La relación del CI con la política

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 20 de septiembre de 2020

Uno de mis lectores me escribió hace unos días porque le interesaba conocer mi opinión sobre el lugar del individuo superdotado en la política. En su comentario identificaba el uso de tests para medir el nivel del cociente intelectual, como una herramienta dogmática para el beneficio del poder del ala más conservadora en lo político. Entendiendo a su vez, que la inteligencia era algo más amplio que el mero cociente intelectual, y defendía la idea de que la inteligencia se concretiza en un todo más dependiente de la creatividad del ser humano, que del cociente intelectual, y que el CI, era un impedimento para entender la inteligencia de las personas en lugar de aportarnos datos sobre la inteligencia de las personas superdotadas.

Deduje de sus palabras, que la opinión que igualmente intentaba defender desde el propio dogma de un postura política más progresista, finalmente al separar dos piezas de un mismo todo, no hacía más que confirmar sus propios prejuicios y limitaciones al pretender anclar una cuestión tan compleja, en un razonamiento lineal sencillo, de polos enfrentados, del bien y del mal, llegando a escribir que “la inteligencia no es equivalente a un kilo de azúcar o a un centímetro de estatura”, nada más lejos de la realidad.

Esta persona me pidió mi opinión. Mi razonamiento es divergente.

Anders Tegnell, “el archiconocido” epidemiólogo sueco, fue preguntado por millonésima vez hace unos días por una periodista, por el tema del uso de las mascarillas por los ciudadanos durante la pandemia del coronavirus. Su respuesta fue la siguiente: “En la vida y en política, se suelen buscar respuestas sencillas a problemas complejos, pero esa forma de actuar ni es ciencia, ni abarca el largo plazo”.

En un programa de archivo de la televisión sueca del año 1977 que he visto estos días, se entrevista a Olof Palme (el carismático primer ministro socialdemócrata de Suecia y padre del sistema de bienestar sueco). El presentador le pregunta por un tema desconocido para muchos hoy en día, algo de lo que se hablaba mucho durante su carrera como político, la cuestión de su conocido y elevado cociente intelectual. Olof Palme poseía un cociente intelectual que lo situaba en la franja de individuo superdotado profundo. La entrevista comienza así:

Presentador: “Entiendes como un handicap el que te llamen intelectual y muy inteligente y esas cosas que se leen? “

Palme: “No. La cuestión es que lo cierto es, que se trata de química, de DNA y de esas cosas de las que he oído hablar en las presentaciones de los premios nobel. La inteligencia no es una característica de la personalidad, pero la cuestión es qué hacer con ella y en beneficio de quién?.”

Presentador: “Tu tienes un CI de 154 es eso cierto?”

Palme: “Es dudoso, no lo sé….(responde riéndose).”

Presentador: “Pero en Suecia no nos gusta nada que se pueda medir, ni el dinero, ni la inteligencia, no?”

Palme: “Bueno, volviendo a tu pregunta, se trata de una mezcla de genes, y es por ello el compromiso de utilizarla de un modo sensato.”

Presentador: “Pero no tenemos la costumbre en Suecia de perseguir a nuestros genios?”

Palme: “Si que es así, aunque no me considero ni genio, ni perseguido.”

En su primer discurso de año nuevo siendo ya presidente de Suecia en 1970, se dirige a los ciudadanos haciendo hincapié en las injusticias, en las desigualdades de la humanidad, en los conflictos que rodean y dividen al mundo y a las personas. Las últimas palabras en su discurso en televisión dicen lo siguiente:

“… No podremos hacer mucho sobre los grandes problemas que acontecen en el mundo, si no somos capaces de resolver los problemas que atañen nuestro propio vecino, nuestra propia localidad y a nuestro propio país. Feliz año nuevo!”

Mi opinión es que podemos enconarnos en un pensamiento lineal, como con el uso de las mascarillas. Estancarnos en esa sensación de falsa seguridad que nos aporta su uso, pero que tiene como efecto el que nos relajemos en mantener el distanciamiento social, lo verdaderamente esencial para convatir la pandemia.

Opinando de un modo conspiranoico que el CI es una herramienta que usan los políticos conservadores para mantener el poder de los más poderosos, o, en su defecto, que todo el mundo puede ser superdotado a su manera sin necesidad de prestar atención a un elevado cociente intelectual, simplemente ni es ciencia, ni abarca lo que se “ser superdotado”.

La alta moralidad, la búsqueda del bien común, del bienestar del grupo por encima de nuestro propio bienestar, el señalarse con el dedo delante de todos por apuntar hacia la injusticia que nadie quiere ver ni se atreve a convatir son características del ADN del superdotado.

El elevado nivel de empatía como parte de un complejo razonamiento abstracto de la mano de la existencia de un elevado cociente intelectual, el poder intuir y sentir las necesidades y el dolor de los demás y del grupo pero siempre buscando las soluciones en el largo plazo, se “ser superdotado”. El impregnar esta forma de ser como único mensaje de vida que fluye de dentro de nuestro pecho junto con un elevado CI, es nuestro ADN, como ya reconocía Olof Palme.

La superdotación intelectual se trata de una cuestión compleja, que escapa de corsetes enclichados en “la creatividad”, en la “la supremacía blanca”, limitaciones ambas en lo ideológico cuyo efecto siempre será el impedirnos detectar a las personas altamente superdotadas. Un pensamiento lineal que nos impedirá apreciar la inteligencia innata y las dificultades y retos que la misma conlleva para el entorno que rodea a las personas superdotadas.

El cuestionamiento a la autoridad, el no parar nunca de aprender, la curiosidad insaciable que dirige ese “angst vital” y que siempre necesita de alimento, es consecuencia de un elevado cociente intelectual.

La elevada creatividad, pero entendida esta como proceso de razonamiento abstracto muy elaborado para la resolución de problemas, problemas, los más complejos, los de las cuestiones sociales que han afectado y afectan al mundo en el que vivimos y que son intrínsecos al ser humano, sabia estos, de la propia política entendida como ciencia social.

Es por ello que la relación CI, inteligencia y política se dan la mano, pero no siempre pueden hermanarse.

La creatividad, el insight, el angst y el flow del superdotado

Artículo realizado por “The Rydkvist Group” como parte de su manifiesto del superdotado. Publicación realizada en Estocolmo a 9 de julio de 2016.

Para poder entender la creatividad del superdotado es necesario conocer el sentido de los elementos que la conforman en estos individuos, ya que esta es producto del “insight”, del “angst” y de la intuición. Es necesario desglosar los pasos que conforman la creatividad del superdotado, para poder explicar el significado del propio acto creativo o “flow” en estos individuos.

El “insight”

La introspección o insight del superdotado, es un proceso de introspección o viaje al interior del propio individuo, que le provee de un sentido de perspectiva en capas o de niveles diferenciados de conciencia. El insight surge como forma de conocimiento circular y cíclico. De fuera hacia adentro, y de dentro hacia fuera. Es un momento atemporal.

El insight es una forma de catalizar, reflejar y razonar la información y los estímulos recogidos tanto del entorno, como aquellos obtenidos por la realización y efecto del propio proceso de introspección intelectual. Estos estímulos o introspecciones holográficas, pueden procesarse de manera intrínseca, o incluso llegar a tener manifestaciones extrísencas al propio individuo en formatos diversos, que canalizan y reproducen la creatividad, la cual es producto y resultado del propio proceso de insight. A mayor capacidad de insight, mayor capacidad creativa.

En muchas ocasiones se convierte el insight en un procedimiento en el que se desglosan las ideas y las emociones, para poder identificarlas, calificarlas, y sobre todo, procesarlas y combinarlas, de manera asociativa, y obtener composiciones heurísticas de pensamientos y rememoraciones senso-emocionales. El proceso de insight se convierte así en una holografía en la que se plasman ideas y vivencias, formando un núcleo compacto intelecto-emocional que inicia y da paso a la propia creatividad.

El insight es la fuerza previa a la propia creatividad y posee una función de engrase y despliegue de la misma.

A su vez es el insight una introyección en búsqueda de una visión y entendimiento de la realidad emocional y física, que a modo de síntesis de la capacidad de abstracción y gracias al uso de la misma, consigue así el superdotado avanzar en la capacidad de comprensión y de encaje de los elementos que conforman el mundo y el propio mecanismo de insigth.

El insight es un proceso de progreso evolutivo en la comprensión del mundo y de las emociones e ideas que lo conforman.

Es por ello, que se trate de una especie de conciencia universalizada del propio individuo, que le permite mirar hacia el interior de su propia conciencia a modo de “ojo que todo lo ve”, para así desglosar la misma en subconciencias especializadas en el mundo de lo observable y palpable, en el mundo de lo emocional y sensorial, y en el manejo y desplazamiento de lo cíclico de la realidad abstracta del propio individuo.

