los niños superdotados musicalmente al desempeñar composición musicales improvisadas, altamente creativas y efectivas, como un análisis musical planeado, la variación en las composiciones, la inhibición retardada antes de la selección, y el desempeño crítico (Andreasen & Geake, 1998), son similares, a aquellos de los que requieren los niños que lo son de superdotados matemáticamente, para la consecución de soluciones óptimamente parsimoniosas o estéticamente elegantes (Geake, 2006a). En ambos casos, un funcionamiento tan competente del analogismo fluido, podría explicar como estos procesos se realizan en el cerebro de manera fácil e inconsciente.

CONCLUSIÓN

Aunque los estudios en neuroimagen sobre la estructura y funcionamiento del cerebro se llevan realizando durante más de una década, la complejidad del cerebro humano nos indica que la neurociencia como disciplina de investigación, está todavía en sus comienzos. Y dentro de este campo en nacimiento, los estudios sobre las diferencias necesitan lógicamente de más publicaciones y estudios de peso y de contrarrestación de datos, sobre el funcionamiento cerebral de la población general.

De todos modos, los descubrimientos de los pocos estudios que han comparado individuos superdotadas con no sobredotados, junto con estudios correlaciónales que impliquen medidas convencionales de inteligencia, lo son de consistentes y veraces. La neurobiología del superdotado se caracteriza por un elevado funcionamiento del cortical prefrontal, dentro de una red bilateral frontoparietal, la cual entre otras cosas, provoca una capacidad ejecutiva más elevada, que implica la existencia de una memora de trabajo que lo es de más eficaz, en los individuos superdotados.

A través de la conceptualización de la necesidad de la existencia de un proceso cognitivo que favorezca el procesamiento eficaz de la información dentro de una extensa red cortical de analogismos fluidos, se pueden encontrar unas características comunes de la superdotación, a través de varios esfuerzos académicos y creativos, incluyendo el talento precoz, el procesamiento rápido de la información, un elevado control cognitivo y el deseo de la obtención de perspectivas desde los holístico a las partes. Se espera, que conforme vaya madurando el campo de la neurociencia cognitiva, los rasgos neurológicos en torno a los muchas de las características cognitivas y de la conducta, se irán desvelando. Así, que la investigación en torno a cómo el cerebro humano produce una alta inteligencia, podría serlo de carrera y futuro profesional aconsejable, para muchos de los niños superdotados de la actualidad.

REFERENCIAS

Alexander, J. E., O’Boyle, M. W. & Benbow, C. P. (1996). Developmentally advanced EEG alpha power in gifted male and female adolescents. International Journal of Psychophysiology, 23, 25-31.

Andreasen, F. & Geake, J. G. (1998). A differentiated Year 7 music programme for musically gifted and talented students. Gifted, 103, 28-30.

Baddeley, A. & Sala, S. D. (1998). Working memory and executive control. In A. C. Roberts, T. W. Robbins & L. Weiskrantz (Eds.). The prefrontal cortex: Executive and cognitive functions. Oxford University Press, Oxford, pp. 9-21.

14

Bacon, M., Geake, J. G., Lea-Wood, S., McAllister, H. & Watt, N. (1991). Sum Insight: Understanding Our World Through Logic, Mathematics and Philosophy. In M. Goodall & B. Culhane (Eds.). Teaching strategies for a clever country,. The Australian Association for the Education of the Gifted and Talented, Melbourne, pp. 114-122.

Carson, S. H., Peterson, J. B. & Higgins, D. M. (2003). Decreased latent inhibition is associated with high-functioning individuals. Journal of Personality and Social Psychology, 85(3), 499-506.

Christoff, K., Prabhakaran, V., Dorfman, J., Zhao, Z., Kroger, J. K., Holyoak, K. J. & Gabrieli, J. D. (2001). Rostrolateral prefrontal cortex involvement in relational integration during reasoning. NeuroImage, 14, 1136-1149.London.

Haier, R. J., Jung, R. E., Yeo, R. A., Head, K. & Alkire, M. T. (2004). Structural brain variation and general intelligence. NeuroImage, 23(1), 425-433.

Hofstadter, D. R. (1995). Fluid concepts and creative analogies. Basic Books, New York.

Hofstadter, D. (2001). Analogy as the core of cognition. In D. Gentner, K. J. Holyoak, & B. N. Kokinov (Eds.). The analogical mind: Perspectives from cognitive science, MIT Press, Cambridge, MA, pp. 499-538.

Kanevsky, L. S. & Geake, J. G. (2005). Validating a multifactor model of learning potential with gifted students and their peers. Journal for the Education of the Gifted, 28(2), 192-217.

Knauff, M., Mulack, T., Kassubek, J., Salih, H. R. & Greenlee, M. W. (2002). Spatial imagery in deductive reasoning: a functional MRI study. Brain Research: Cognitive Brain Research, 13, 203-212.

Koechlin, E., Basso, G., Pietrini, P., Panzer, S. & Grafman, J. (1999). The role of the anterior prefrontal cortex in human cognition. Nature, 399, 148-151.

17

Kroger, J. K., Sabb, F. W., Fales, C. L., Bookheimer, S. Y., Cohen, M. S. & Holyoak, K. J. (2002). Recruitment of anterior dorsolateral prefrontal cortex in human reasoning: a parametric study of relational complexity. Cerebral Cortex, 12, 477-485.

Lee, K. H., Choi, Y. Y., Gray, J. R., Cho, S. H., Chae, J.-H., Lee, S., & Kim, K. (2006). Neural correlates of superior intelligence: Stronger recruitment of posterior parietal cortex. NeuroImage 29(2), 578-86.

Luo, Q., Perry, C., Peng, D., Jin, Z., Xu, D., Ding, G. and Xu, S. (2003). The neural substrate of analogical reasoning: an fMRI study. Brain Research: Cognitive Brain Research, 17, 527-534.

Luria, A. R. (1973). The working brain. Basic Books, New York.
O’Boyle, M. W. (2000). Neuroscientific research findings and their potential

application to gifted educational practice. Australasian Journal of Gifted

Education, 9(1), 6-10.
O’Boyle, M. W. & Benbow, C. P. (1990). Enhanced right hemisphere involvement

during cognitive processing may relate to intellectual precocity.

Neuropsychologia, 28(2), 211-6.
O’Boyle, M. W., Benbow, C. P. & Alexander, J. E. (1995). Sex differences,

hemispheric laterality, and associated brain activity in the intellectually gifted.

Developmental Neuropsychology, 11(4), 415-443.
O’Boyle, M. W., Cunnington, R., Silk, T., Vaughan, D., Jackson, G., Syngeniotis, A.,

& Egan, G. (2005). Mathematically gifted male adolescents activate a unique brain network during mental rotation. Cognitive Brain Research, 25, 583-587

Duncan, J. (2001). An adaptive coding model of neural function in prefrontal      cortex. 

Nature Reviews Neuroscience, 2, 820-829.
Duncan, J., Seitz, R. J., Kolodny, J., Bor, D., Herzog, H., Ahmed, A., Newell, F. N. & 

Emslie, H. (2000). A neural basis for general intelligence. Science, 289, 457- 

460.
Geake, J. G. (1996). Why Mozart? An information processing account of musical 

abilities, Research Studies in Music Education Journal, 7, 28-45.
Geake, J. G. (1997). Thinking as evolution in the brain: Implications for giftedness. 

Australasian Journal of Gifted Education, 6(1), 27-33.
Geake, J. G. (1999). An information processing account of audiational abilities. 

Research Studies in Music Education, 12, 10-23.
Geake, J. G. (2006a). Mathematical brains. 
Gifted and Talented, 10(1), 2-7. 

15 

Geake, J. (2006b). The neurological basis of intelligence: A contrast with ‘brain- based’ education. Education-Line(http://www.leeds.ac.uk/educol/documents/156074.htm). 

Geake, J. G. (2007a). Neuropsychological characteristics of academic and creative giftedness. In L. V. Shavinina (Ed.) International handbook of giftedness, Springer Science (in press). 

Geake, J. G. (2007b). High abilities at fluid analogising: A cognitive neuroscience construct of giftedness. Roeper Review (in press). 

Geake, J. G. (2008) Neural interconnectivity and intellectual creativity: Giftedness, savants, and learning styles. In T Balchin & B. Hymer (Eds) Companion to Gifted Education, Routledge (in press). 

Geake, J. G., Cameron, C., Clements, D., & Phillipson, S. (1996). Science for Gifted Students: Learning from the Lorax. In M. McCann & F. Southern (Eds.). Fusing talent: Giftedness in Australian classrooms, The Australian Association for the Education of the Gifted and Talented, Melbourne, pp. 41-66. 

Geake, J. G. & Gregson, R. A. M. (1999). Modeling the internal generation of rhythm as an extension of nonlinear psychophysics. Musicae Scientiae, 3(2), 217-236. 

Geake, J. G. & Dodson, C. S. (2005). A neuro-psychological model of the creative intelligence of gifted children. Gifted & Talented International, 20(1), 4-16. Geake, J. G. & Hansen, P. (2005). Neural correlates of intelligence as revealed by 

fMRI of fluid analogies. NeuroImage, 26(2), 555-564.
Geake, J. G. & Hansen, P. C. (2006). 
Structural and functional neural correlates of 

high creative intelligence as determined by abilities at fluid analogising, Society for Neuroscience Annual Meeting, Atlanta, Georgia,17 October. 