El insight es un “ojo cognitivo” que observa en todas direcciones, un autodescubrimiento”.

El superdotado se convierte así en parte indisoluble de la realidad metafísica y ontológica del propio cosmos, y a la que el individuo superdotado se conecta de manera elíptica y eterna a lo largo y ancho de su ciclo vital gracias a su elevada capacidad introspectiva o insight.

El “angst” o angustia del superdotado

La creatividad es el resultado y canalización de esa introspección o insight,  y además va de la mano de lo que se conoce como “el angst” o “la angustia” del superdotado.

La creatividad del superdotado es a su vez el resultado de este “angst”, es decir, de su pulsión vital e intensidad emocional. La creatividad en cierto modo, “busca y sorprende” al individuo superdotado, ya que su aparición es espontánea en base a una intensidad emocional que la dirige y perfila, y que necesita encontrar un canal por el que poder destilarse.

El insigth es la energía que da lugar al despliegue de la creatividad, pero “la creatividad se convierte en la manera por la que el propio individuo superdotado puede llegar a vomitar su angst o mundo emocional hacia el exterior”, el canal por el que poder dar salida a su “pus vital”, para darle así a la creatividad un formato en el mundo de lo físico o en el mundo de las ideas.

La creatividad es la expresión a modo de trazos, del mundo interior y emocional del superdotado, el cual, para poder procesar esta emocionabilidad, necesita alejarse del contacto social, de lo mundano, para poder crear en una especie de viaje cognitivo que lo aleja de la rutina y que lo desplaza de su zona de confort. En este procedimiento de destilación de las emociones, el individuo superdotado se aísla de las opiniones de los demás y solamente escucha la melodía de su propia fuerza y llama interior, desde un estímulo intrínseco, que le pide formato a modo de “exorcismo cognitivo-emocional”, para poder así comunicarse con sus emociones y conectarse con el mundo exterior.

La creatividad está íntimamente relacionada con la intuición, ya que en numerosas ocasiones la creatividad se convierte en un proceso que presagia o visiona pasos posteriores en la solución a un problema, o en el entendimiento y análisis de las situaciones.

La creatividad es la antesala a la realidad en la cual se desarrolla el acto creativo.

En el caso de los individuos superdotados, la creatividad es a su vez la expresión de esta intuición que les aporta y anticipa una comprensión holística de los conceptos, y que “expectora” el yo del superdotado.

La parte emocional es “impulso y química” de la propia creación y del propio proceso creativo, siendo la creatividad la reacción a estas emociones que se alimentan de múltiples focos interconectados, entre ellos el de la capacidad cognitiva, y que van aportando firmeza y guían hasta su complexión, la duración del propio momento creativo.

 ¿Qué es el “flow” del superdotado?

 “El mundo cobra nuevas formas en momentos emocionalmente turbulentos y se recrea una realidad diferente que hace abandonar toda esa vorágine emocional y entrar en un estado zen. Este estado de desdoblamiento de lo mundano y terrenal durante el acto creativo se denomina flow.”

El flow es un estado de pasión y absorción del individuo superdodato que se produce durante el instante o momento creativo. El flow es un estado vital en el que se produce el aprendizaje supremo del superdotado y durante el cual el individuo se desconecta de forma total con el medio externo, entrando en un estado de “semi-trance cognitivo”, en donde espacio y tiempo parecen difuminarse.

El flow es una sensación durante el acto creativo que hace de placebo latente y permite un estado de levitación de los sentidos, que de la mano de la cognición, participan y moldean el propio proceso de producción.

En este efecto de “éxtasis creativo”, llega el superdotado a perder toda noción del tiempo y a desplazar su conciencia en una contienda fuera del mismo, situándolo en una parada real del tiempo y aplanando éste de manera consciente por la embestida de la propia sensación del flow, en el que incluso desaparece la sensación de apetito, de cansancio o de sueño, y donde el individuo superdotado puede permanecer en este “estado de trance” durante prolongadas sesiones de numerosas horas, sin llegar a perder su elevado nivel de concentración.

Esta congelación del tiempo y de las necesidades corporales se puede prolongar de manera consciente hasta la finalización del periodo creativo.

El flow va de la mano de esta avidez por aprender y de la necesidad de expresar las emociones en diversos canales y de manera prolífica. El superdotado es un individuo prolífico, que está constantemente creando en distintos formatos sea cual sea el campo, tema o materia, y pueden serlo igualmente prolíficos hasta en lo relativo a la vida cotidiana y personal.

El flow sería a su vez sinónimo de un estado de insight máximo donde se alcanza “el esplendor cognitivo”. Es un atrape cognitivo y sensorial donde todo se sublima y se ve el interior de los sentidos. El flow es un verdadero orgasmo cognitivo para el individuo superdotado. De hecho, lo traslada a un mundo paralelo donde la creatividad cobra vida y las incógnitas se reorganizan ante sí, reconstruyendo nuevos contornos. Es una ralentización del tiempo por efecto de un mundo metamórfico que necesita ser expresado.

El “flow” del superdotado se trata de algo fisiológico tanto físico como mental, que desencadena múltiples formas, estímulos o necesidades personales con una conexión directa y multipolar. Es cognición pura manifestada por ese yo expectorante en una realidad paralela.

El flow se consigue cuando se “desconecta” el cerebro de la parte física del mundo, y pasamos a la parte “platónica” o mental. El flow desata una sensación de bienestar que acompaña al ser que la experimenta. Es una sensación de “conciencia entrópica que ordena las energías mentales”.

 El flow bloquea cualquier entrada exterior de sensaciones, de emociones, porque se ha centrado la energía en un plano diferente y paralelo.

Desaparece así la propia conciencia del YO, y el superdotado se despliega “fuera” de su cuerpo, aludiendo a una experiencia de “conciencia alterada” que dista de lo que experimentamos a diario en nuestra propia experiencia consciente.

The  Rydkvist Group  © 2016

IMG_4677

El potencial evocado P-300 en los superdotados

En Estocolmo a 31 de agosto de 2017

Hola a todos, a continuación os dejo un artículo de colaboración que he realizado para la revista de Mensa Mexico “El Mensajero” en su última edición de agosto. Mi artículo está en la página 12. 

El Mensajero es una revista muy interesante con ensayos y artículos de miembros y de personas superdotadas de manera desinteresada.
Espero os pueda interesar. Aquí os paso el texto al completo.

El potencial evocado P300 como origen de las sobreexcitabilidades de Dabrowski y de los rasgos de la personalidad en el individuo superdotado

-En el tiempo libre disfruto haciendo investigaciones y estudios de manera autodidacta que alivien mi perpetua e inagotable necesidad de saber, y que puedan aportar luz a la naturaleza y detección del individuo superdotado. En estas breves líneas pretendo acercaros a algunas pinceladas de una de mis teorizaciones que en esta ocasión me atrevo a compartir con los lectores de “El Mensajero”.

La teoría de la desintegración positiva de Dabrowski (TPD) es una teoría sobre el desarrollo de la personalidad que afirma que la “tensión psicológica y la ansiedad” son elementos absolutamente necesarios para el desarrollo del individuo y de su personalidad. Estos procesos que Dabrowski denomina “de desintegración” tienen un efecto positivo en el propio desarrollo. El avance en el estado de desintegración, es lo que da lugar a un mayor nivel de desarrollo personal. El potencial como elemento indispensable para que se produzca este desarrollo, debe de incluir sobreexcitabilidades, es decir, unas reacciones específicas a los estímulos por encima de la media.

La personalidad no es un rasgo universal y se conforma como resultado de la acción en el individuo de su propio proceso de desarrollo, producido éste por las reacciones emocionales como la sobreexcitabilidad, que son las que guían al individuo en la creación de su personalidad ideal.

Un potencial evocado (PE) es una fluctuación de los potenciales eléctricos del cerebro provocada por la ocurrencia de un suceso o presentación de un estímulo.

Un PE se puede definir como las desviaciones en la amplitud de las ondas eléctricas que tienen lugar en nuestro cerebro, partiendo de la premisa de que el funcionamiento de nuestro encéfalo se basa tanto en una comunicación eléctrica (PE) como química (neurotransmisores), cuando recibe la información que llega hasta él por medio de las vías sensoriales, motoras o cognitivas.

La onda P300 (EP300, P3) es un potencial evocado, que puede ser registrado mediante electroencefalografía, y que se utiliza para conocer la función cognitiva a través de su presencia, magnitud, topografía y duración de la misma en los individuos. La P300 nos da información de cómo se desarrollan los correlatos neuronales y está relacionada con el nivel de inteligencia.

En el caso de las personas con un cociente intelectual superior suelen tener una latencia más corta y una amplitud mayor que en las personas con un CI bajo. Se puede afirmar que existe cierta correlación entre CI y velocidad de transmisión de información.

Las personas con un CI más bajo, presentan unos tiempos de respuesta más altos, ya que necesitan de más tiempo para acceder a la interpretación que hace su cerebro de la información proveniente del exterior en forma de estímulo. Cuanto más aumenta la cantidad de información a procesar, más se incrementa el tiempo de reacción.

Los individuos con trastornos en el espectro autista presentan los tiempos de respuesta más altos de potenciales evocados (Potenciales evocados cognitivos en niños autistas, J.R. Valdizán, B. Abril-Villalba, M. Méndez-García, O. Sans-Capdevila, M.J. Pablo, P. Peralta, Y. Lasierra, M. Bernal-Lafuente )

La investigación científica en torno al superdotado, nos va dando cada vez más pistas que nos acercan a que los individuos superdotados presentan diferencias significativas biológicamente hablando. Es por ello, que ya en el año 1993 se realizó un estudio sobre el potencial evocado P300 en niños superdotados (Long latency event-related potentials (P300) in Gifted Children, by Martin F, Delpont E, Suisse G, Richelme C, Dolisi C.) donde se apreciaba una diferencia en la frecuencia más corta de respuesta P300 a los estímulos a través del sistema nervioso para su recepción cerebral. Es decir, los niños superdotados presentaban una reacción más rápida a los estímulos y por consiguiente una respuesta más corta para la toma de decisiones que los niños promedio, lo cual nos sugiere que puede existir una asociación entre la inteligencia, los componentes negativos y el tiempo de respuesta motriz.

Estudios posteriores nos indican de la existencia de una manera biológicamente diferente de respuesta a los estímulos en las personas superdotadas, con respuestas más cortas a la hora de interpretar las sensaciones o estímulos que perciben, y que además les aportan una mayor cantidad de información, y que a su vez procesan en un menor tiempo de respuesta.

Esto vendría a confirmar la TDP de Dabrowski donde el superdotado sería el individuo con el mayor nivel de reacción a los estímulos tanto emocionales, cognitivos, sensoriales o motores, llegando a alcanzar un nivel de desarrollo más elevado de la personalidad que se produce en base a la existencia de una mayor sobreexcitabilidad (según Dabrowski: emocional, sensorial, psicomotriz, intelectual e imaginativa) a los estímulos.

El individuo superdotado sería aquel que contaría con el mayor potencial biológico indispensable para que se produzca este desarrollo de desintegración positivo de la personalidad, presentando mayores estados de tensión psicológica y de ansiedad en su estado vital en base a una percepción aumentada a los estímulos que tiene su origen en una función biológicamente diferenciada de sus potenciales evocados.

La correlación menor tiempo de respuesta a los estímulos de la onda P300, mayor nivel de CI y la existencia de las sobreexcitabilidades de Dabrowski, nos crearía un perfil bastante veraz para la identificación del superdotado en base a una prueba de PE donde sólo es necesario colocar sobre el cuero cabelludo unos electrodos y realizar a continuación un electroencefalograma (EEG) mientras se presenta una serie de estímulos.

Una prueba en base a estos parámetros podría realizarse de manera no intrusiva en cualquier centro de salud y a menor coste que los actuales test psicométricos realizados por psicólogos especializados pudiendo presentarse como un añadido o incluso sustitutivo del actual sistema de detección que sigue presentando problemas por su elevado coste, y por los sesgos en su aplicación e interpretación de resultados.

potencial

Las mentiras sobre las personas superdotadas

Gracias por la entrada Jose Manuel, la comparto en mi blog para que pueda divulgarse su contenido. Un saludo

El filósofo cuántico

En esta entrada quiero clarificar acerca de algunos mitos y mentiras sobre las personas superdotadas. Intentaré ser claro, conciso y pedagógico:

MITO 1: Le gustan los dinosaurios. Falso. Es un tema bastante simple para que le apasione a alguien con una mente tan compleja. Quizás el conocimiento tan amplio sobre este tema recaiga en personas con autismo.

MITO 2: Se le da bien el cálculo matemático. Falso. El superdotado destaca en su razonamiento lógico y abstracto. En lo que destaca realmente es en la lógica matemática, en las partes de la matemática que menos tienen que ver con el cálculo (geometría, álgebra, …).

MITO 3: Tienen a veces doble excepcionalidad. Falso. Las personas con superdotación intelectual jamás serán autistas ni tendrán TDA/TDAH. Un superdotado tiene como característica muy primordial su alta empatía y un alto nivel de identificación de las emociones de los demás, aparte de un…

Ver la entrada original 373 palabras más

El climaterio, el sexismo y sus efectos en la sobreexcitabilidad emocional de la mujer superdotada

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 5 de julio de 2020

Este artículo presenta una introducción a una amplia variedad de experiencias biológicas, vitales y culturales, que afectan a las mujeres con alta superdotación intelectual una vez se adentran en el periodo de climaterio o perimenopausia.

El climaterio es un periodo de transición y etapa antes de la menopausia (también llamado perimenopausia) caracterizada por la aparición de signos y síntomas asociados a una disminución en la producción de estrógenos. Su fin se produce con la retirada del periodo o lo que normalmente se conoce como la menopausea (alrededor de los cincuenta años), que es realmente el final del climaterio.

La manifestación del climaterio se prolonga normalmente entre 4-5 años (incluso algunos años más) antes de la menopausia en sí, acompañado de una serie de manifestaciones físicas y emocionales relacionadas con cambios biológicos y sociales, y que puede comenzar una vez al poco de cumplir los cuarenta años como consecuencia del agotamientovárico, asociado a una disminución en la producción de estrógenos y que pierde con los años la capacidad para producir hormonas, folículos y ovocitos. Debe hacerse mayor hincapié en esta etapa de la mujer y de la mujer superdotada.

Al contrario de lo que se piensa, la mujer entra en lo que vulgarmente se malentiende como ”la menopausia” (es decir, la perimenopausia o climaterio) y sus síntomas asociados, una vez cumplidos los cuarenta años, y no en la cincuentena.

Dabrowski consideraba que la sobreexcitabilidad emocional es núcleo, y que las otras sobreexcitabilidades nacen del propio centro emocional del individuo superdotado.

No olvidemos que la sobreexcitabilidad emocional significa convivir con la experiencia de intensos niveles de emoción. Se manifiesta como una respuesta emocional intensa y fuerte a una forma de estímulo.

Las mujeres superdotadas se ven malinterpretadas por compañeros, familiares, colegas y profesionales a lo largo de sus vidas, y que no saben cómo responder y comprender su profundo sentido de la justicia social, su gran necesidad de sentido de las cosas, y las muestras de intensidad emocional y de reacciones fuertes ante estas situaciones. La mujer superdotada se ve en la disyuntiva de “que se dude de la propia inteligencia de la mujer con intensidad emocional”.

De ahí que intenten camuflar su inteligencia, al hacer que duden de su capacidad si muestran inconformismo o malestar notorio ante las injusticias y “sienten demasiado”.

Las mujeres inteligentes necesitan continuamente de crecimiento, crecimiento que viene de la mano de una transformación existencial e incluso en el mundo de las ideas en la edad adulta.

El climaterio en la mujer, puede durar casi una década y para minimizar los síntomas es necesaria la intervención temprana y el tratamiento hormonal de estrógenos a modo de parches o pastillas que compensen la pérdida de los mismos y sus efectos en el organismo.

La mujer superdotada llegado el climaterio, puede llegar a experimentar una profundidad existencial peligrosa a estímulos que anteriormente se gestionaban con “crisis” de duración más breve, que se catalizaban en mucho menor tiempo.

Una mujer superdotada podrá presentar necesidad de tratamiento hormonal de estrógenos perfectamente a partir de los 40 años y mantener este tratamiento durante años hasta después de la ausencia de la menstruación.

No olvidemos que la mujer superdotada presenta siempre de “sobreexcitabilidad emocional” y por ello, a partir de esa edad, podrá beneficiarse del tratamiento hormonal para compensar los efectos negativos que la falta de estrógenos produce en el control de su intensidad emocional, que se puede ver más pronunciada en lo negativo, rozando la supervivencia existencial, mental y física. Creo que aquellas mujeres superdotadas adultas que lean estas líneas entienden perfectamente a lo que me refiero.

Poco a poco, esa intensidad emocional que poseen las personas superdotadas, y en su defecto las mujeres superdotadas, se ha ido erosionando poco a poco, ampliándose a un “dolor emocional” ahora constante, de lo que antes era un “angst” más intermitente, puntual.