16 

Geake, J. G. & Hansen, P. (in progress). Neural correlates of fluid and crystallised contributions to creative intelligence as determined by abilities at fluid analogising. 

Gray, J. R., Chabris, C. F. & Braver, T. S. (2003). Neural mechanisms of general fluid intelligence. Nature Neuroscience, 6(3), 316-322. 

Gray, J. R. & Thompson, P. M. (2004). Neurobiology of intelligence: science and ethics. Nature Reviews Neuroscience, 5(June), 471-482.

18

Parsons, L. M. & Osherson, D. (2001). New Evidence for Distinct Right and Left Brain Systems for Deductive versus Probabilistic Reasoning. Cerebral Cortex, 11, 954-965.

Prabhakaran, V., Smith, J. A., Desmond, J. E., Glover, G. H. & Gabrieli, J. D. (1997). Neural substrates of fluid reasoning: an fMRI study of neocortical activation during performance of the Raven’s Progressive Matrices Test. Cognitive Psychology, 33, 43-63.

Rypma, B., Prabhakaran, V., Desmond, J. E., Glover, G. H. & Gabrieli, J. D. (1999). Load-dependent roles of frontal brain regions in the maintenance of working memory. NeuroImage, 9, 216-226.

Singh, H. & O’Boyle, M. W. (2004). Interhemispheric interaction during global-local processing in mathematically gifted adolescents, average-ability youth, and college students. Neuropsychology, 18(2), 671-677.

Strange, B. A., Henson, R. N., Friston, K. J. & Dolan, R. J. (2001). Anterior prefrontal cortex mediates rule learning in humans. Cerebral Cortex, 11, 1040-1046.

Vandervert, L. R. & Liu, H. (2008) How Working Memory and the Cognitive Cerebellum Collaboratively Produce the Child Prodigy. In L Shavinina (Ed) International handbook of giftedness, Springer Science, (in press).

Vigneau, F., Caissie, A. F. & Bors, D. A. (2006). Eye-movement analysis demonstrates strategic influences on intelligence. Intelligence, 34, 261-272.

Wharton, C. M., Grafman, J., Flitman, S. S., Hansen, E. K., Brauner, J., Marks, A. & Honda, M. (2000). Toward neuroanatomical models of analogy: a positron emission tomography study of analogical mapping. Cognitive Psychology, 40, 173-197.

19

Zhang, Q., Shi, J., Luo, Y., Zhao, D. & Yang, J. (2006). Intelligence and information processing during a visual search task in children: an event-related potential study. Neuroreport, 17(7), 747-752.

20

IMG_4677

 

El sentimiento de culpa del superdotado

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 16 de julio de 2016.

 «La culpa del superdotado se trata de una sensación densa y hundida entre los hemisferios del corazón, agazapada en su pulsión más primogénita, pero siempre a la espera de eregirse en pie ante el más mínimo atisbo de emoción, para perturbar así y de manera permanente e incrustada, la propia conciencia del individuo superdotado » Maria Rydkvist

Introducción:

Pocos o casi ninguno, son los artículos e investigación que traten el tema de la culpa en los individuos altamente superdotados, y desde una perspectiva y experiencia que los afecta e incluya. Existen varias fuentes que nos hablan en su lugar, del sentimiento de culpa del cuidador o progenitor del niño altamente superdotado al no poder satisfacer continuamente sus necesidades, pero poco o nada se ha tratado el tema de la culpa intrínseca, desde la perspectiva interna del niño o adulto superdotado, y de cómo el individuo superdotado se reconoce fácilmente en este tipo «de emoción culpable» que tanto le atormenta y le sorpende en su vida diaria, ya que la culpa, es una de las emociones más frecuentes a las que se deben enfrentar los superdotados.

¿Qué entendemos cómo culpa del superdotado ?

 La culpa se trata de una experiencia emocional cognitiva, que se produce cuando una persona «cree o se da cuenta» (ya sea de manera intencionada o no), «de que sus estandars de conducta se han visto comprometidos o violados», o de que se incumplen sus valores morales, y que posee una «responsabilidad significativa» en el propio incumplimiento de los mismos.

1- La culpa es una realidad emocional que rige gran parte de las experiencias emocionales de los superdotados. La sensación cuasi constante de culpa en estos individuos, suele acompañarlos a lo largo de toda su vida. El superdotado posee un gran rico mundo emocional, donde la culpa se vive con una magnitud diferente, amplificada, y que le produce un malestar interior consigo mismo y con sus actuaciones, o con los resultados de las mismas, o por las posibles consecuencias tanto de sus actos como de sus inacciones, aunque éstos sean incluso, bien intencionados o se trate de acciones positivas en su inicio.

2- Se trata así de una culpa diferente, altamente cognitiva y reflexiva, que les lleva a cuestionarse su propia existencia en el mundo, mostrándoles de lo insignificante de su participación e influencia en el encaje y funcionamiento de las cosas, y de que sus intenciones, aunque buenas en origen, pueden verse malinterpretadas por esta falta de sentido y de lógica en el propio palpitar del mundo, y en el que sus aportaciones por y para los demás, y por y para el mundo, les parecen insuficientes e imperfectas, y les provocan gran sentimiento de culpa y de dolor, por esta conexión continuada con la humanidad en un hilo invisible, del que a su vez cuelgan y se suspenden, y por el que sienten gran remordimiento y una sensación de purga moral.

El sentimiento de culpa del superdotado se convierte en «un polizón que viaja en la conciencia y mente de estos individuos», que los abraza y aprieta fuertemente hasta cortarles la respiración, incluso hasta en los momentos donde las emociones son positivas.

3- Los elevados niveles de culpa son indicadores y una consecuencia de la existencia de «una elevada empatía en el superdotado«, que todo lo empaña y confunde en estos individuos, y que es la clave para entender el dolor que proviene al verse incapacitados para poder disminuir la maldad del mundo que todo lo empapa, por su propia condición y debilidad humana, a la que también se encuentran encadenados, y de la que también se alimentan y retro-alimentan, en esta imperfección del alma que colida en todo ser humano, y de la que los superdotados desean alejarse y desconectarse.

La culpa de igual modo, iría de la mano de las sobreexcitabilidades como una especie de sensor físico y emocional de las necesidades y emociones del otro, o de las incomodidades o problemas a las que el mismo debe enfrentarse, que se anticipan y revelan al individuo superdotado por la existencia de lo que se conoce como «una empatía proyectiva» por la que el superdotado puede conectarse a la idea o pensamiento que desea desglosar o pensar, y llegar a sentirla en su conjunto, a poder sentir el propio acto o conducta, hasta el punto de que se produce una «identificación proyectiva del hábitat desde la emoción», de la que la culpa, es una de las principales emociones y marcadores vitales de los superdotados.

Debido a este «perfeccionismo del ser» que ansía el superdotado, llegan estos individuos a padecer un gran sentimiento de culpa en situaciones o actuaciones incluso, de las que ni si quiera son partícipes en primera persona, y de las que no son culpables directamente, ya que sus «almas pacifistas y altamente empáticas» se ven agredidas por esta «culpa trepadora que les susurra al oído» proveniente del chirriar de «la puerta sin pestillo de la culpa», que se mantiene siempre entreabierta en su mundo emocional, y en cada instante vital del individuo superdotado. La alta empatía produce un malestar culpable en el superdotado.

4- Entiendo que el sentimiento de culpa proviene de una elevada capacidad de razonamiento lógico, por la cual se dejan entrever y adivinar entresijos de las acciones de las personas o grupos, y que el superdotado puede anticipar, y de las que de algún modo se sienten partícipes y culpables al alterar sus pilares morales o de valores, porque se visionan como una parte del proceso y resultado en su conjunto, llegando a ver estadios posteriores a los procesos de comportamiento del entorno en el presente, y por los que sufren y se culpan, y de los que tanto el colectivo, el grupo o un tercero, no tienen aún una conciencia definida y detectable, ante la invisibilidad de esta imperfección aún no presenciada, pero por la que estos individuos superdotados se sienten vulnerables y que les provoca un estado de ansiedad en el espíritu, con una sensación de autoculpa y de debilidad manifesta.

5- La culpa del superdotado, se trata de una culpa altamente cognitiva, ya que es una culpa consciente y con conciencia de un futuro inmediato, y de los desequilibrios del reflejo de las imágenes del presente en el mismo, sobre los cuales el superdotado tiende a reflexionar y hasta a flagelarse en exceso, debido a su participación en esta inercia incumplidora de estándards morales o de valores, o simplemente como mera conciencia comprometida que advierte y se percata de este quebrantamiento del orden natural del mundo.

Conclusión:

El superdotado se siente partícipe cognitivamente, aunque no lo sea conductualmente. Es esta una culpa selectiva, que se despega de la mera emoción de culpa, y se retrata en la culpa entendida y condescendiente, cognitiva, emocional y empática, de la que el superdotado no es capaz de desligarse. Esta alineación emocional en «culpa perpetua», se produce con mayor ímpetu en los individuos altamente superdotados.