En esta etapa de la mujer superdotada, aparece una conciencia ampliada de las cosas, pero con una “descompensación emocional” porque la conciencia se sucede ahora de manera continuada “sin filtro alguno”. El día a día está lleno de estímulos que invocan a la sobreexcitabilidad emocional, siempre ha sido así, pero ahora la invocación es “infrenable”, hasta el punto de desbordarse y estar fuera de todos los cauces de intensidad anteriores, a los que estábamos acostumbrados a sobrellevar y a controlar.  Esta etapa supone un claro riesgo emocional para la mujer superdotada.

Si esto comienza a suceder se debe estar atento y reflexionar sobre el tiempo de duración y frecuencia de estos momentos de fuerte huella y dolor emocional, para ponerles el remedio adecuado y que no terminen por afectar a nuestra vida diaria y a nuestras ganas de vivir. “La vida duele más” ahora por culpa de la disminución de estrógenos. NO hay que vivir con dolor, hay que volver a ser la mujer que eras antes, recuperar tu identidad, tu intensidad equilibrada a ambos lados, la sobreexcitabilidad por ver las hojas moverse con el viento a modo de pixeles que eriza el vello de tus brazos vale los “mismos puntos” el compañero mediocre que decide criticarte porque no puede controlar lo rápido de tu desarrollo en la empresa que pone al descubierto sus miserias. Las emociones se equilibran, se limpian y transforman en nueva energía. Es un equilibrio, un ecosistema, a modo de las bombas para estanques y fuentes. Un circuito cerrado.

Pero no olvidemos que según estudios realizados sobre las mujeres superdotadas ancianas, destacaban en cualidades “como su positiva intensidad emocional,” junto con “su capacidad de adaptación a nuevas situaciones” y sobre todo de “autoregulación de la emoción” a las mismas por encima de la media de población en esa edad.

A pesar de lo anterior, no existen estudios de profundidad en el tiempo sobre los efectos del climaterio en la mujer superdotada y es por ello que deseo contribuir a este nuevo tema de investigación.

La cuasi década de duración del climaterio como transición antes de la menopausia, si no es tratada correctamente y de manera temprana en la mujer superdotada, debido a su intensidad sobreexcitabilidad emocional, puede llegar a tener efectos físicos y psicológicos nefactos.

Afectando de un modo serio a sus relaciones y vida psicológica, emocional y social. Conviviendo con un “desarreglo emocional exacerbado” por su elevada inteligencia y conciencia, que puede llegar a poner en juego el sentido de la vida misma y demasiado atención en esa sensación y sentimiento constante de soledad con el que llevan conviviendo desde niñas.  Las mujeres altamente superdotadas podrían ser una población de riesgo ante los efectos de la disminución de la producción de estrógenos en el organismo durante el climaterio.

La innata sobreexcitabilidad emocional que como núcleo, tendría a su vez efecto en el resto de sobreexcitabilidades (Dabrowski) .

Actualmente sigue sin existir divulgación y atención adecuada en los sistemas sanitarios adecuada sobre el climaterio de la mujer. Es mi deseo llamar la atención sobre la importancia de este tema en el caso concreto de las mujeres superdotadas.

Es importante hacer hincapié en el tema de los estereotipos y el sexismo que afectan fuertemente a las mujeres y en su defecto, a las mujeres superdotadas.

La doctrina de la naturaleza inferior de las mujeres está fuertemente integrada en la conciencia humana y queda reflejada en las leyes, la educación, la religión, la filosofía y la literatura del mundo. (Silverman, 1995). El sexismo es un estereotipo al que se enfrentan las mujeres superdotadas y tiene influencias internas y externas en los obstáculos y factores que deciden y a los que se enfrentan las mujeres superdotadas para poder realizar su potencial. (Noble, 1987). Noble, afirmaba “que el papel del sexismo en impedir el reconocimiento y manifestación de la superdotación en las mujeres es irrefutable”.

Existen estudios en Suecia con respecto a la prioridad en la respuesta sanitaria “al dolor del paciente” para valorar y corregir las diferencias observadas entre la atención médica a mujeres y a hombres. Desgraciadamente, se confirma la discriminación de las mujeres incluso por parte de las propias mujeres profesionales de la salud.

En el estudio, los plazos de espera, de detección y tratamiento del dolor en el sistema sanitario a los hombres, son siempre más cortos que el de las mujeres, tratándose incluso de la misma sintomatología y enfermedad como era el caso de enfermedades cardíacas.

Hay conclusiones que hacen hincapié a que esto se debe a lo intrínseco del sexismo de manera inconsciente en la sociedad, ya que la sanidad se ve afectada por las normas sociales.

A la mujer se le da un trato de “paciente secundario” con respecto al hombre. Aún existe el prejuicio de que la mujer ”exagera” su sufrimiento y dolor, padecen “histeria”. Prestándosele menos importancia a su salud y retrasando así la atención sanitaria adecuada de las mismas.

De todos modos apuntan que existe poco conocimiento de la medicina de género y que sigue existiendo la creencia de finales de los setenta de que los cuerpos de hombres y mujeres son iguales, incluso en lo físico. Hay que ser conscientes de que los cuerpos no son iguales, no tienen los mismos síntomas y no responden del mismo modo a los tratamientos.

La mujer que acude a un profesional ginecológico solicitando intervención hormonal durante el climaterio debe enfrentarse al sexismo.

En la mayoría de los casos se encontrará con el prejuicio de ”aún tienes el periodo” infravalorando el profesional la valoración y sufrimiento sobre los efectos que el climaterio esté produciendo en el día a día de la mujer.  Es ahí donde hay que tratar, y donde están los efectos más duraderos “de la menopausia”. Pero nos obligan “a insistir” para ser respetadas y escuchadas, viéndonos en la disyuntiva de tener que contestar de vuelta al profesional “que la menopausia es el final del climaterio”. Es solamente entonces, tras este pulso de y a las normas sociales, cuando el profesional comienza a escuchar a la mujer.

Aún nos vemos las mujeres en la responsabilidad de no descuidarnos en nuestro derecho a ser escuchadas y tratadas adecuadamente en el sistema sanitario, porque la combinación de la falta de divulgación, con las normas sociales patriarcales y el sexismo  y tabú existente en relación al periodo del climaterio, tiene como resultado a millones de mujeres del mundo a partir de los cuarenta deambulando entre las colas y consultas de los médicos de cabecera, de los psicólogos, con diagnósticos equívocos por el cuadro de sintomatologías tan amplio que causa la falta de estrógenos produce, como irritabilidad, taquicardias, dolores musculares, trastornos del sueño, y siendo en su lugar tratadas por ansiedad, depresión o fibromialgia. Las consecuencias económicas en los propios sistemas y humanas en las mujeres por la falta de perspectiva de género en el sistema sanitario, son cuestiones a evaluar y puntos a mejorar en el corto plazo.

A nadie se le ocurriría negarle a un diabético la necesidad que su organismo tiene de recibir insulina, pero a la mujer se le niega el acceso a recibir una atención sanitaria a su medida.

Espacios de machismos en las sociedades hay muchos, dejar a manos ”de la mera histeria” los efectos del climaterio en las mujeres por falta de divulgación y de interés, me parece un genocidio de los sistemas políticos y debería ser un objetivo sanitario de los movimientos feministas en todas las sociedades.

La falta de atención ginecológica durante el climaterio para compensar la pérdida de estrógenos puede producir efectos graves y estados psicológicos de riesgo en la mujer, y aún más en la mujer superdotada en base a su sobreexcitabilidad.

La sensibilidad orgánica de la mujer altamente superdotada ante la más mínima variación en la producción de estrógeno, no puede quedar ignorada y desatendida. Esto la deja en una posición nuevamente de desventaja en lo relativo a las diferencias de género con y para incluso el hombre superdotado.

Es hora de que nos escuchen.

Referencias

-Exploring the Lives of Gifted Women, Christine Ann Winterbrook, University of Denver, christine.giftededucation@gmail.com (2017)(https://digitalcommons.du.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1003&context=tls_doctoral)

-Kvinnor får lägra prioritet i vården-män norm inom medicinsk forskning, forskning.se, 15 februari 2016 (https://www.forskning.se/2016/02/15/ge-ratt-vard-kvinnors-och-mans-kroppar-reagerar-olika-pa-behandling/)

img_5615

El blog supera las 400,000 visitas! Mil gracias a todos!

Hoy es un día que me llena de amor y de ilusión al ver que mi pequeño esfuerzo y grano de arena en la lucha por divulgar información sobre los niños y los adultos superdotados tiene su recompensa. Ya hemos superado las 400,000 visitas!!! El blog está más vivo que nunca!!