IMG_9226

El cine francés, la desobediencia civil y la necesidad de vacunarse contra el Covid-19

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 3 de octubre de 2021

Los domingos por la mañana al igual que todo el mundo puedo empezar el día de diversas maneras, pero hay un placer del que disfruto tan sólo en contadas ocasiones algunos domingos del año entre las diez y las doce de la mañana. Esos domingos a modo de homenaje a mí misma comienzo el día viendo una película francesa. Suelo buscarlas expresamente entre las distintas plataformas de streaming. En las películas francesas existe algo que induce a la introspección y que estimula mi intelecto, ese algo es su desobediencia.

En las películas francesas la trama siempre se acompaña de personajes con fuerte personalidad, que de una manera u otra denotan individualismo, liderazgo, y sobre todo carácter, libertad. Sé que en esas películas no se guardará la compostura y que el tira y afloja de sus diálogos será intenso y meditado, pero al mismo tiempo disparatado, una tensa e inusual comunicación la de sus personajes repleta de insultos, gritos, frases cuestionadoras y seres histriónicos que no se dejan dominar por lo políticamente correcto de las sociedades actuales.

En las películas francesas los personajes fuman dentro de sus casas, se pintan las uñas encima del mantel con la comida aún en el plato o se visten en sus mejores galas de Christian Dios para asistir a una simple comida familiar. Existe igualdad de género entre las emociones de sus caracteres, todos dicen lo que sienten y piensan en el momento, a modo de terapia del propio narcisismo individual, nadie se esconde de sus emociones, los pensamientos se verbalizan tal cual van llegando al subconsciente, todo, absolutamente todo, se argumenta y se contextualiza fuera del constructo social. Las injusticias se combaten en cuerpo y alma llegando a costar el propio discurso, pero el personaje se resiste y aferra a su ideal manteniéndose fiel a sus principios, se practica la desobediencia civil, se cuestiona lo injusto e incluso lo justo. Su moto es: Libertad, igualdad y fraternidad!

En mi próxima vida me gustaría nacer en una película francesa y ser la protagonista principal para poder practicar la desobediencia en su grado máximo. Pudiendo mostrar mi malestar ante cada injusticia, haciendo uso de mi derecho a la libertad de expresión en todos los ángulos y discursos imaginables, tal y cómo lo hacen los protagonistas de las películas francesas.

La desobediencia civil, en sueco «civil olydnad», es por definición, desobedecer, desobedecer una decisión de obligado cumplimiento que se considera injusta ya que las autoridades están conculcando un principio de índice moral para el reconocimiento de unos derechos que se han visto perjudicados.

Hay algo «más francés» en la naturaleza del superdotado que la de su propia desobediencia? La respuesta es no. Ser superdotado es sinónimo de ser desobediente, en sueco, «olydig». Ser desobediente es sinónimo de moralidad y de actitud moral en la persona superdotada. Desobediencia por el bien común por encima del bien propio a modo de reforma de la sociedad que no de revolución social.

La revolución implica el uso de la violencia, la violencia puede utilizarse para justificar el acto moral, pero este modo de actuar implicará aún más injusticia y violencia. En ocasiones la alternativa única y aparentemente sanadora a la opresión, pobreza o injusticia en la sociedad puede convertirse en un nuevo liderazgo inmoral y salvaje. La historia está plagada de estos ejemplos.

El cambio de curso en un sistema sea político, legal o social, suele ser una ocasión de convulsión para todo tipo de actos de desobediencia civil o personal, donde se puede hacer difícil el discernir qué injusticia debe ser la prioritaria y moral ante todo tipo de cuestionamientos en todas direcciones, un poco como sucede en el curso de las películas francesas, pero con matices.

Cada individuo entiende e interpreta la libertad de manera distinta, si la norma viene impuesta y se entiende que incurre en la propia libertad personal, las personas se vuelven desobedientes y se rebelan ante el sistema.

En todos los países hay un porcentaje de la población que aún no se ha puesto la vacuna contra el covid 19. A este tipo de personas se las llaman «antivacunas».

Pero quiénes son? Se puede llamar antivacunas a una persona que siempre ha vacunado a sus hijos hasta el día de hoy? Quiénes son y qué necesitan estas personas para vacunarse?

La respuesta es sencilla, ante todo sentir que han recuperado la libertad de decisión que sienten les ha sido robada. Sentir que nuevamente poseen el control sobre su libertad personal, libertad que de algún modo han sentido arrebatada a lo largo de estos casi dos años de convulsión y cambio político y sanitario a nivel mundial.

Estas personas necesitan sentirse de nuevo protagonistas de su propia «película francesa» donde poder hacer uso de sus derechos fundamentales, de gritar, de argumentar, de patalear sobre todo aquello que no desean obedecer, porque de eso se trata, de desobedecer lo impuesto, no desean rendirse al acto solidario por el grupo, sin antes hacer uso de su desobediencia individual.

Necesitan tiempo, pero cada día que pasa en el que siguen haciendo uso de su desobediencia civil contra la vacuna del coronavirus, lo hacen con el coste adicional de la libertad del grupo y de la salud colectiva, y del uso también por qué no, del derecho a ser obedientes porque el acto moral así lo exige, para la supervivencia de la sociedad en su conjunto. La persona superdotada siempre se vacunará, es la decisión más moral para la superviviencia del grupo como especie, no del individuo. Pero las personas que deciden no vacunarse contra el Covid-19 se comportan realmente libres con el sentido de libertad de los protagonistas de las películas francesas? Veamos.

El otro día pude escuchar el comentario una persona con la que hablo cada día y que entiendo no se ha vacunado aún decir lo siguiente: «pero no nos van a obligar a vacunarnos en el trabajo no? La palabra clave era «obligar» y ahí está la trama y el drama que está sintiendo este colectivo según su prioridad moral actual.

Compruebo que en el estado de malestar de las cosas que todos hemos sufrido, pesa aún más su derecho a la desobediencia civil que el derecho a la vida de los demás. Hasta que no pase algo de tiempo y sientan que han recuperado la libertad personal, todas estas personas no se vacunarán.

No se las puede obligar porque no funciona, están inmersas en su propia película francesa, donde argumentar por argumentar es lo interesante de la película, el careo y mostrarse disidente ante todo, pase lo que pase, proceso que realmente engancha, precisamente esa es la parte por la que gente como yo ven este tipo de películas, porque todo se acepta y se permite, la rebeldía del individuo se mantiene, pero puede cambiar de rumbo como la vida misma, aunque en las películas francesas la mayoría de los cuestionamientos morales, discurren a través de situaciones que «sólo afectan a ese individuo o personaje en concreto», no a toda una sociedad. Ese matiz es imprescindible para este tipo de películas.

Las redes sociales junto con diferentes lobbies con intereses meramente económicos, se han aprovechado de la convulsión social a nivel global de la pandemia, para mostrar una opción disidente y reaccionaria contra la vacunación contra el coronavirus. Una perspectiva en la cual prima una injusticia moral pero no prioritaria, entendible sí, pero no asumible por el grupo, la de ser desobediente al sistema y al poder de manera individual, por el mero hecho ellos de poseer el poder y la capacidad de imponer y nosotros, al otro ladeo, de tener siempre que aceptarlo.

Los lobbies de distinto ámbito se han aprovechado del derecho a la desobediencia civil de millones de personas de todo el mundo, aprovechando que los gobiernos de las distintas naciones han tenido que tomar medidas políticas contra lo que se considera un abuso a los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Estas personas que aún no se han vacunado, no son «antivacunas» al uso, se trata de personas que antes de la pandemia no se hubieran imaginado perteneciendo a ese tipo de colectivos, precisamente porque hasta ahora no habían necesitado hacer uso de «su desobediencia civil», de su inconformismo, pero creyéndose libres como los personajes de las películas francesas que tanto me gustan, anteponen su discurso personal ante cualquier reprimenda externa, siempre que afecte de uno u otro modo la libertad personal particular de decidir por uno mismo.

La serie de Netflix, «La casa de papel» nos retrata una situación similar de disconformidad social. La serie ha sido un éxito porque pone rostro y nombre a los millones de personas afectadas por las secuelas de la crisis ecónomica del 2008, donde el sistema, en este caso los bancos, arrebataban a los ciudadanos de sus viviendas, tras la pérdida de empleo y nivel de ingresos en el hogar al no poder pagar sus hipotecas.

En «La casa de papel» finalmente un grupo de «desobedientes» decide actuar en contra de esta injusticia, y llevan a cabo su desobediencia civil de manera violenta no olvidemos ese detalle, hay víctimas, todo ello con el objetivo de quitar dinero y hegemonía a aquel coloso financiero que les robó sus hogares a miles y miles de ciudadanos, no sólo en España, sino en todo el mundo. Un sistema de poder del mercado financiero que ha llevado a la insalubridad mental y absoluta ruina económica a cientos de miles de familias que hasta entonces habían disfrutado de su derecho fundamental y constitucional a tener una vivienda digna. Entre ellos existen hoy también personas que no se han vacunado del Covid-19.

Pero las películas francesas son historias de personas o de pocas personas, de pequeños clanes familiares, con intereses y emociones contrapuestos, y donde el discurso es lo primordial, el discurso por el discurso, pero en estas bellas y controvertidas películas jamás pierden la vida los personales de sus relatos, ni ellos, ni sus allegados, ni la gente de su entorno, porque las películas francesas no son una tragedia griega, donde la muerte en sí es el fin de la película, la muerte de sus personajes, de sus protagonistas, de la sociedad, esa no es la moralidad del discurso de mis adoradas películas francesas…

Las películas francesas son al contrario una alegoría a la vida, al ser humano, siempre quedan en ese final abierto, en el cual la vida continúa, de uno u otro modo, permitiendo a los personajes contradecirse de sus palabras, arrepentirse, cambiar de postura u opinión y caminar en nuevas direcciones, son ante todo películas vitales, e inducen al amor por la vida y la libertad de los seres humanos, pero hablan realmente de esa «LIBERTAD» en mayúsculas que es la libertad del individuo, porque contribuye a la libertad la de la sociedad en su conjunto y de la que es «PARTE VITAL».

En las películas francesas los personajes se vacunarían primero, y luego argumentarían en ambos sentidos, por el amor por el discurso y por la desobediencia en sí misma, por el amor y la pasión a la libertad personal, pero siempre sin dejar de lado la moralidad del grupo, incluso haciendo uso de su propio narcisismo individual, pero aún así respirando los valores de toda democracia, Libertad, igualdad y FRATERNIDAD!

La desobediencia individual no puede pesar más que el beneficio colectivo, el tiempo corre en contra de «los desobedientes civiles» que han decido no vacunarse contra el Covid-19 para no sentir que la vida les viene impuesta desde fuera, desde el sistema.

Esta vez no se trata de cine, se trata de la vida real. Entendemos tu inconformismo y lo compartimos, no estás solo, pero vacúnate de inmediato, mantengamos viva la llama del buen cine….únete a la moralidad de las personas superdotadas…

Artículo divulgativo sobre la violencia contra la mujer. El hombre maltratador y psicópata integrado. ”Los verdareros encantadores de serpientes»

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 13 de mayo de 2021

Os ruego a todas las mujeres y hombres que lo consideren oportuno y apoyen esta causa, que por favor, compartáis este artículo divulgativo en una unión y un NO rotundo por un BASTA YA! hacia la violencia de género contra las mujeres! NI UNA MÁS!  

Este artículo es mi manera personal de aportar lo que he aprendido sobre los hombres maltratadores y psicópatas integrados. La miniserie sobre Rocío Carrasco nos ha introducido en esa parcela de violencia soberbia y despiadada hacia las mujeres y sus hijos, por el hombre mitómano y narcisista.

Este es mi granito de arena para reducir todo espacio de actuación de estos individuos en sociedad, a través de un aprendizaje en primera persona como mujer. Mi único objetivo es empoderar y liberar a otras mujeres de estos individuos, porque «somos muchas más como tú» y tú no estás sola, nunca lo has estado.

La sociedad actual y con el debate en activo, empieza a despertar en valores y conocimiento, y anhela aprender las herramientas que le ayudan a apuntar y «desnudar» al hombre maltratador.

Escribo este post para tí, hermana o hermano, mujer u hombre, hija o hijo, madre o padre, familiares, conocidos o vecinos, démosnos la mano y aprendamos unidos contra el machismo y su perversidad. Conocer el perfil de personalidad del hombre machista es el primer paso.

PASO 1: Un perfil «carismático», el psicópata integrado

Las mujeres tienen que ampliar sus conocimientos sobre los «hombres machistas y psicópatas integrados» y aprender a detectarlos en su entorno laboral, de amistades, familiar y sobre todo, en sus relaciones de pareja. Estos perfiles de hombres son una realidad que acecha a las mujeres cada día, pudiendo llegar «a matarlas» de distintas maneras.

El psicópata integrado no tiene conciencia. Tienen una personalidad perversa. Seducen con su discurso a sus víctimas a quienes eligen de antemano.

Definición de psicópata integrado

La psicopatía es una manera de ser, atípica, infrecuente y estridente, por su patrón conductual, es una personalidad que desentona.

El hombre psicópata es una persona que tiene un comportamiento distinto porque tiene necesidades distintas que satisfacer. Por eso hace un uso particular de la libertad, de las reglas y normas, y crea códigos propios de justicia y de castigo a las mujeres y a las personas, y repite patrones conductuales con necesidades de estímulos intensos.

El hombre psicópata integrado, se muestra psicopáticamente pero sólo en determinado tipo de relaciones y situaciones.

Son personas altamente narcisistas, egocéntricas, perversas, y en consecuencia, el apego que puedan tener o mostrar a los demás, sólo queda justificado bajo el objetivo egoísta que quieren conseguir. No pueden amar. No sienten como nosotros. Son humanoides. 

El psicópata integrado cosifica a los demás, hasta a sus propios hijos, es decir, los ve como meros objetos o cosas para conseguir un objetivo concreto.

Utilizan una maniobra psicológica para manipular a las personas y sobre todo a las mujeres, y así quitarles los atributos que las valoran como individuos. «Mostrarla como una mala madre». La finalidad del psicópata integrado es su propio beneficio desde «el disfrute secreto».

El psicópata integrado nunca muestra inseguridad en sus palabras ya que no tiene sentimientos de remordimiento, ni de culpa, «leen un guión». No sienten empatía.

La necesidad de estímulos intensos justifica en ocasiones ejercer su psicopatía en función de «una doble vida», y de una acción de tipo delictiva, un hurto, una violación, una estafa,una acción fraudulenta, hasta un asesinato, por ejemplo.

Es un encuentro «puntual» que satisface su necesidad de poder, y de ejercer control en el otro. De ahí que en el acto psicopático grave, el psicópata comete una acción de tal magnitud, que ese solo hecho lo describe.

PASO 2: Cuántos son?

En cualquier sitio nos podemos cruzar con un hombre psicópata integrado y a cualquier hora del día. Conforman el 1% de la población.

El cáncer de piel constituye el 1% de todos los cánceres. Todas las mujeres saben cómo prevenirlo y qué medidas de precaución tomar.

Nadie ha informado a las mujeres de cómo prevenir y tomar precauciones contra un psicópata integrado.

Un psicópata en la vida de una mujer es algo peor que el cáncer más maligno, y para prevenirlos, hace falta mucho trabajo de divulgación y campañas en esta vía y desde la escuela, sobre cómo las niñas y mujeres pueden identificar a estos perfiles de hombres y qué precauciones tomar para evitar todo tipo de contacto con los mismos.

Una de cada 100 personas que cruzan la entrada del metro cada mañana, son psicópatas.

Una de cada 100 de nuestras amistades en Facebook y redes sociales es psicópata.

Una de cada 100 conexiones de Linkedin es un psicópata.

Una de cada 100 compañeros de trabajo en nuestra empresa es un psicópata.

Están en todos sitios, hay que saber verlos, como al sol cada día, para encontrar la causa a nuestro cáncer en el alma y poder prevenirnos contra su sintomatología.

Los psicópatas son verdaderos «soles negros» ya que consumen la energía y la vida de las personas que están a su alrededor, y que en ocasiones sienten un malestar vital al que no saben que etiqueta ponerle. Si miramos estas personas con algo más de atención, veremos que son personas «que desentonan» por algún motivo que a veces no sabemos describir ni apuntar de un modo en concreto.

La mujer que tiene un hombre psicópata en su entorno más inmediato, se encontrará mal, a veces en un principio sin entender el motivo aparente, porque estos hombres que eligen a sus presas, invierten todas sus estrategias maquiavélicas en destrozar la razón del otro, hasta el punto de que la mujer comienza a dudar de sus propias capacidades y sensatez, al repetírsele de manera a veces muy sútil, que su juicio, es exagerado o inútil.

Las mujeres deben estar atentas y observar cómo se encuentran los demás en su entorno, por qué hay malestar, hasta poder apuntar a quién está detrás de tanto malestar, ponerle rostro a la persona que crea esa espiral de sucesos y sentimientos insanos.

Sólo a través de la educación en qué es el machismo y en estos perfiles de parejas de hombres psicópatas integrados, conseguiremos tener un éxito en el grupo social para ponerle nombre y apellidos a «ese sol negro» que absorve toda energía a su paso.

Una vez reseteados nuestros propios prejuicios y formándonos en feminismo e igualdad, podremos «ponerle el cascabel al gato», destapar a ese 1% de «hombres humaniodes» que no sienten remordimiento alguno, ni sienten amor.

Un modo de neurosis en sí misma a mi parecer si se me permite, ya que estos humanoides sólamente mimetizan el entorno sin sentirlo, con el sólo objetivo de intentar camuflarse para así alimentarse de nuevas víctimas, no llegando a sentir la realidad como las demás personas, aunque sí sean conscientes de las consecuencias de sus actos y del dolor que provocan, dolor que ellos no sienten.

PASO 3: Pero quiénes y cómo son estos depredadores?

Profesiones y círculos sociales con unas características especiales, pueden ser más propensas a atraer a un mayor número de hombres psicópatas integrados. De ahí que pueda haber dos o más en clusters o grupos más reducidos, y que cumplen con estas características específicas que al psicópata le benefician positivamente para obtener intenso estímulo.

Un ejemplo, el mayor número de delitos pederastas perpetrados por hombres sacerdotes, en colegios religiosos solo para chicos, en proporción, a los delitos del mismo tipo perpetrados en colegios públicos.

«Grupos específicos» de los que se sirve el psicópata para pasar desapercibido socialmente, o simplemente donde puede desplegar todas sus artes de manipulación, para poder ser admirados o incluso respetados en un entorno que controlan a su gusto, y que les alimenta su narcisismo y vanidad.