Es por ello que deseo daros las gracias de corazón a todas las personas que leen el blog Mom to Gifted desde más de 120 países diferentes del mundo. 

Nunca me lo podía haber llegado a imaginar. Para alguien como yo esto significa un avance y un movimiento en la dirección adecuada, un aliento a no cesar en mi empeño y compromiso con esta causa, a seguir siendo resiliente. Estos últimos años han dado su fruto y han merecido la pena. Los superdotados merecen la pena.

Mil gracias a todos!!

La sensibilidad sensorial del niño y del adulto superdotado y su relación con el potencial evocado P-300

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 18 de diciembre de 2018

La teoría de la desintegración positiva de Dabrowski (TPD) es una teoría sobre el desarrollo de la personalidad que afirma que la “tensión psicológica y la ansiedad” son elementos absolutamente necesarios para el desarrollo del individuo y de su personalidad. Estos procesos que Dabrowski denomina “de desintegración” tienen un efecto positivo en el propio desarrollo. El avance en el estado de desintegración, es lo que da lugar a un mayor nivel de desarrollo personal. El potencial como elemento indispensable para que se produzca este desarrollo, debe de incluir sobreexcitabilidades, es decir, unas reacciones específicas a los estímulos por encima de la media.

Un potencial evocado (PE) es una fluctuación de los potenciales eléctricos del cerebro provocada por la ocurrencia de un suceso o presentación de un estímulo. Es necesario explicar que las sobreexcitabildiades sensoriales están relacionadas con el tema de los potenciales evocados, que para que se entienda de manera más sencilla tiene que ver con la percepción de los estímulos por el organismo. En el caso de los individuos superdotados los estudios sobre los potenciales evocados nos demuestran que son las personas superdotadas, las que presentan la percepción más elevada a los estímulos reaccionando de manera más rápida a los mismos.

El vídeo que vemos a continuación nos muestra un ejemplo claro de sobreexcitabilidad sensorial del niño superdotado. En el video vemos un niño superdotado de cuatro años que al ponerse los calcetines cada mañana antes de ir al colegio se los baja siempre hasta el tobillo, porque dice que le molesta la presión del elástico en la pantorrilla de la pierna, ya que comenta que le aprieta y que le hace daño.

Muchos niños superdotados suelen andar descalzos por casa porque no soportan llevar calcetines puestos y es lo primero que se quitan (muchas veces en el sofá del salón) cuando llegan a casa. En muchas ocasiones los niños superdotados se quejan porque no encuentran unos calcetines que sean cómodos, que no lleven costura que les escueza en los dedos de los pies o que sean de un material que no les pique o les moleste. Este es sólo un ejemplo que muchos padres observan de lo que se denomina sobreexcitabilidad sensorial en el niño superdotado, la misma se mantiene aún en el superdotado adulto.

Es normal que a los niños superdotados les moleste la presión de los elásticos de los calcetines, las costuras de los mismos, y que hasta lleguen a cortar la goma a propósito que rodea la pantorrilla para dejar de sentir esa presión en la que no pueden dejar de pensar todo el día.

 

Un potencial evocado (PE) entonces, se puede definir como las desviaciones en la amplitud de las ondas eléctricas que tienen lugar en nuestro cerebro, partiendo de la premisa de que el funcionamiento de nuestro encéfalo se basa tanto en una comunicación eléctrica (PE) como química (neurotransmisores), cuando recibe la información que llega hasta él por medio de las vías sensoriales, motoras o cognitivas.

La onda P300 (EP300, P3) es un potencial evocado, que puede ser registrado mediante electroencefalografía, y que se utiliza para conocer la función cognitiva a través de su presencia, magnitud, topografía y duración de la misma en los individuos.

La P300 nos da información de cómo se desarrollan los correlatos neuronales y está relacionada con el nivel de inteligencia. En el caso de las personas con un cociente intelectual superior suelen tener una latencia más corta y una amplitud mayor que en las personas con un CI bajo. Se puede afirmar que existe cierta correlación entre CI y velocidad de transmisión de información. Además, a estos niños suele molestarles mucho la ropa interior porque les pican determinados encajes o bordes de la ropa, o incluso se sienten nerviosos ante tener que llevar puesto todo el día materiales sintéticos en camisetas interiores de las que dicen que les pican y que el tejido cruje al rozarles la piel o les da calambre.

Estos niños no soportan las etiquetas de la ropa y suelen quejarse hasta que se les corten las mismas, o por ejemplo, no quieren usar cinturón porque se sienten incómodos al apretarles demasiado en la cintura, o pantalones de chándal que se anuden a la cintura porque sienten el cordón estrangulándole las caderas. A veces incluso de bebés, no soportan sentarse en el carrichoche sintiendo que llevan una sudadera con capucha, ya que les produce una sensación incómoda en la espalda y ves cómo se retuercen y se tiran constantemente de la capucha como si se la quisiesen arrancar.

Recuerdo como mis hijos de bebés, no soportaban el roce del lazo del babero alrededor del cuello, o cómo para relajarse, necesitaban tocarse el rostro con una etiqueta de un peluche o con uno de sus calcetines, o se metían el pico del edredón o de la sábana dentro de la oreja o de la naríz, porque esto les relajaba y les producía gran placer sensorial.

La investigación científica en torno al superdotado, nos va dando cada vez más pistas que nos acercan a que los individuos superdotados presentan diferencias significativas biológicamente hablando. Es por ello, que ya en el año 1993 se realizó un estudio sobre el potencial evocado P300 en niños superdotados (Long latency event-related potentials (P300) in Gifted Children, by Martin F, Delpont E, Suisse G, Richelme C, Dolisi C.) donde se apreciaba una diferencia en la frecuencia más corta de respuesta P300 a los estímulos a través del sistema nervioso para su recepción cerebral.

Es decir, los niños superdotados presentan una reacción más rápida a los estímulos y por consiguiente una respuesta más corta para la toma de decisiones que los niños promedio, lo cual nos sugiere que puede existir una asociación entre la inteligencia, y el tiempo de respuesta motriz.

Estudios posteriores nos indican de la existencia de una manera biológicamente diferente de respuesta a los estímulos en las personas superdotadas, con respuestas más cortas a la hora de interpretar las sensaciones o estímulos que perciben, y que además les aportan una mayor cantidad de información, y que a su vez procesan en un menor tiempo de respuesta.

La sobreexcitabilidad sensorial es algo que persigue al individuo superdotado a lo largo de toda su vida.

El adulto superdotado por ejemplo, puede que no soporte los puños de las camisas abotonados alrededor de la muñeca y que se remangue las mangas de camisas y jerseys en el trabajo, porque no pueden dejar de pensar en que les aprieta el puño de la manga, hasta el punto de que esta sensación les impide concentrarse.

Hay mujeres superdotadas que no soportan llevar pendientes porque no pueden dejar de pensar en lo mucho que “les pesan” en las orejas, un peso real desde lo sensorial y que les impide pensar en otra cosa que no sea en los pendientes “pesados” que llevan puestos. Las niñas superdotadas han podido tener molestias tediosas con los pendientes de pequeña y que les obligaban a llevar, ya que les llegaban a doler en la oreja al ponerse de lado en la almohada durmiendodurante toda la noche.

Otro ejemplo puede ser que los superdotados no puedan dejar de sentir picor y deseo de rascarse la espalda, si detectan el más mínimo contacto o existencia de un pelo entre la piel y la ropa, y que les obliga de urgencia a encerrarse en el aseo más cercano y desnudarse de arriba a abajo hasta dar con el maldito pelo que les estaba haciendo perder la cordura.

Los superdotados dedican muchos minutos al día a acomodarse la ropa, o ponerse bien los bordes de la ropa interior ya que no pueden dejar de pensar en otra cosa, hasta que no solucionen su “conflicto sensorial” con las prendas de vestir.

Algunos superdotados relajan sus niveles de ansiedad tocándose repetidamente el pelo con los dedos, y llegan a arrancárselos.

Esto vendría a confirmar la TDP de Dabrowski donde el superdotado sería el individuo con el mayor nivel de reacción a los estímulos tanto emocionales, cognitivos, sensoriales o motores, llegando a alcanzar un nivel de desarrollo más elevado de la personalidad que se produce en base a la existencia de una mayor sobreexcitabilidad (según Dabrowski: emocional, sensorial, psicomotriz, intelectual e imaginativa) a los estímulos.

El individuo superdotado sería aquel que contaría con el mayor potencial biológico indispensable para que se produzca este desarrollo de desintegración positivo de la personalidad, presentando mayores estados de tensión psicológica y de ansiedad en su estado vital en base a una percepción aumentada a los estímulos que tiene su origen en una función biológicamente diferenciada de sus potenciales evocados.