Un ejemplo, el cirujano de prestigio que firmaba su nombre quemando con láser directamente en los órganos de los pacientes a los que operaba. Son hombres tremendamente arrogantes, y se les puede ver venir, si se les analiza con algo más de profundidad y desde otros prismas, si nos tapamos los oídos mientras nos hablan. Observándolos.

Para conseguir sus fines narcisistas, estos hombres eligen incluso profesiones que socialmente aparecen como valiosas, o incluso relacionadas con la piedad. Mostrándose en el grupo de iguales como hombres con mucha predisposición para organizar actividades, están siempre dispuestos a todo y a darlo todo, los primeros en ofrecerse en el trabajo ante nuevas tareas, y de este modo aparecer como «pequeños héroes» verdaderos samaritanos.

Ejemplo, «los asesinos de ancianas» en los geriátricos, o «enfermeros asesinos» de sus pacientes en los hospitales.

Directores de colegios, influencers, comediantes, actores, artistas, políticos, pueden desempeñar una vida pública donde destaquen por unas cualidades admiradas por los demás en base a su talento o compromiso con las causas sociales. Esto último es un tema espinoso, porque la sociedad no suele buscar al hombre maltratador, entre personas aparentemente comprometidas con los demás de uno u otro modo.

No nos olvidemos que el narcisista necesita admiración y poder constantemente, y para la consecución de este objetivo, son capaces de aparentar un personaje concreto con el sólo deseo de alimentar su propia grandiosidad, su psicopatía les dirige a estos espacios en los que desarrollar su doble vida.

El psicópata integrado necesita imponer control y poder a las personas que los rodean, es este «su disfrute secreto», y para ello, pone en marcha y a diario, aunque veces de manera muy sútil, su «tortura particular», esa que les excita, una excitación también puramente en lo sexual.

Estos hombres esconden su perversión y depravación y tienen unas habilidades fantásticas para engañar y convencer. En la superficie parecen personas encantadoras. Les gustan las bromas, hacen chistes cínicos, a veces ya de mal gusto llegando a ser malevolentes, pero al final…son «buenos tipos», incluso «enrollados», son buena gente.

Son en verdad, los hombres psicópatas integrados los que se acercan a las mujeres y las eligen, y no al revés.

Estos hombres psicópatas salen a cazar. Son depredarores en la sociedad. Cuidado con esos tipos encantadores, con buena habilidad verbal y con estudios, de mediana edad, divorciados y con un par de hijos, que se mueven por el Tinder y en aplicativos de citas similares, porque ahí puede estar el «encantador de serpientes», en esa historia de ese hombre que se mofa y habla mal de su «ex», y que según nos cuenta ya en solitario, le hacía la vida poco más que imposible a él.

Cuidado con esos tipos de hombres que hablan mal de otras mujeres o de sus anteriores parejas a las que realmente han llegado a anular toda autoestima. El mero discurso en sí, debe ser interpretado como una señal que ponga en marcha todas las alarmas para salir corriendo.

PASO 4: El maltratador, «son otra cosa y no parecen lo que son»

Según estudios, la edad media para que un psicópata integrado pueda comenzar a desenmascararse y llegar a cometer delitos graves si así lo deciden, ronda el margen de 35-45 años. No se trata de la imagen que vemos en los documentales de Netflix de reclusos con monos naranjas de los suburbios de las ciudades.

El psicópata integrado se trata más de un estilo a lo Ted Bundy, estudiante de derecho y comprometido en la política, de familia de clase media y creyente, aunque no quiero tampoco crear un cliché con esto, sino indicar que los psicópatas integrados no realizan delitos por necesidad o comenten crímenes pasionales. Son otra cosa y no parecen lo que son.

Son verdaderos depredadores humanos y aunque tengan parecido físico iguales que nosotros, no son verdaderos seres humanos, sino humanoides que viven y parasitan dentro de la especie humana.

Me traslado al caso de ese padre comprometido social de hace un par de años, que daba esa imagen de familia comprometida y de clase media, que quemó en la cama a su hijo discapacitado y a su hija pequeña y que aparentaba ser un hombre normal, «no contaba con antecedentes». Posibe psicópata integrado.

O el padre que hace poco se salió de la carretera con el coche y se suicidó con su hijo en Francia con el único objetivo de torturar a esa mujer al otro lado, que incluso le quería dejar o estaba en proceso de abandonar la relación. Posible psicópata integrado.

Debido a su impulsividad y falta de previsión al largo plazo, a veces pierden el control y llegan a desenmascararse delante de las personas más cercanas. La mayoría de estos hombres se descargan además con sus mujeres y los hijos en común, por eso muchos de los psicópatas integrados son al mismo tiempo hombres maltratadores.

Por eso jamás hay que darles el privilegio de meterse en la vida de ninguna mujer, ni de ninguna persona, y en ningún momento, porque luego el problema es que ellos ya no salen, no se van nunca, continuan cazando.

A las mujeres se les sigue pidiendo que sean ellas las que se salgan, se vayan. Esto es necesario y hay que hacerlo siempre, pero lo dicho, nadie escapa ante la flauta de un psicópata integrado. Nadie lo ha hecho, ni lo hará nunca, no de antemano si ya han llegado a nuestras vidas, incluso a la escena política de un país. Nunca se puede preveer el desenlace de estos «soles negros».

PASO 5: Comenten el acto psicopático grave, «ajustician a la mujer»

Con respecto al suicidio y su significado para estos hombres psicópatas tras la comisión de un delito psicopático grave o muy grave, se trata de un patrón de actuación habitual en muchos casos, interpreto que es en base incluso, a que nunca han sentido la empatía, y no entienden el significado real de la vida, porque no saben amar, solo imitan y copian, y a que su arrogancia no soportaría la implicación del juicio social que de ellos harían tras la comisión de esos actos macabros si se mantuviesen con vida. Es su modo de entender el bien y el mal.

Entiendo que se suicidan además según he leído, pues porque incluso entraba dentro del código de justicia propio, que habían decidido aplicar en su ajuste de cuentas particular. Por eso son tan peligrosos, porque no aparentan lo que son y pueden salir de sus madrigueras en cualquier momento y ajusticiar a personas inocentes.

Según estudios, una persona llega a coincidir con unos 60 individuos psicópatas a lo largo de su vida,  dependiendo de lo cercano y duradero del encuentro, las secuelas pueden ser de mayor o menor calado en nuestras vidas. Es decir, existe «un riesgo real» para las mujeres de dar con uno de estos hombres cada año, o año y medio, y desde que son niñas. Por eso deben de estar muy atentas.

Por lo tanto, las posibilidades de que un psicópata integrado se cruce en la vida de una mujer y les haga mucho daño, son mucho más altas que las de que las mujeres los sepan ver venir de lejos y puedan protegerse para evitarlos. Estos hombres tocan la flauta y meten a las mujeres o a cualquiera «en su canasto». Nada es casual.

Las mujeres tienen que estar  «equipadas» para identificar a los hombres psicópatas integrados en sociedad, la palabra «violencia machista» no es suficiente para conseguir que las mujeres puedan defenderse y prevenirse de antemano ante la llegada de estos hombres en sus vidas, ya que en contra de lo que todo el mundo cree, estos hombres están en todos sitios, en cualquier sitio. Estos hombres psicópatas son invisibles a los ojos de cualquier persona que no haya sido advertida e instruida a identificarlos de manera adecuada.

No son hombres machistas, son psicópatas integrados, es un nivel ampliado de depravación y de crueldad.

El hombre psicópata integrado, no es un mal para nada exclusivo de sectores marginados y con menos recursos, me atrevería a decir que sucede lo contrario incluso, ya que para que el psicópata integrado «crezca» en sociedad y llegue «intacto» a la vida adulta sin antecedentes delictivos obvios, sin ese desenlace puntual grave que lo delate en su adolecencia o primera juventud, es porque estos hombres han crecido protegidos con una estructura familiar y recursos económicos más que suficientes, que son los que le han propiciado el no delinquir al primer impulso, al haber tenido cubiertas siempre sus necesidades elementales. Lo que han aprendido por esta red de apoyo, es a utilizar el propio sistema para su solo beneficio.

Muchos de estos hombres psicópatas, han completado estudios superiores y tienen personas y familiares que los apoyan y «los abrigan», los escudan.

Algunas madres y padres de estos hombres se han convertido en verdaderos activistas neuróticos de sus propios hijos, y en «complementarios» del propio psicópata. Los padres son realmente las primeras víctimas de todo psicópata integrado y están bajo los hechizos del mismo, no importa la edad.

Los defienden negando a su entorno, conocidos e incluso a sus parejas, la realidad y la evidencia que otros sospechan, y siempre quitan importancia a todo lo malo que sus hijos hacen a los demás. Por lo tanto, el psicópata integrado, ha contado durante buena parte de su vida con unos recursos favorables en el ecosistema.

PASO 6 : Contacto cero, divulgación y aislamiento del depredador

Es muy necesario hablar con más claridad y detalle de los psicópatas integrados, y abandonar el tabú sobre este tema y hacer mucha más labor de divulgación.

  1. Mi consejo como mujer, jamás establecer contacto con ellos si los hemos identificado.
  2. Bloquearlos para siempre de nuestras vidas sin llegar a darles la oportunidad si quiera de conocernos.
  3. Incorporar en nuestra vida cotidiana la existencia de este riesgo y estar alerta y preparadas, aprender a detectarlos, ejercitar nuestra conciencia en este sentido.
  4. Que las mujeres se conviertan «en las verdaderas cazadoras de los hombres encantadores de serpientes», que se apoyen entre ellas y se lo cuenten a otras mujeres, que les comenten de quiénes sospechan, que se protejan entre ellas, para que estos hombres se vean aislados, solos, cazados, sin posibilidad alguna de alimento a su perversidad y encerrados en un cesto para siempre.