La correlación menor tiempo de respuesta a los estímulos de la onda P300, mayor nivel de CI y la existencia de las sobreexcitabilidades de Dabrowski, nos crearía un perfil bastante veraz para la identificación del superdotado en base a una prueba de PE donde sólo es necesario colocar sobre el cuero cabelludo unos electrodos y realizar a continuación un electroencefalograma (EEG) mientras se presenta una serie de estímulos.

Una prueba en base a estos parámetros podría realizarse de manera no intrusiva en cualquier centro de salud y a menor coste que los actuales test psicométricos realizados por psicólogos especializados.

025

La línea recta y abstracta de la verdad

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 13 de octubre de 2019.

Texto procedente del capítulo titulado “El Genio y el talentoso” del libro “Nine Chains to the Moon” de R. Buckminster Fuller (1938).

Entendiendo como correcto el postulado de la teoría de Einstein sobre la “Prime theory of motivation” que trata del miedo y el deseo o ansia, permitámosnos realizar una implicación más, y utilizar el miedo y el deseo como medidas en yardas a modo de tracero general de la historia del propio diseño creativo y sus últimos efectos en la economía y en los movimientos sociales.

Mientras que ni el miedo ni el deseo se experimentan en su estado puro ya que uno u otro debe ser el dominante en cada momento determinado. Una persona se puede encontrar en un instante concreto dominada al 90% por el deseo y anhelo y al 10% por el miedo, y al momento siguiente al contrario, y mañana al 50/50. Pero, sin embargo al haber finalizado la vida de esa persona, si se puede de la suma total, deducir que ha mostrado un 60% de deseo o anhelo y un 40% de miedo. Así que en términos de suma total de la personalidad, se podría afirmar que la de una persona se encontraría dominada por el tipo miedo con respecto a la del tipo del deseo, o ansia.  El genio y el talentoso son ambos miembros del grupo dominado por esa ansia, aunque manifiestan grandes diferencias en el nivel de rendimiento de sus características.

El GENIO, como se ha descubierto por la genética, se caracteriza por una combinación de células vivas altamente divergentes resultado de la mezcla orgánica de las cadenas biológicas de sus progenitores. Estas células se encajan en una imparable lucha magnetismo norte-sur por dominar la formación orgánica y que tiene como resultado la manifestación de una personalidad dual o la de una personalidad múltiple. Cada momento prevalente de la personalidad es el resultado de la suma de los tipos dominantes de toda la cadena hereditaria.

La personalidad dual o múltiple aporta por lo tanto, dos o más puntos de vista, como los dos ojos del telémetro, un instrumento que mecánicamente amplía la distancia entre los ojos de un individuo, a modo de los objetivos u ojos múltiples de la lente de una cámara Fairchild. Por eso que el genio tiene la propiedad de poder “fijar” hechos por el ángulo convergente y fijar dos o más “líneas”, no tan solo en tiempo y espacio ya pasado, si no también en tiempo y espacio futuro, partiendo desde la perspectiva central de visionado desde el yo en el presente. El resultado de ello, es que para el genio resulta posible primero analizar teológicamente ese “hecho” o fenómenos fijado o fijos, y a continuación objetivizarlos en una composición precisa de tiempo y energía. Las personalidades duales o múltiples del genio son la representación de la amplitud de miras, amplitud del punto de vista, superior al promedio y sofisticado, y que posee un exquisito sentido del momento oportuno, de la oportunidad.

Por el contrario, en el individuo talentoso, no existe esa lucha de polos opuestos en la parte de las células orgánicas, porque el talento nace de dos padres de características celulares similares. Este talento en los seres humanos es similar a un rasgo específico en el cual y por el cual, los criadores de caballos o de perros continuamente perfeccionan y crían, por ejemplo, “velocidad” en el caballo, o un tipo de cabeza determinada en el perro, que depende y necesita de progenitores tan absolutamente parecidos e idénticos como sea posible. Del producto o “el potro”, se puede decir que tiene talento para correr.

La palabra “talento” aplicada a los individuos proviene de “talentum”, el nombre de una moneda de valor variable, o medida griega del valor del dinero. Su aplicación a las personas se hizo con la intención de indicar, un sentido de valor, la de personas con especial medida, no la de personas de una capacidad general, con una capacidad promedio de logro.

En contraposición al genio, el talento no tiene los dos, o los varios puntos de vista del genio, ya que presentan una visualización “de un sólo carril”. La ausencia de la capacidad de medición en tiempo y espacio, limita la visión a la simple visión de lo mundano, “lo mundano” porque, como hemos afirmado en nuestra interpretación de la fórmula de Einstein, el mundo de “la conciencia” es de hecho energía radiantemente manifesta en los distintos niveles de velocidad retardada, nivel cada uno que se encuentra en una relación inseparable de tiempo y espacio. La concordia armoniosa e inherente en esta característica de la personalidad del individuo talentoso, de lo uninivel, entra en contradicción con la personalidad dual o múltiple del genio. (…)

La función del genio es la de permitir nuevos instrumentos y procesos repletos de significado para el progreso del ser humano, la función del talento es la popularización armoniosa de los resultados no útiles del genio. (…)

El genio, bajo esta premisa, es el originalmente responsable de todos los cambios objetivos en el crecimiento del mundo. El criterio de juicio selectivo en el tiempo, o de vida tangible, es una conciencia inarticulada y realmente presente de la perfección en sí. Pero como podríamos representar esta perfección, esta “verdad”, la cual es la “semilla madre de la propia genialidad”?. Cómo podríamos representar de manera gráfica la abstracción de la perfección en el genio?.

Para ello examinemos el postulado que nos afirma que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta. (…)

Así que el genio traza una línea relativamente recta. Al inspeccionarla cuidadosamente, detecta su error o curvaturas, y traza otra línea más recta que la anterior, y repite el proceso de nuevo y de nuevo, usando cada vez herramientas más precisas, y operando bajo una observación microscópica. Dado el hecho de que la línea se ha vuelto mucho más recta y delgada, los errores y ondulaciones siempre pueden ser detectables por un microscopio de mayor aumento cada vez, mientras aún los depósitos irregulares de grafito del lápiz siguen apareciendo en la línea dibujada.

En resúmen, la progresión en la mera “articulación de la verdad” por el genio es una progresión en busca de la efemeridad. “La perfección de la verdad” es sólo un ente abstracto. Se trata de líneas rectas abstractas.

El genio puede incluso “colorear” esta línea dividiéndola en intervalos armónicos, y puede hasta percibir el olor y las características de la propia textura tan sólo con la mera fricción, o incluso con la indirecta recepción de la radiación vibratoria de la misma.

Pero, el genio se plantea que, “este método de demostración puede no ser apetecible para todo el mundo”. Ya que la función del genio es la de hacer contacto sensorial con los “Murphys” (el resto de seres humanos), y por ello se ve en la obligación de tensar o aflojar la línea de la verdad requerida.  La línea ya sea tensa o aflojada sigue siendo la misma “verdad” representada, pero tan sólo es el genio, el único capaz de ser siempre consciente de “la línea recta abstracta”, y se entiende el único responsable de ponerla en mayor tensión o de aflojarla. (…)

geodesic

 

 

Qué es la saga del CI

Artículo realizado por Maria Rydkvist en Estocolmo a 7 de septiembre de 2019

El concepto “saga” se refiere a la historia de varias generaciones de una misma familia.

Una especie de “narración familiar” que se extiende en el tiempo a los miembros de una misma familia que comparten renombre social e importancia económica dentro de la pirámide poblacional.

Para que exista la saga familiar, debe de existir un elemento común que se transmita o comparta entre los miembros de una misma familia, y que esto suceda además, de generación en generación, es decir, que sobreviva al paso del tiempo.

Las sagas familiares son sinónimo de prestigio y poder social. Pero imaginemos qué sucedería si concibiésemos la superdotación como el elemento común denominador que identificase a una saga familiar y a sus miembros, como el elemento que les atribuye su linaje habitual y los convierte en saga.

Que ocurriría si realmente los individuos superdotados no se encontraran repartidos de manera aleatoria entre el 2% de la población, y que en contra de todo pronóstico las personas superdotadas fueran piezas sucesivas de una misma saga familiar, generación tras generación?

Por el absoluto carácter genético de la inteligencia y su alta heredabilidad en el adn de la generación siguiente, la superdotación no daría lugar a encontrarse repartida de manera proporcional entre el 2% la población, sino que su incidencia se vería sobrerrepresentada en ciertos grupos familiares pequeños o con vínculo familiar. Es decir, existirían sagas familiares con sobrerrepresentación entre sus miembros de personas superdotadas.