Espero que mi artículo pueda servir a las mujeres del mundo para poner en marcha este ejercicio de autodefensa y autorreflexión sobre esta especie concreta de hombres que nos rodea y depreda.

P.S. Tipos de hombres psicópatas integrados

Novio, primo, cuñado, tío, yerno, abuelo, padres de familia, vecinos de toda la vida, compañeros de trabajo, jefes, amigos del colegio, hombres deportistas, deportistas de riesgo, propietarios de gimnasios, personal docente, directores de colegio, personal sanitario, enfermeros, miembros de la iglesia, sacerdotes, miembros de la policía y fuerzas de seguridad, militares, abogados, políticos, empresarios, personal de organizaciones humanitarias, de asociaciones sin ánimo de lucro, animalistas, para la infancia o discapacitados, diplomáticos, pequeños comerciantes, autónomos, psicólogos, sociólogos, investigadores científicos, chefs de cocina, becarios universiatrios, actores de cine, cantantes, artistas, monitores de actividades extrascolares y tiempo libre, profesionales de los medios de comunicación, escritores, camareros, personal de seguridad, conductores de autobús, taxistas, personal de limpieza, community managers, relaciones públicas, funcionarios de la administración, de servicios sociales, diseñadores gráficos, influencers en redes sociales o youtube, agentes inmobiliarios, vendedores de electrónica, el presidente de una comunidad de vecinos…etc.

img_2100

13 perfiles de adolescentes a los 13 años. Quién es el superdotado?

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 28 de marzo de 2021

A menudo un profesor puede dar clase a más de 150 alumnos por curso, de distintas edades entre las asignaturas que imparte. Los profesores suelen disponer de poca información de primera mano con la que realizar valoraciones acertadas para detectar a los estudiantes superdotados. Descubrir al alumno superdotado, es una tarea ardua e imposible, y la mayoría de profesores lo termina haciendo mal. Los alumnos que normalmente se discuten como superdotados en las reuniones de claustro, no lo son. El sesgo para la identificación correcta de quiénes son realmente los alumnos superdotados en el colegio, es enorme, inmenso.

Os planteo un reto a través de este hilo. La pregunta es:

Quién es el superdotado de la clase?

Los 13 perfiles que presento más abajo, están recogidos en artículos y distinta bibliografía sobre este campo, y proceden de entrevistas con docentes, padres y con el propio alumnado superdotado y no superdotado para su posterior comparativa en el grupo.

El resúmen por perfil, es similar al total de la información real que disponen los profesores y tutores en el aula, para poder detectar a los alumnos superdotados. La tarea como comprenderéis, es casi imposible. Los sesgos son numerosos en las detecciones y evaluaciones del alumnado con superdotación intelectual, en todos los colegios del mundo.

Entre estos 13 perfiles de alumnos, hay 3 alumnos superdotados, adivinas cuáles son?

Alumna 1: obtiene nota media de notable en todas las asignaturas. Durante el curso ha presentado una mayor falta de asistencia, porque sufre de dolores de estómago. Alumna estudiosa y bien adaptada socialmente. Proviene de una familia con buenos recursos. Monta a caballo y vive en una casa en las afueras. Hace poco se ha peleado con su mejor amiga de la clase. Por eso se siente más sola este curso y prefiere sentarse al final de la clase, porque se ve más segura ahí. Las familias de ambas alumnas están al tanto de la pelea entre sus hijas, que hasta ahora habían ido siempre juntas al colegio.

Alumna 2: Alumna de origen hispano y bilingüe. Saca buenas notas, pero no es popular entre los docentes por tener un carácter cuestionador y poseer seguridad en sí misma. No presenta mayores problemas y funciona bien con el profesor que le dedique tiempo a querer emtablar una relación social con algo más de profundidad. Le gusta jugar al fútbol. Vive cerca del colegio en una zona de pisos. Saca sobresaliente en lengua y en inglés. Lidera un grupo de chicas que son amigas en la clase. Se queja de las injusticias de los profesores en cuestiones como cambiar la fecha de un exámen, qué planear para la tutoría, o lo mala que está la comida del comedor.

Alumna 3: Presenta muchos problemas de conducta, y ha extendido varios rumores por redes sociales sobre sus propias compañeras de clase, mostrando falta de empatía y creando conflictos en el grupo. Desea ser el centro de atención en la clase. Su rendimiento ha bajado mucho en los últimos meses y se ha vuelto más agresiva. Hace pocos días golpeó la cabeza contra la pared de su mejor amiga, en un impulso de rabia. Padres divorciados. Madre con TDAH? La profesora de lengua dice que era muy buena alumna y no sabe qué ha pasado.

Alumno 4: siempre ha sido bien valorado por los docentes al haber obtenido muy buen rendimiento en el colegio. Posee una capacidad verbal con la que parece mostrar el dominio de muchos contenidos y un lenguaje muy elaborado, por los temas en los que el alumno se interesa fuera del colegio. Estos son el medioambiente, los videojuegos y el inglés. Desde hace unos meses su comportamiento ha cambiado, se ha aislado bastante y su rendimiento ha bajado en las asignaturas que requieren de un razonamiento más elaborado. En una ocasión le propinó una fuerte patada en la espinilla a otro alumno, sólo por no estar comportándose según lo que la profesora de gimnasia decía estando en clase. Padres academicistas. Sus dos hermanos mayores han pasado por el colegio con buen expediente.

Alumno 5: se trata de un niño que saca buenas notas, pero que los docentes clasifican como de diferente porque siempre llora por cosas que pasan con la clase, y cuando las cosas le salen mal, pero también, cuando le salen bien. En una reunión de desarrollo se le saltaron las lágrimas delante de su padre y su tutor, al explicarles su vivencia personal de cómo se veía en el grupo y de cómo le iban las notas en el colegio. Tiene ocasiones en las que en su aparente timidez se rebela, y hace ruidos en clase, o se mueve en la silla, o se sienta en el pupitre y llama la atención, pero siempre muestra una actitud amable cuando se le corrige. Es bueno en matemáticas. Padres academicistas y con buenos recursos. Juega al fútbol. No pertenece a ningún grupo concreto de chicos de la clase pero está integrado en el grupo. Termina los ejercicios muy rápido a veces sin mucho esfuerzo y con fallos. Se toma las críticas a bien y entonces retoma el ejercicio, y ahora lo hace a nivel de sobresaliente, muestra interés, muestra madurez. No cae bien a las profesoras de inglés y de lenguaje. Rendimiento irregular a picos, pero nunca ha llegado a suspender.

Alumna 6: saca todo sobresaliente y es una alumna con personalidad, aunque no con gran ascendencia en el grupo. Está bien valorada entre la clase. Tiene buena autoestima y se convierte en una prolongación del profesor cuando este debe de mandar callar a alguien en clase, o para que se comporte bien el compañero que tiene TDAH de la clase. También habla bastante en clase con su mejor amiga, y se sienta siempre con ella. Levanta siempre la mano y le gusta leer en voz alta. Se enfrenta a los que impiden que la clase funcione en armonía. Le encanta Harry potter. Su padre es médico. Juega al fútbol y siempre trae fruta y verdura al colegio para comerla en el recreo. Es muy sociable y le gusta hablar con los profesores y preguntarles cosas de su vida.

Alumna 7: alumna de rendimiento medio pero que empieza a dar muestras de una personalidad sobria que arrastra desde hace años. Posible personalidad depresiva, ya que ha tenido brotes con atención médica. Se muestra negativa, pero no por ello insegura. Esta alumna se pasa muchas horas en clase dibujando cosas sin sentido. Posee mala actitud ante los profesores. No muestra voluntad de mejora o cambio, y ha empezado a saltarse clases junto con otros compañeros. Los padres están informados. Rendimiento irregular y lleva varios años en esas oleadas destructivas. Los tutores han mantenido muchas reuniones y charlas con la alumna y sus padres. Madre extranjera y padre bastante mayor. Familia de buenos recursos.

Alumno 8: alumno con entorno mixto y bilingüe. Presenta comportamiento agresivo, violento, insulta, se le han realizado adaptaciones curriculares porque el hogar describe una realidad diferente de la que se aprecia en el colegio por los docentes. El centro decide su currículo de aprendizaje como si se tratase de un alumno con adhd, porque la presión de los padres es complicada desde hace años, y no quieren contactar con ayuda psicológica o médica, para no etiquetar a su hijo. Se sienta solo y no tiene un mejor amigo en concreto en clase, aunque los chicos le ríen las gracias y le siguen, se están cansando últimamente de su comportamiento. La madre del alumno dice que su hijo es superdotado y que necesita de más estímulo y culpa al centro del comportamiento y falta de atención y rendimiento de su hijo. Padres divorciados. Juega bien al fútbol. Padre extranjero. No tiene hermanos.