El postulado que nos indica que el 2% de las personas podrían ser superdotadas, no sería entonces una afirmación veraz. Ya que esta sobrerrepresentación en pequeños grupos familiares daría lugar a que el resto de las personas no tuviesen opción jamás ni ellos ni sus descendientes a ser candidatos a superdotados, o a poder pertenecer a una saga o racimo familiar de elevado CI genéticamente hablando.

Si existen seis personas superdotadas entre los miembros de una familia por ejemplo entre padres e hijos, ello daría como resultado el que no exista opción alguna a la existencia de otras personas superdotadas por cada 300 personas fuera de su familia, con las que se relacionen o interactúen a diario estas personas superdotas de esta saga familiar de superdotación.

Su clan familiar coparía ya el porcentaje estadístico y acapararía toda posibilidad de los otros 300 individuos, de poder formar parte de la población con sobredotación intelectual.

La superdotación sería entonces una cuestión de “clusters” o “bloques” a modo de “montón” o “racimo”, y las personas superdotadas aparecerían con mucha más frecuencia dentro de esos montones o racimos con ese linaje específico de CI que les da el carácter de saga.

Fuera de estos racimos, las posibilidades de que nazcan personas superdotadas se reducen a mínimos, o serían casi nulas.

Esta explicación daría respuesta incluso con más seriedad y complejidad a la pregunta de cuántas personas superdotadas hay? Y al por qué muchos de los superdotados no encuentran a nadie afín a lo largo de su vida.

No es políticamente correcto decir que sólo unas pocas familias son capaces de dar a luz a individuos superdotados mientras que el resto, la absolutamente mayoría jamás tendrá un hijo o pariente superdotado.

De hecho, la explicación del reparto de la superdotación intelectual entre la población, sería muy similar a lo que se conoce como el reparto de los recursos económicos o el acceso a la riqueza.

Se afirma que el 1% de los ricos del mundo acumula el 82% de la riqueza global.

No debería extrañarnos entonces los postulados que propongo, y es que de la misma manera, tan solo el 1% de la población mundial y sus familias acumularían entonces el 82% de probabilidad de la existencia de personas superdotadas dentro de su propia saga familiar.

Al igual que en el 99% de las ocasiones sólo se puede ser rico si se nace dentro de una saga históricamente acomodada que cuente con generaciones de patrimonio y poder económico adquirido, del mismo modo, en el 99% de las ocasiones sólo se puede ser superdotado si se nace dentro de una saga familiar con ese linaje de CI.

Del mismo modo, los individuos superdotados no podrían ser entonces exclusivamente los hijos de las familias acomodadas con acceso a buenos recursos económicos y educativos.

Esta es una imagen y concepto erróneo que además se ha extendido de manera mayoritaria, y que se ve reforzado en nuestros días a través incluso del abuso de la terminología altas capacidades, que viene a rellenar ese hueco y necesidad de las clases acomodadas de poder identificar a sus hijos como sinónimos de superdotados o de “inteligencia especial”.

Curiosamente, sucede al contrario, y es que se estigmatiza y ridiculiza como si fuese una falacia a aquellos progenitores o adultos superdotados que afirman que varios de sus hijos también lo son.

Lo cierto es que la norma general sería esta y la excepción, la de que de dos adultos no superdotados, nazca un hijo superdotado.

Esta última situación sería la menos probable y debería de ser la que diese lugar a más cuestionamiento, y no al revés.

La experiencia me dice que se persigue y ridiculiza al adulto superdotado que afirma tener varios descendientes superdotados, mientras que se otorga más veracidad incluso si sólo se trata de un hijo o uno de los hijos provenientes de padres de los cuales ninguno es superdotado.

Desde la ignorancia y el desconocimiento se piensa que lo imposible es que una familia acapare una cuota sobrepasada de superdotados entre sus familiares, cuando lo inusual sería lo contrario, ya que son las sagas con “linaje de CI” las que deberían de cuestionarse si los “impostores” son el resto.

Las clases medias y acomodadas no podrían entonces ser el hogar representativo del mayor número de hijos superdotados, justamente tal y como parece haberse extendido hoy en día, ya que tal y como he razonado esta afirmación estaría vacía de contenido real.

No sería nada descabellado bajo esta conjetura de “las sagas del CI”, afirmar que el 98% de la población no puede, ni podrá jamás optar a contar entre su saga familiar con personas o familiares superdotados.

El formulado más acorde con la fenomenología de la superdotación, teniendo en cuenta el elevado porcentaje de heredabilidad por consanguinidad de la misma y de la inteligencia, es que las personas superdotadas tienen un porcentaje real elevadísimo de tener hijos y familiares superdotados y mucho más que el resto de personas, las cuales por propia descalificación, no optarían si quiera jamás a la opción de que entre sus familiares nazca un individuo superdotado.

Es decir, que de manera totalmente independiente a la clase social que se pertenezca habrá familias que no puedan optar porcentualmente hablando a tener miembros superdotados en su saga familiar, generación tras generación, o formulado de otro modo, la superdotación tiene una comorbilidad de casi el 100% pero sólo y exclusivamente para un 2% de la población mundial, independientemente de su estatus social, tal y como también sucede con el control de los recursos y el acceso a la riqueza.

Se dejaría con este recuento sin opción alguna a la entrada a este “linaje del CI” a casi el 98% de la población mundial.

La ola de hijos superdotados que vemos hoy en día entre padres de clases medias y acomodadas, sólo puede explicarse bajo una concepción falsa sobre lo que es la superdotación y ser superdotado, junto con una mezcla de espejismo y la búsqueda de falsas esperanzas.

Estamos ante una burbuja irreal en torno a la superdotación que es consecuencia de haber creado un espacio falsificado del que muchísima gente está enriqueciéndose cada día. El mercado de la superdotación está saturado de prestidigitadores de todo tipo y de vendedores de humo y que de manera muy sútil han sabido vendernos que cualquiera puede ser superdotado o tener hijos superdotados.

A tener en cuenta que las sagas de superdotados de clases modestas se repartirían de igual modo la entrada y acceso a ese 100% de comorbilidad de la superdotación, si en su racimo familiar cuentan con ese gen de la inteligencia. Se puede ser pobre y superdotado generación tras generación.

El “Linaje del CI” a diferencia del linaje económico o del logro, es caprichoso y actúa de manera independiente, transmitiéndose de padres a hijos o entre parientes de una misma saga familiar de generación en generación.

Es por ello que no debemos dejarnos convencer con eso de que el CI parece ser cosa de ricos, o de hijos de academicistas, o de miembros de sagas acomodadas, porque “el pedigrí” viene de serie en el “racimo de la vid familiar en la que se nace”, y esta condición ni es intercambiable, ni es permutable, pero sí que es excluyente con y para los demás que no sean miembros de este tipo de sagas familiares de la superdotación.

Que cuántos superdotados hay? Pues pocos, muy pocos, como el número de superricos. Aunque podría afirmar que convertirse en superdotado es incluso aún más imposible que convertirse en superrico ya que siempre nos puede tocar el gordo de la lotería…o que sé yo!…pero la superdotación nos elige a nosotros y no al revés, y por cada persona que la misma elige, lo hace a costa de excluir de toda posibilidad a ello y además en el paso del tiempo, a las otras 99 familias restantes.

El arte de ser “seres indeseables”: el superdotado en el grupo social

Vuelvo a compartir este artículo que considero de total actualidad y que realicé en junio de 2016. Espero lo disfruten. (Maria Rydkvist)

“Cuando en el mundo aparece un verdadero genio puede reconocérsele por este signo: todos los necios se conjuran contra él” Jonathan Swift

Introducción:

Un individuo superdotado se vuelve “un indeseable”, cuando se convierte en una amenaza a la baja autoestima de los demás, o cuando es percibido como una amenaza a la autoridad social o del grupo.

Cuanto mayor es el prestigio que pueda ser perdido, más severa se vuelve la batalla para mantener la dominancia y la autoridad. Ante este tipo de situaciones el individuo altamente superdotado será negado, rechazado, humillado, burlado y juzgado por el grupo social, independientemente de que sus afirmaciones sean ciertas, porque lo único que interesa es mantener la hegemonía en el grupo y la dominancia del mismo, por parte de aquellos individuos, o grupo de individuos, que poseen el liderazgo en el mismo.

Todos aquellos que se salen del molde común, que dan muestras de originalidad, que crean en contra del gusto o de las costumbres de la mayoría, son considerados “seres anormales”. Los individuos superdotados que pretenden cambios en el grupo social, se encuentran perseguidos, y se convierten en indeseables por razones socio-biológicas, incluso bajo los sistemas y las normas democráticas. Los superdotados sino casi siempre, si muy a menudo, y debido su propia naturaleza, son individuos “políticamente incorrectos”.