Alumna 9: los profesores comentaban que la alumna está en riesgo de no aprobar matemáticas. En sociales realiza un exámen con gran profundidad de razonamiento, impropia de su edad. Esta alumna presenta un gran nivel de empatía y cuida de que todos los compañeros se encuentren bien. Es la madre de todos, y la única alumna que se sienta al lado del alumno con TDAH. Ella es la única que es capaz de ponerle a trabajar, y que muestra paciencia con el compañero, pero esta situación saben los profesores que le está afectando a su propio rendimiento. En cierto modo, les alivia de carga el que se encargue ella de este chico. Le gusta también retirar su pupitre y sentarse sola en clase en las primeras filas. Siempre sonríe de vuelta y nuestra buen carácter. No tiene una mejor amiga en concreto, no ha dado ningún tipo de problema específico, más que se aprecia, un bajo rendimiento y falta de motivación en casi todas las asignaturas. Nunca muestra impulsividad y acepta bien las críticas. Sueña con ser abogada o dentista. Madre limpiadora. Dice que su padre le ayuda en matemáticas.

Alumno 10: en la reunión de desarrollo junto a su padre, comentaba que se perdía en las clases y que le costaba entender los contenidos. Es un alumno de rendimiento medio-bajo pero que socialmente tiene un par de buenos amigos en clase y parece no mostrar ningún tipo de problema de conducta. Bien adaptado a su curso y edad. El alumno trabaja ya en el límite de su capacidad cognitiva pero al esforzarse siempre aprueba y saca bien en los exámenes. Es constante y siempre termina los ejercicios y estudia para los exámenes. Ha empezado a tomar apuntes en su libreta, para no olvidar conceptos y se siente más cómodo así en las clases. Buen apoyo familiar. Su padre es el que suele venir a las reuniones y siempre le apoya y anima en todo. Es un niño amable pero un poco tímido.

Alumno 11: este alumno tiene liderazgo en clase, habla bastante, en situaciones de reflexión sobre el comportamiento del grupo, no cede en su actitud de reírse de todo y de todos. Siempre dice la última palabra. Presenta bajo rendimiento a veces, y trabaja a borbotones en el aula, no presenta una continuidad, se distrae con todo y siempre está buscando provocar caos aunque se le llame la atención a menudo. El alumno tiene buena autoestima y se define a sí mismo como inteligente y con curiosidad. Tiene buena imagen de sí mismo. Siempre está detrás en mayor o menor medida de distintos líos que ocurren en clase. Cuenta con dos buenos amigos. A veces puede trabajar muy bien. Buena familia con muy buenos recursos. Cae bien a la profesora de lenguaje desde siempre, y por ello recibe un trato más permisivo que el resto. Esto lo utiliza a su favor. Es simpático, pero algo egoísta con los demás en la clase.

Alumno 12: se trata de un alumno que presenta numerosas faltas de asistencia. Familia desestructurada, su madre no coge el teléfono cuando al llaman del colegio. El alumno parece tartamudear y presenta un rendimiento que está al límite del suspenso en la mayoría de las asignaturas. Suele faltar siempre el día que hay un exámen. Es un alumno que se acerca y pregunta cosas que se acaban de explicar, porque no entiende bien las instrucciones y se pierde en las explicaciones. En esos momentos presenta buena actitud por aprender y siempre se le ayuda. Los servicios sociales están en contacto con la familia, pero el colegio desconoce los motivos. Padres divorciados. La madre vive con la abuela. No tienen internet en casa, ni en el móvil. Pero al mismo tiempo, se confirma que no tienen necesidades económicas. No se aprecian dificultades del aprendizaje concretas en el alumno, más que la falta de continuidad en el estudio, por la numerosas faltas de asistencia. Esto hace se quede atrás en contenidos. El alumno está comenzando a frecuentar malas compañías con alumnos mayores en el colegio, que suelen estar involucrados en problemas más serios.

Alumno 13: alumno refugiado que llegó hace cuatro años al país. Vive con su madre en una vivienda de acogida. Muestra un liderazgo positivo en el aula, y se ganó a la clase en seguida. Alumno maduro y sensible que se ha hecho con el cariño de los profesores en poco tiempo. Madre que necesita de traductor en las reuniones con el colegio. Familia de pocos recursos. Alumno que presenta alto grado de razonamiento y de aprendizaje rápido en casi todas las asignaturas. Suspende aún en inglés y necesita refuerzo en lenguaje. En los últimos meses presenta problemas con la comida del comedor y se le ve desanimado y preocupado. Se ha visto obligado a cambiar de domicilio dos veces en el mismo trimestre. Dice que cuida de su madre y de su hermana. No puede llevar amigos a casa. El trimestre pasado vivía en otra ciudad e iba a otro colegio. Siempre sonríe y muestra buena actitud a las críticas. Levanta la mano constantemente. Saca sobresaliente en algunas asignaturas, como matemáticas y sociales. Los docentes comentan que aprende rápido y que es encantador, pero sienten pena por su situación de refugiado, y apuntan constantemente al púnto débil en la asignatura de lenguaje. El alumno ha aprendido tres nuevas asignaturas de idiomas en el colegio, en menos de cuatro años. A ello hay que añadirle su lengua materna.

Y ahora, quiénes son los tres alumnos superdotados?

Los sesgos en la cadena de detención son muchos:

-Los resultados e interpretación de los test de inteligencia se suelen hacer mal por muchos psicólogos escolares, y presentan sesgos. Muchos profesionales trabajan la teoría y enfoque del talento dentro de las altas capacidades, y olvidan incluir matices como la moralidad o el enfoque emocional de la personalidad del superdotado, como parte de un avanzado desarrollo cognitivo. Tenemos el riesgo añadido, de que los niños identificados sólo provengan de las familias con mayores recursos, que se pueden permitir asistir a un psicólogo en estos temas, para poder pagar un test de inteligencia.

Para un mayor porcentaje de acierto en la identificación de los alumnos superdotados, se debe hacer mayor hincapié en el enfoque emocional de la superdotación, desde la moralidad y la empatía, y no desde el logro.

-En la mayoría de los casos, el relato que el docente obtiene de las entrevistas con los padres, puede venir matizado por la finalidad y beneficio específico que deseen obtener los padres para y con su hijo o hija en la escuela, ya sea en forma de adaptaciones curriculares, o beneficios en la evaluación de sus hijos. En muchas ocasiones, los padres conscientemente emiten de su relato, partes importantes para que sus hijos sean considerados como superdotados, o por el contrario, para no levantar sospechas sobre un comportamiento diferente en sus hijos.

Además no podemos olvidarnos de los prejuicios de base con los que ya parte el propio docente para valorar o detectar a los alumnos superdotados, especialmente si proceden de colectivos o estratos sociales, que no son similares al de la propia vivencia y experiencia curricular del docente, donde él mismo, pueda verse reflejado e identificado en el grupo social.

Es decir, hay que incluir los sesgos de carácter personal, las presunciones, los prejuicios y las opiniones subjetivas del personal docente en la valoración y detección, y de ahí que en el 90% de las identificaciones por los profesores del alumnado superdotado, estas sean erróneas.

-Otro sesgo se da, por el planteamiento acerca de que el alumno superdotado se encuentre a menudo dentro de un alumno disfuncional o con necesidades educativas especiales. Aquí se incluyen problemas para la interacción social, como los alumnos con ADHD e impulsividad, o a alumnos con autismo de alto funcionamiento, que a menudo poseen mucha cantidad de datos y se les puede dar muy bien una determinada materia o interés por el que tienen fijación sin ser superdotados.

Me gustaría recordar lo interesante de la utilización del OEQII (test de sobreexcitabilidades de Dabrowski) como herramienta de detección en la escuela y las entrevistas con profundidad a los padres, para la detección de posibles hitos de moralidad, y de velocidad y profundidad del aprendizaje en la infancia temprana, que no habían sido detectados anteriormente, aunque estemos tratando de identificar a un adolescentes superdotado, debemos siempre viajar a los primeros años de la infancia.

Los alumnos superdotados son el alumno 5, la alumna 9 y el alumno 13.

Muchas veces el adolescente superdotado ha sufrido una metamorfosis con el tiempo, dejando de manifestar las características típicas que definen la superdotación en los niños, y mostrando un perfil más sútil y complejo, que a la edad de trece años, se asimila más a las características que definen al adulto superdotado.

Abandonando la zona de lo estereotipado de lo que significa ser un alumno superdotado en la escuela, y desde una perspectiva heterogénea y auténtica, podremos detectar de mejor modo las señales en el comportamiento y en las emocionales, que manifiestan los adolescentes superdotados.

img_3871

Mirar atrás desde el retrovisor del superdotado

Realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 27 de marzo de 2021

Uno de los retos que la conducción aporta a las personas con gran curiosidad, se ubica en la función específica que posee el espejo retrovisor.

El espejo retrovisor, se trata de un pequeño objeto colocado en la parte anterior de los vehículos, de manera que el conductor pueda ver lo que viene, o lo que está detrás de él. 

El espejo retrovisor permite en tan sólo unos instantes, adentrarse en la intimidad de otras personas, o por lo menos, darle rienda suelta a la intuición e imaginación sobre cómo se desarrolla la vida de la persona o personas ”que van sentadas en el coche detrás de tí”.

Este ejercicio de usurpación de la intimidad del otro por la mirada de un desconocido, se produce bajo la extraña seguridad que aporta el vernos encapsulados por cortinas de cristal y acero, que nos mantienen a una distancia correcta de la verdad del prójimo, mientras nos convencemos en creer que la nuestra, se trata de la única realidad exclusiva, es decir, puro ensimismamiento.

Hace unos días cuando iba al trabajo en coche, al parar en un semáforo miré por el espejo retrovisor. La imagen que mi mente captó resultaba tan impredecible para la lógica, como el recuerdo grabado en la mente colectiva de aquellos dos aviones impactando en las Torres Gemelas de Nueva York ese 11 de septiembre de 2001. 

En el vehículo de detrás iban sentados una pareja de ancianos, seguramente octogenarios. 

Del retrovisor de su coche colgaba una mascarilla quirúrjica azul. Estaba enganchada al pequeño espejo por uno de los cordoncillos laterales que se sujetan tras la oreja, a modo de bandera descolgada de su mástil. Ninguno de los ancianos llevaba una mascarilla en el rostro. Tal vez, desde el aislamiento de su hogar y en su propia burbuja de cristal, la pareja de esposos salían juntos a realizar algunas compras para proveerse de productos de primera necesidad. 

El hombre conducía el coche y a su lado iba sentada una mujer que deduje era su esposa. Ese ”volvo ranchera” que los protegía de la realidad del presente, había sido testigo en primera persona, de numerosos solsticios en carretera buscando el breve pero infinito sol del verano sueco, entre paisajes de blancas caravanas de camping y lagos de virginal belleza, hace ya muchas décadas.

Cuál de los dos ancianos se pondría la mascarilla al abandonar el coche para hacer los recados? Se turnaban los esposos en su uso? Qué mensaje transmitía ese acuerdo de pareja? La promesa del amor eterno de los votos del matrimonio? 

“Yo, te recibo a ti, como esposo (a) y me entrego a ti y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida hasta que la muerte nos separe”.

El conglomerado de asociaciones en el pensamiento lógico-abstracto que se desprendían de esa imagen en mi retrovisor, hace tan sólo un año, hubieran sido poco más que el de una quimera suicida, al igual que sucedió con el recuerdo del 11-S. 

”Espejismo existencial” de una sociedad y modo de vida que ya pasó, pero que impregna el presente en todas y cada una de sus decisiones para aprender a diseñar una previsión sostenible sobre el futuro de la humanidad. 

Un presente irreal, que es al mismo tiempo resultado de la falta de predicción de ese embrión venidero que nace antes de que el ojo humano capte su imagen. 

Y luego, viene el error.

El semáforo cambió a verde y giré a la izquierda. Los ancianos desaparecieron de mi retrovisor para siempre. 

Y aquí el epicentro de mi hilo, la lupa aumentada que existe ”en el espejo retrovisor del individuo superdotado”. 

El conductor medio utiliza el espejo retrovisor para poder ver lo que viene detrás. 

El individuo superdotado lo utiliza para prevenir lo que está por venir. 

Cuando el superdotado cuenta lo que entiende de lo que ve, no lo escuchan. 

Aprender de los errores del pasado para cambiar el presente….

Mirar atrás, para mirar hacia adelante…, amar, empatizar y buscar la perfección moral.

Y en su discurso con visión de diseñar un futuro mejor, el superdotado aprende de ese conocimiento que está ahí, en todos sitios, en lo que explícito y en lo implícito, en el cambio de semáforo, en lo aparentemente banal. 

Las miradas hacia atrás, son la mejor manera de mirar hacia adelante… porque en la lente aumentada de la mente del superdotado, nada, absolutamente nada, pasa desapercibido.

La relación del CI con la política

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 20 de septiembre de 2020

Uno de mis lectores me escribió hace unos días porque le interesaba conocer mi opinión sobre el lugar del individuo superdotado en la política. En su comentario identificaba el uso de tests para medir el nivel del cociente intelectual, como una herramienta dogmática para el beneficio del poder del ala más conservadora en lo político. Entendiendo a su vez, que la inteligencia era algo más amplio que el mero cociente intelectual, y defendía la idea de que la inteligencia se concretiza en un todo más dependiente de la creatividad del ser humano, que del cociente intelectual, y que el CI, era un impedimento para entender la inteligencia de las personas en lugar de aportarnos datos sobre la inteligencia de las personas superdotadas.

Deduje de sus palabras, que la opinión que igualmente intentaba defender desde el propio dogma de un postura política más progresista, finalmente al separar dos piezas de un mismo todo, no hacía más que confirmar sus propios prejuicios y limitaciones al pretender anclar una cuestión tan compleja, en un razonamiento lineal sencillo, de polos enfrentados, del bien y del mal, llegando a escribir que «la inteligencia no es equivalente a un kilo de azúcar o a un centímetro de estatura», nada más lejos de la realidad.

Esta persona me pidió mi opinión. Mi razonamiento es divergente.

Anders Tegnell, «el archiconocido» epidemiólogo sueco, fue preguntado por millonésima vez hace unos días por una periodista, por el tema del uso de las mascarillas por los ciudadanos durante la pandemia del coronavirus. Su respuesta fue la siguiente: «En la vida y en política, se suelen buscar respuestas sencillas a problemas complejos, pero esa forma de actuar ni es ciencia, ni abarca el largo plazo».

En un programa de archivo de la televisión sueca del año 1977 que he visto estos días, se entrevista a Olof Palme (el carismático primer ministro socialdemócrata de Suecia y padre del sistema de bienestar sueco). El presentador le pregunta por un tema desconocido para muchos hoy en día, algo de lo que se hablaba mucho durante su carrera como político, la cuestión de su conocido y elevado cociente intelectual. Olof Palme poseía un cociente intelectual que lo situaba en la franja de individuo superdotado profundo. La entrevista comienza así:

Presentador: «Entiendes como un handicap el que te llamen intelectual y muy inteligente y esas cosas que se leen? «

Palme: «No. La cuestión es que lo cierto es, que se trata de química, de DNA y de esas cosas de las que he oído hablar en las presentaciones de los premios nobel. La inteligencia no es una característica de la personalidad, pero la cuestión es qué hacer con ella y en beneficio de quién?.»

Presentador: «Tu tienes un CI de 154 es eso cierto?»

Palme: «Es dudoso, no lo sé….(responde riéndose).»

Presentador: «Pero en Suecia no nos gusta nada que se pueda medir, ni el dinero, ni la inteligencia, no?»

Palme: «Bueno, volviendo a tu pregunta, se trata de una mezcla de genes, y es por ello el compromiso de utilizarla de un modo sensato.»

Presentador: «Pero no tenemos la costumbre en Suecia de perseguir a nuestros genios?»

Palme: «Si que es así, aunque no me considero ni genio, ni perseguido.»

En su primer discurso de año nuevo siendo ya presidente de Suecia en 1970, se dirige a los ciudadanos haciendo hincapié en las injusticias, en las desigualdades de la humanidad, en los conflictos que rodean y dividen al mundo y a las personas. Las últimas palabras en su discurso en televisión dicen lo siguiente:

«… No podremos hacer mucho sobre los grandes problemas que acontecen en el mundo, si no somos capaces de resolver los problemas que atañen nuestro propio vecino, nuestra propia localidad y a nuestro propio país. Feliz año nuevo!»

Mi opinión es que podemos enconarnos en un pensamiento lineal, como con el uso de las mascarillas. Estancarnos en esa sensación de falsa seguridad que nos aporta su uso, pero que tiene como efecto el que nos relajemos en mantener el distanciamiento social, lo verdaderamente esencial para convatir la pandemia.

Opinando de un modo conspiranoico que el CI es una herramienta que usan los políticos conservadores para mantener el poder de los más poderosos, o, en su defecto, que todo el mundo puede ser superdotado a su manera sin necesidad de prestar atención a un elevado cociente intelectual, simplemente ni es ciencia, ni abarca lo que se «ser superdotado».

La alta moralidad, la búsqueda del bien común, del bienestar del grupo por encima de nuestro propio bienestar, el señalarse con el dedo delante de todos por apuntar hacia la injusticia que nadie quiere ver ni se atreve a convatir son características del ADN del superdotado.

El elevado nivel de empatía como parte de un complejo razonamiento abstracto de la mano de la existencia de un elevado cociente intelectual, el poder intuir y sentir las necesidades y el dolor de los demás y del grupo pero siempre buscando las soluciones en el largo plazo, se «ser superdotado». El impregnar esta forma de ser como único mensaje de vida que fluye de dentro de nuestro pecho junto con un elevado CI, es nuestro ADN, como ya reconocía Olof Palme.

La superdotación intelectual se trata de una cuestión compleja, que escapa de corsetes enclichados en «la creatividad», en la «la supremacía blanca», limitaciones ambas en lo ideológico cuyo efecto siempre será el impedirnos detectar a las personas altamente superdotadas. Un pensamiento lineal que nos impedirá apreciar la inteligencia innata y las dificultades y retos que la misma conlleva para el entorno que rodea a las personas superdotadas.

El cuestionamiento a la autoridad, el no parar nunca de aprender, la curiosidad insaciable que dirige ese «angst vital» y que siempre necesita de alimento, es consecuencia de un elevado cociente intelectual.

La elevada creatividad, pero entendida esta como proceso de razonamiento abstracto muy elaborado para la resolución de problemas, problemas, los más complejos, los de las cuestiones sociales que han afectado y afectan al mundo en el que vivimos y que son intrínsecos al ser humano, sabia estos, de la propia política entendida como ciencia social.

Es por ello que la relación CI, inteligencia y política se dan la mano, pero no siempre pueden hermanarse.