La mayoría de los estudios sobre superdotación y talento, se centran en las función social del superdotado en el grupo, viendo a este, “como un individuo que les proveerá con un mantenimiento de la estructura existente, y que hasta les será de entretenimiento por y para el grupo”, pero no se les define como “individuos que producen la importante función del cambio social”.

Los superdotados son justos, empáticos y concienciados socialmente, pero precisamente por esta causa y motivo, suelen rebelarse, y a menudo cuestionan las normas y la autoridad. Son muy críticos, perfeccionistas, independientes y no conformistas, son inquisitivos, y tienden a realizar preguntas que dejan en evidencia (Silverman, 1993; Sternberg & Tardiff, 1988; Webb, 1993).

La investigación y estudios sobre superdotación y talento no han apuntado aún al tema de la función social de la superdotación. Tendemos a dar por hecho, que la superdotación siempre será bienvenida en todos los niveles sociales, y que el superdotado de manera automática comenzará a contribuir para la sociedad (cf. Teo., & Quah, 1999). Sin embargo, donde los individuos superdotados planteen una amenaza percibida para las estructuras de poder y la autoridad, en el nivel social y el contexto del que se trate, serán más que seguro considerados como “seres indeseables”.(cf. Quinn, 2004). Tengamos en cuenta, que el ser percibido como una amenaza, no es lo mismo que ser intencionadamente una.

Es fundamental el estudiar la superdotación desde esta perspectiva “la de que somos conscientes de los patrones primitivos de acción y reacción que determinan nuestra propia conducta, y no pretender hacer como si estos no existieran. Es precisamente en esta área de la conducta social, en la que tenemos menor libertad de movimiento de la que normalmente deseamos reconocer y admitir”(Eibl-Eibesfeldt, 1989, p. 3).

Es de especial interés el explicar la respuesta social a la superdotación, es decir, la de dominar y el dominio de la conducta a través de la agresión, y especialmente la defensa y conquista del territorio, la de una defensa del territorio de dominancia entre grupos bien organizados, y sobre las normas disciplinarias empleadas para reforzar las normas de un grupo (Wilson, 2004). La agresión puede poseer muchísimas más facetas y matices de las que pensamos. Es más, se trata de un funcionamiento de gran componente biológico (Kemp, 1990; McBride-Dabbs & Goodwin-Dabbs, 2000). Por esta causa, y llegado el momento, defendemos también nuestros “territorios intelectuales”, si nuestra posición de influencia y de autoridad, depende completamente de ello.

Si por ejemplo, has construido toda una carrera en base a unas teorías y conocimiento que han sido bien aceptadas y son parte del propio conocimiento formal en un campo determinado, si de repente, aparece un individuo superdotado o investigador que desaprueba y cuestiona tu trabajo, el cual has hecho con argumentaciones válidas, y viene y presenta una “mayor evidencia empírica” para apoyar las declaraciones que presenta, ¿Qué haces? ¿Cedes y abrazas las nuevas ideas porque estás completamente convencido de que son correctas? ¿Dejas el trabajo de toda una vida detrás, partiendo desde esta nueva plataforma de teoría y conocimiento? ¿O haces todo lo posible e imposible, para “renegar de estos nuevos descubrimientos” y buscas todas y cada una de las maneras para defenderte, y para mantener así tu actual puesto de influencia?

La verdad y el conocimiento son al final lo de menos, la “dominancia”, es lo que es verdaderamente importante.

La resistencia de muchos expertos de cambiar su mentalidad de lo pasado a lo nuevo, incluso intentando convencer de una evidencia que es hasta contraria a sus convicciones personales, es algo bien conocido (Segerstråle, 2000). Esto ha sido denominado por Greenwald (1980) como “conservadurismo cognitivo”, y es un conocido mecanismo de defensa que nos define. “Algunos son aún más reticentes a aceptar el cambio que otros. (Johnson, et al., 1988). Si esta tendencia se mantiene, estamos en que los adversarios del superdotado que están “haciendo su camino en el mundo”, pueden ser otros superdotados, presumiblemente con un menor nivel de sobredotación intelectual, los cuales han adquirido “un cierto nivel de importancia”.

 Expuesto a ciertas condiciones, actuaciones y decisiones, el individuo superdotado posee una excelente capacidad para entender cuáles serán las consecuencias que devendrán de las mismas. Sin embargo, ser la voz en un grupo de otros individuos que están menos equipados para poder adivinar y deducir los resultados y los problemas, ¿pues, quién en el grupo va a querer escuchar y admitir la única y diferente voz en modo de conclusión y opinión? Si este individuo, es además contrario al propio liderazgo, la humillación y la persecución le van a perseguir de un modo u otro. Lo más interesante, es que ni si quiera interesa que el individuo superdotado lleve o no la razón, ya que él o ella, se convierten en una amenaza a la credibilidad de la autoridad, que hay que eliminar.

Las amenazas percibidas, se manejan tanto por los humanos como por otros animales, de cuatro maneras: 1) Supremacía, 2) Sumisión, 3) Huída o 4) Ataque y eliminación (cf. Barnard, 2004; Grossman, 1995).

Nuestra primera elección no es generalmente eliminar la amenaza que nos pueda suponer otro individuo. Se comienza con intentar asustarlo, intentando demostrar nuestra superioridad de diversas maneras. (Supremacía).

Si esto no tiene éxito, y estamos convencidos de la “gran fuerza” del oponente, podemos elegir escapar, o abandonar, simplemente con el fin de buscar seguridad en otra parte.

Sin embargo, es posible “recurrir a la formación de alianzas” en su lugar. Es mejor ser amigo y aliado a la superioridad que se percibe, que ser su enemigo (Sumisión). Como último recurso, “atacamos y eliminamos”, con el único propósito de deshacernos de una vez por todas de la amenaza. Ni que decir tiene, que esto se ha hecho de muchas maneras en todas las culturas y en todas las sociedades, y a todos los niveles, a lo largo y ancho de la historia. El ansia de poder e influencia es igual de predecible y posee la misma fuerza, en cualquier lugar, en cualquier grupo, y a todos los niveles de la sociedad. Ya que se trata de hecho, de una característica intrínsicamente humana.

Conclusión:

En una línea socio-biológica, “la permisividad al superdotado” no se produce si este es percibido como una amenaza potencial.

El altamente superdotado con la habilidad para producir cambio a cualquier nivel de la sociedad, destaca sobre las otras funciones “sociales” de la conducta esperada del superdotado como son la de realzar logros para el bien de la sociedad, o de entretener a la misma (deporte, música..etc).

La verdad es que este tipo de altamente superdotado que pretende el cambio en el grupo social, será estigmatizado, marginalizado y perseguido. Sobre todo, cuando por su conocimiento y entendimiento, exponen públicamente las debilidades e incompetencias de estos sistemas sociales o del grupo, por lo que inmediatamente se convierten en una amenaza a la dominación de ciertos individuos o grupos de individuos, sobre todo, “si se trata de individuos que tienen intereses personales, en que el sistema existente se mantenga invariable”.

 A través de la historia estos individuos superdotados se convierten en mártires. Se trata principalmente de individuos a los cuales el grupo victimiza de distintas formas, ya se trate de grupos grandes o de más pequeños. A pesar de las intenciones altruistas del superdotado, los individuos dominantes entienden que su potencial y capacidad pueden producir un cambio social, el cual es una amenaza a su propia dominación.

Los individuos superdotados que pretenden cambios en la sociedad son los que despiertan la mayor resistencia. Nelson Mandela (1991) era un indeseable para el liderazgo político africano bajo el mandato del Apartheid.

Como Winner (1996) nos afrimaba, los superdotados toman riesgos con gran deseo de alterar la inercia de las cosas. La mayoría de ellos posee este deseo de poner las cosas en su lugar “el cambiar el status quo y alterar el curso de lo establecido”. “Los creadores no aceptan el punto de vista prevaleciente. Se oponen al mismo y muestran su descontento” (p. 276)

Referencias:

Paper presented at the 18th World Conference on Gifted and Talented Children , 3-9 August 2009, Vancouver, British Colombia, Canada, by Roland S. Persson, 2009

https://www.diva-portal.org/smash/get/diva2:228946/FULLTEXT01.pdf

An Interview with Roland S. Persson: The Talent of Being Inconvenient, Author Michael F. Shaughnessy Citation First Published in The SENG Update Newsletter, June 2010

http://sengifted.org/archives/articles/an-interview-with-roland-s-persson-the-talent-of-being-inconvenient